jueves, 4 de febrero de 2010

comas suspensivas #1

Microrrelato. De repente se vio a sí mismo desde el techo. Aquello debía ser un viaje astral. A la vez, y por causas ajenas a su propio intelecto, se vio desde la cama al techo, contemplando su cuerpo astral. Observó cariacontecido que el cuerpo que flotaba a escasos decímetros de su cuerpo físico llevaba una maleta en una mano, un boomerang en la otra y un sombrero vaquero de piel de cocodrilo. Entonces lo entendió todo, aquéllo no era un viaje astral. Era un viaje austral.

4 comentarios:

Virginia dijo...

Te escribo desde el Netbook!!! Qué guay!!
Al relato le falta la parte del culo... ya sabes...

Te veo en un rato, mi vida!! Amoteeee!!!!

Vórtice Marxista dijo...

:)
Un Comentario!!!!
y de mi Amooor!!

¡Yujuuuu!

ya estaba pensando... joder, pues síq ue funciona rápido el nuevo grupo que he creado en Feisbu.

Te quiero!

La oscuridad que hay en mi dijo...

De momento ya tienes otro comentario y seguidor, yo soy mas de blogs que del facebook, para que veas que sirve de algo quejarse por el facebook jajaja, un saludo.

Vórtice Marxista dijo...

Ondiá!

¿y si creamos un grupo que se llame yo también ingreso mil euros en las cuentas de los creadores y administradores de grupos de facebook si me lo piden por favor??

qué arte.

o hacemos una academia de superheroes??