sábado, 20 de febrero de 2010

difundiendo la palabra #2

Y entonces Dios se volvio hacia la Nada
y con un gesto de su entrecejo pensó
que ya estaba bien de tanto aburrimiento
y dijo para sí: vamos a crear el mundo.
Y así fue que en girándose hacia el vacío
y alzando las manos cual prestidigitador dijo:
-¡Hágase...!
Pero acaeció que fue interrumpido por
un destello de luz flagrante a su derecha.
Sintióse extrañado Dios pues,
siendo Él el Único y Verdadero y, más,
siendo el Creador de la Creación,
era cuanto menos curioso que algo le
pillara por Sorpresa. Máxime cuando
aún ni siquiera había creado la sorpresa.
Y la luz se convirtió en un rectángulo
flotante que emitía una extraña sensación
de pesadez y a la vez ingravidez.
Y fue que entonces, una voz,
que no era La Voz ni Dios reconocía de nada,
habló desde el rectángulo diciendo:
-Bienvenido a Allcreator 2.0.
 A lo que Dios, claramente fuera, de juego,
no tuvo por más que pestañear.
El rectángulo permanecía impasible y
Dios comenzaba a impacientarse,
pero descubrió que sobre la
misteriosa ventana parlante había escritas
dos únicas palabras. Lo meditó unos
instantes y finalmente, pronunciándola
en voz alta, eligió una de las dos.
-Aceptar- dijo.
La ventana tililó y comenzó a hablar de nuevo:
-El asistente InstallShield le guiará
a través del proceso de Creación del Universo.
Espere mientras se descargan los
siguientes componentes.
Y Dios Todopoderoso inventó en ese
preciso instante la cara de póker y
algo dubitativo comenzó a leer
un críptico texto que corría de modo
vertiginoso por el rectángulo de luz
al tiempo que una barra de color verde
iba creciendo.
Las incomprensibles palabras corrían
ante sus ojos mientras Él trataba de
entenderlas:
...estructuras mórficas..entorno Java Script....
Dios cambió entonces el peso de
uno de Sus pies al otro con algo de
Divina Impaciencia.
Y la pantalla volvió a tililar y se dirigió
de nuevo con su átona voz de lata
al Usuario:
-Se ha detectado una nueva versión
de DirectX. ¿Desea instalarla ahora?
Dios dudó de nuevo, pero pensó:
-Ya puestos.
Y dijo:
-Sí.
Y contempló como una nueva barra
se cargaba en el rectángulo
al tiempo que aún más incomprensibles
palabras se movían velozmente
de izquierda a derecha.
-¿En serio todo esto es necesario?
Yo sólo...
-A continuación- dijo la voz del
rectángulo- se procederá a instalar la
Creación del Univerrso en su equipo.
Elija la ubicación deseada.
Dios se inclinó un poco sobre la
pantalla luminosa para mejor leer
las supuestas opciones.
-¿Qué demonios es C:?
-Instalando en C:/Documents and Settings/Dios/Eidos Interactive/Dios/Creación
-Eh, que no me había decidido aún-
se quejó Dios viendo como una nueva barra,
bastante más lenta que las anteriores
comenzaba a expandirse en la pantalla.
Y fue que pasaron horas y horas
mientras se cargaba la barra que,
para más disgusto para Dios,
iba acompañada de un númerito
seguido de un % que, lo mismo pasaba
muy rápido del 15% al 22% que se
se quedaba media hora en el 23%.
Dios pensó que igual podía volver
a empezar, que a lo mejor había sido
todo una mala idea y que
igual con un poco de barro se podía
apañar. Pero cada vez que estaba a punto
de abandonar, la barra de porcentaje crecía
de manera visible, devolviéndole
la esperanza de acabar algún día.
Y así fue que Dios estuvo seis días y medio,
entre que lo cancelaba y lo dejaba seguir,
hasta que la barra llegó al fin al 99%,
momento en que la voz del rectángulo
volvió a hablar:
-Tiene poco espacio en el disco duro.
-¿Qué?
-El sistema no puede instalar todos
los componentes. ¿Desea liberar espacio
ahora?
Dios se mesó el triangulito con el ojo dentro
que flotaba sobre su cabeza,
bastante airado y finalmente, de mala gana,
dijo que sí, que deseaba.
Y la pantalla volvió a cambiar y a hablar:
-Seleccione los elementos que desea eliminar.
Dios leyó los elementos mencionados:
-Buscaminas... McAfee...
-No sé... ¡Borrar todo!
La pantalla asumió la orden y
en menos de un minuto había acabado
de borrar todo. La barra de
porcentaje al 99% volvió a aparecer
para desaparecer al instante
con un mensaje en mayúsculas
que ocupaba casi todo el centro
del rectángulo. Esta vez, el mensaje
fue acompañado de un ruido
bastante desagradable y la voz de
la pantalla habló:
-FALLO EN EL MÓDULO KERNEL.
Dios abrió mucho los ojos,
visiblemente enfadado,
y comenzó a dar golpes a la pantalla
para hacerla funcionar.
Al enésimo golpe la pantalla cambió de nuevo
y, acompañada de otro pitido
desagradable, dijo:
-Algunos componentes de AllCreator
no son compatibles con su
sistema operativo, por lo que no
se instalarán. ¿Desea continuar de todos modos?
Esta vez Dios no se lo pensó. Le
empezaba a dar todo igual así que dijo:
-Sí. Venga. ¡Lo que sea!
Y una barra, tan conocidas ya por
el Creador en los últimos 7 días,
comenzó a avanzar en la pantalla
al tiempo que se informaba
de los elementos que se quedaban fuera
de la instalación:
...armonía... igualdad... fraternidad... paz universal...
paridad... libertad... honradez...
Dios observaba como se perdían
en el Limbo de la pantalla todas
esas grandes ideas y algo entristecido
se encendió un cigarro que acababa de crear.
Finalmente volvió a aparecer la barra
de porcentaje y pasó, al fin,
de 99 a 100.
-Proceso de instalación completado. ¿Desea
instalar Gamespy Toolbar ahora?
Dios, que ya no tenía paciencia, dijo que no,
y la pantalla parpdeó unos instantes.
-Para que el proceso de instalación
sea del todo favorable le recomendamos
que reinicie el equipo ahora. ¿Desea
reiniciar ahora?
El Creador, que ya no aguantaba más
y lo de reiniciar le sonaba a estar otros
siete días esperando a que unos numeritos
cambiaran delante de sus ojos, optó por
la tercera de las opciones que se le rpesentaban
ante Él:
-Reiniciaré más tarde.
-¿Desea registrar su producto ahora?
-¡NO! ¡No quiero registrarlo!
-¿Desea que Allcreator le coloque un
icono rápido de acceso en el escritorio?
-¿Qué? ¡Noo!¡¿No deseo nadas más!
La pantalla volvió a tililar
-Instalación completada. Gracias por usar
Allcreator.
-Que sí, que sí. A ver si ha merecido la
pena tanta espera...
Y Dios ejecutó entonces La Creación
y se desplegó ante Él todo lo que
existe y se recreó mirándolo todo
con fatiga y regocijo.
Y justo cuando estaba a punto de
crear a alguien a su imagen y semejanza
(poco más o menos) ocurrió
que otro sonido horrible le sacó
de su embelesamiento. Y una voz
horrenda y metálica grito a los cuatro vientos:
-ES POSIBLE QUE ESTÉ SIENDO
VICTIMA DE UNA FALSIFICACIÓN
DE SOFTWARE.
Y Dios, que ya no tenía el cimborrio
para fiestas se volvió airado e hizo
desaparecer la nueva pantalla con tan sólo un pensamiento.
Y comenzó a caminar por el Edén
tranquilamente hasta que le apareció otra
ventana delante de sus narices en la que
se podía leer:
-¿Desea enviar informe de errores?
Enviar. No enviar.
Y Dios entonces, alzando su mano derecha
y mostrando al cielo el dedo corazón
en un signo muy conocido, dijo:
-Que os den por el culo.
A lo que el Universo contestó, mediante otra pantalla emergente:
-Servidor no encontrado. Que le den a usted, Usuario.

De Génesis II, vers. 01 al 79,8

3 comentarios:

Virginia dijo...

Así sí que mola el Génesis xDDDD

Este es el mejor de todos, marido mío.

Pero no creo que te lo vayan a publicar en El Cautivo. No se yo....

TQ.TSI(OM).SSA!

La oscuridad que hay en mi dijo...

Fíjate que yo siempre he sospechado que el motivo de que las cosas vayan mal son tema de "drivers"... al menos ahora se porque se cuelga todo cuando menos te lo esperas.
un saludo creaccionista

Dr. Elektro dijo...

Me he partido el ojal. Eres un crack!!!