lunes, 3 de enero de 2011

LA ISLA 2.0 - 1X01 - "Aeropuertos" (completo)

Esta es una entrada de un juego, la experiencia La Isla 2.0. Es una especie de simbionte entre aquéllos míticos libros de "elige tu propia aventura", un juego de rol y una comunidad online completamente interactiva. Sólo de tus decisiones dependerá el curso de la historia. Se recomienda encarecidamente echarle un vistazo a las reglas del juego en este enlace permanente. Y recordad: todos los enigmas que se planteen en esta experiencia tienen una solución. No hay pregunta sin respuesta aunque, como ya hemos dicho, dependerá de ti, y sólo de ti, que las cosas lleguen a buen puerto.



DÍA 1.


Es temprano. Muy temprano. 

Pero ya conocéis la política de los aeropuertos: hay que estar al menos dos horas antes para hacer el checking y que los amables trabajadores puedan volverte loco con el peso de tu equipaje, las cosas prohibidas que guardas en tu neceser (ya sabes, esas cosas malignas: espuma de afeitar, desodorantes, perfumes y cosas así) y los elementos que debes facturar por las leyes vigentes por tu propia seguridad. En cambio nadie va a quitaros vuestro mechero. 

El café del aeropuerto no está tan mal. Sobre todo si tenemos en cuenta que ha sido una noche en blanco y que os quedan por delante muchas horas de vuelo. El primer avión está a punto de despegar del aeropuerto de Málaga y tiene previsto llegar a Francia, al Charles de Gaulle, aproximadamente a las 13:30. Allí tomaréis otro, a las 14:30 que os llevará a Papeete, en la Polinesia francesa en el nada desdeñable tiempo de 10 horas, esto es: llegaréis a Papeete a las 00:30 del día 04 de enero, aproximadamente. Allí sólo tendréis que esperar media hora. A la 01:00 en punto, siempre contando con que no haya retrasos de última hora, partiréis hacia Motu-Mute, Bora Bora. Una horita de viaje y estaréis oficialmente de vacaciones. 

Tras casi desnudaros en los controles de metales, facturar y demás cosas propias del arte de volar, estáis embarcando, con quince minutos de retraso, en vuestro primer avión. Es un vuelo de Air France y no, no es un vuelo low cost. Sois acomodados en vuestros correspondientes asientos y tras unas explicaciones de seguridad en varios idiomas el avión hace el ruido característico que anuncia el despegue.
El icono de “cinturones abrochados” está titilando sobre vuestras cabezas. 

Comienza el viaje.

EDITADO (04/01/11)

El primer vuelo transcurre sin incidentes hasta Charles de Gaulle, donde tomáis el nuevo avión que os llevará a la polinesia francesa. Pero cuando este está a una hora más o menos de llegar a su destino, un zumbido ensordecedor y una fulgurante luz blanca que invade todo el avión os deja inconscientes. 


Día 2

Y al unísono todos despertáis. Os sentís profundamente relajados. Claro que esta relajación no va a durar mucho rato puesto que, una milésima de segundo después de abrir los ojos, descubrís que, si bien seguís en vuestros asientos del avión y la luz cegadora ha desaparecido, parece que todo el vehículo vibra y traquetea como si estuviera a punto de desarmarse en mil piezas. 

Las mascarillas de oxigeno siguen colgando estúpidamente delante de vosotros, bamboleándose en el aire. Una sensación de vértigo os invade, como si cayerais en caída libre en una de esas atracciones de feria.
De pronto, vuelven los gritos. Ahora casi todo el pasaje ha sucumbido al pánico. Y no hay ni rastro de las azafatas. 

Echando un ojo hacia delante, los pasajeros que vuelan en primera clase descubren horrorizados que la puerta de la cabina de los pilotos está abierta, dando golpes contra la pared en cada sacudida violenta. Afinando un poco más la vista diríais que no hay nadie a los mandos. 

Alguien grita: “no hay piloto”. 

Es entonces cuando el avión se rompe por la mitad en pleno vuelo. El ruido es similar al que haría una tubería trabajando a máximo rendimiento que explotase de pronto dentro de una habitación acolchada. Es ensordecedor.

Un señor que corría por mitad del avión en plena crisis nerviosa sale volando y desaparece en un hermoso y terrible cielo azul con pocas nubes, blancas como el algodón.
 
El tiempo que transcurre entre la rotura del fuselaje y la caída en el mar es incalculable. Para vosotros ha sido toda una vida. La lógica dirá más tarde que tuvo que ser cuestión de segundos. Pero ahora la lógica ha salido volando junto al señor histérico. 

El “aterrizaje” es violento. La mayoría de vosotros abre los ojos en la límpida arena de una playa. Otros no tuvieron tanta suerte y quedaron atrapados en el trozo de fuselaje que cayó al mar. Explota una turbina. Hay gritos de dolor. 

El primer vistazo indica que hay mucha gente con sangre que se mueve desorientada de un lado a otro, quizá en estado de shock. Hay muchos cuerpos que siguen tumbados. Los dos motores del avión han caído en la orilla, a escasos cien metros el uno del otro. El que no ha explotado está vomitando un humo denso y oscuro que hace presagiar lo peor. 

Estáis parcialmente sordos, pero quedaros ahí de pie con la boca abierta es una locura.
¿Qué haréis?

Es el momento de tomar decisiones. 

EDITADO (05/01/11)

Tras el accidente todos los supervivientes pierden casi un día entero como consecuencia del shock y de la confusión. Cuando van recobrando consciencia de dónde están y observan la situación, rápidamente se ponen en marcha. Unos ayudan a los heridos, otros saltan al agua para salvar provisiones y mascotas de la bodega de carga semi hundida. Cae la noche y, alrededor de un fuego tratan de trazar un plan de acción para la mañana siguiente. 


Día 3


La noche ha sido relativamente amable con vosotros. Tras el hallazgo de la bota de vino del tipo que viajaba en pijama y el descubrimiento de que las dos únicas mascotas que viajaban en el avión están sanas y salvas, celebrasteis al fin estar vivos. Alrededor del fuego de la hoguera se propusieron varias vías de acción para cuando saliese el sol: 

 -Recuento y aprovisionamiento. Varias personas sugirieron que había que hacer recuento de supervivientes y recuento de provisiones. ¿Cuántos se han salvado del accidente y cuanta comida y agua se ha salvado del accidente? Se habla de ponerlo todo junto para mejor repartirlo. Por otra parte, un par de supervivientes proponen que podría realizarse una expedición de reconocimiento, para ver cuánto alimento podría aportar la selva junto a la playa. 

-Cuidado y atenciones especiales. Los heridos no son heridos de gravedad, pero todo el mundo intuye que van a tardar más de lo normal en rendir al cien por cien. Acaban de tener un accidente traumático y aunque es un milagro que hayan sobrevivido, están heridos. Eso multiplica por dos el tiempo que tarda un ser humano en reponerse mentalmente del shock. Por otra parte es posible que entre los supervivientes existan personas que precisen de atenciones especiales: diabéticos, asmáticos, drogodependientes, etc… Se plantea cómo atender a todos y cada uno de los supervivientes “especiales” (de haberlos, además de los heridos). 

-Alojamiento. Varias personas dijeron que este tema era absurdo. Luego de pasar la noche al raso comienzan a cambiar de idea a regañadientes. Con lo único que contáis es con cuatro palos (literalmente) y varias mantas a modo de “toldo”. No es lo suficientemente grande para todos y, de momento, se ha usado para que los heridos descansen bajo techo. 

Luego de debatir todo esto, poco a poco todos vais quedando dormidos tras un día demasiado largo. Hay quien se resiste a Morfeo, preocupado por la situación o demasiado nervioso para dormir. Pero la mayoría duerme junto al fuego y en el campamento. 

Amanece en la playa. 

Es una mañana de pleno sol. Una mañana tropical, dice el pasajero en pijama. El sol arranca los retazos de los sueños de la noche pasada y ofrece una nueva perspectiva de todas las cosas. 

Esto es una playa, de arena blanca y límpida. El mar es casi transparente, con un fulgor turquesa. Mar adentro, a algunos metros de la orilla, el fondo más oscuro indica arrecifes.

A vuestra espalda se extiende una densa selva. A primera vista podéis apreciar gran cantidad de cocoteros. Son unos cocos de color naranja. Seguramente con bastante agua dentro. Ideales, suponéis. Una expedición podría daros más información sobre la flora y fauna. Desde cualquier punto de la playa y mirando hacia la selva podéis ver un enorme pico que sobresale por encima de todo. Podría ser un volcán. 

Cuando os acercáis a ver a los heridos parece que todos están bien. El señor asmático del avión, que dice llamarse Bruno y ser abogado, da gracias por haber llevado encima su aerosol en el momento del “accidente”. No podéis evitar preguntaros qué ocurrirá si tardan en rescataros y se acaba el inhalador.
Un par de supervivientes ha amontonado por un lado todas las provisiones y por otro todo el equipaje que se ha rescatado del “naufragio”. Dicen que podrían ir viniendo de uno en uno para ir repartiendo las pertenencias personales de cada uno. Parece que no ha habido pérdidas reseñables.

En cuanto al recuento: 45 supervivientes. De ellos diez están heridos leves. Otro más tiene fiebre a causa de la hemorragia y la insolación del día anterior (la chica pelirroja, Helen, según dice llamarse). Comida: para un par de semanas bien racionada. Agua: quizá un litro de agua por persona para seis días. 

Otro superviviente que exploraba la playa en busca de “madera de deriva” para mejorar el campamento llega diciendo que ha encontrado bastante material tras una duna. Viene con lo que podría ser la portezuela de una avioneta, muy oxidada y descolorida. En su lateral aún pueden verse los restos del dibujo de un pato con un gorro de aviador. 

El día amanece con muchas novedades. 

Buenos días, Isla.


EDITADO (07/01/11)

Decididos a encontrar alimentos y agua, un grupo se adentra en la selva tras la playa y encuentra una gran variedad de árboles frutales que deberían garantizar comida para una larga temporada. De todos modos el pensamiento general es que se trata de algo provisional, puesto que es evidente que os rescatarán pronto. También encuentran en la expedición un manantial de agua. Tras comprobarlo se decide que es agua potable. En el campamento se hace recuento de provisiones y supervivientes y se llega a la conclusión de que no se va a pasar hambre ni deshidratación con lo que ya se tiene y lo que se ha encontrado. Se han agrupado los equipajes rescatados y la comida salvada.

Día 4

Tras el éxito de la expedición alimentaria la gente comienza a animarse un poco. “Van a venir a rescatarnos mañana mismo, seguro, pero al menos estaremos en plena forma cuando eso suceda”.
El “refugio” ya parece otra cosa. Con la colaboración de todos, usando mantas, hojas de árbol y madera de deriva, ahora parece un auténtico refugio a lo Robinson Crusoe. No es un anti-aéreo, pero seguro que protege de la humedad de la noche y de las posibles lluvias (nunca se sabe con los climas tropicales). No obstante, la mayoría preferís dormir en la misma playa, junto al fuego, puesto que el clima acompaña e invita a hacerlo.

Tras el descubrimiento por parte de un pasajero de que su reloj estaba parado, varios supervivientes más comprueban atónitos que los suyos también lo están. Lo mismo pasa con los móviles y portátiles. Todos los relojes marcan las 12:30 o las 00:30, dependiendo de si son analógicos o digitales.  Ni siquiera hay línea para las llamadas de emergencia, pero cuando Javier (pasajero superviviente que dice trabajar para una empresa de reformas) trata de hacer esa llamada escucha al otro lado de la línea un pitido molesto y una conversación muy lejana, por encima de las interferencias. No es capaz de pillar ni una palabra de lo que dicen los dos hombres que dialogan acaloradamente por dos razones: se les oye muy de fondo, con mucho ruido de interferencias y hablan en lo que tan sólo puede clasificar como “cualquier lengua extranjera”. Después de que la comunicación se corte repentinamente, todo intento por volver a llamar a emergencias es infructuoso. No hay cobertura.

Alguien dice que, según sus cálculos hoy podría ser el día de reyes. A todo el mundo le hace mucha ilusión tener algo que festejar (crean o no en esa festividad concreta) porque se trata de algo ajeno a La Isla y común para la mayoría de supervivientes. Pasan el día festejando despreocupadamente tratando de apartar de sus mentes la insistente vocecilla que les dice que a lo mejor no es 6 de enero. Que cuando perdieron el conocimiento en el avión era de noche y cuando se “rompió” el fuselaje era pleno día. Que no saben cuánto tiempo han “perdido”. Olvidan esos pensamientos para no aguar la fiesta y pasan un feliz día de reyes.

Día 5

La mañana llega con una leve llovizna. No es lo que os temíais. Todos habéis visto en películas o series de televisión que en las islas tropicales (y esto parece una) la tendencia es que, de repente, caiga un diluvio sin pleno aviso. Esto no es eso. Es más bien, como dicen en el sur, un “chirimiri”, o, como lo llaman en el norte, “calabobos”. En fin, cuatro gotas de agua sin demasiada fuerza que os despiertan de buena mañana y os despejan la cara después de un reparador sueño.

La lluvia cesa en poco tiempo, lo suficiente para tener a todo el “campamento” en marcha muy temprano. La visita de rigor a los heridos acaba con muy buenas noticias. El superviviente que estaba peor, la chica pelirroja con la hemorragia, que había pasado las dos últimas noches con fiebre alta, parece completamente recuperada de sus heridas. Con ella curada, el número de heridos ya no es algo a tener en cuenta. Tan sólo hay un señor mayor que se ha lesionado una pierna y cojea al andar. Todos los demás, a estas alturas, ya están de nuevo en plena forma y ayudan de un modo o de otro en las tareas del campamento. 

Alguien ha hecho un descubrimiento un poco menos feliz que el anterior. Durante la noche “alguien” ha robado provisiones. 

Todos se acercan al lugar donde se han amontonado todas las provisiones para mejor repartirlas y descubren que es cierto, que ha menguado considerablemente el tamaño de las reservas. A fin de poder recontar mejor en todo momento, se habían colocado los artículos ordenados por tipos. Así, todas las botellas de agua estaban juntas, todas las chocolatinas estaban juntas, etc…

Tirando del último recuento que se hizo el día anterior concluís que faltan: seis botellas de agua, diez paquetes de sándwiches, ocho latas de cerveza y otras diez (quizá once) latas de conserva. Se buscan huellas en la arena y tras un rato de descartar las que son de los propios supervivientes, se descubre un par de huellas que sale de la selva, llega hasta las provisiones y vuelve a adentrarse en la selva. A juzgar por el surco se trata de alguien que va descalzo. 

Reunión de urgencia. 

Se plantea comenzar con la jornada de un modo normal, pero decidir si va a hacerse algo al respecto
.
¿Qué decís?


EDITADO (08/01/11)

Algunos supervivientes se adentran en la selva siguiendo el rastro de huellas del ladrón de provisiones. Tras mucho buscar encuentran entre la maleza todo lo que les ha sido robado, apilado en un claro, pero cuando van a cogerlo caen en una trampa de red. Descubren que están siendo observados y ven a un chico de unos dieciséis años que les observa escondido tras un árbol y que huye al verles. Le persiguen, descubriendo por el camino que hay más trampas colocadas por la jungla. Una vez lo alcanzan, el chico resulta ser otro superviviente del vuelo. Él no ha colocado las trampas. Se planea usar un bote salvavidas rescatado del avión siniestrado para bordear la costa y comprobar el tamaño del sitio en el que están y si hay civilización en el lugar. Por otra parte también se planea una expedición al volcán que puede verse desde la playa para saber un poco más de lo que les rodea. 

Día 6

Amanece. Es vuestro quinto amanecer en esta playa. Ya estáis comenzando a familiarizaros con la hora en la que sale el sol y vuestro reloj biológico se ha programado con facilidad. Os levantáis y os ponéis en marcha. Hoy hay muchas cosas que hacer. 

Las guardias de la noche aseguran que no ha habido novedades. Una noche tranquila, sin visitas no deseadas.
Por otra parte, los que han dormido en el refugio en lugar de en la playa alrededor de la hoguera se despiertan con una desagradable sorpresa: han sido victimas del ataque de un enemigo feroz e implacable. Las pulgas. Alguien se ha contado en el cuerpo más de cien ronchas. El picor es insoportable y alguno de los heridos que ya estaba mejor ahora tiene fiebre alta, suponéis que como consecuencia de las picaduras. Los mosquitos también se han cebado con todo el mundo, pero es algo más llevadero. 

Con un desayuno medio decente por delante, se convoca lo que ya se está convirtiendo en costumbre en La Isla, una reunión improvisada en la que cada uno expresa sus inquietudes y sus ideas para el día de hoy. Y es que nadie quiere pensar más allá de veinticuatro horas. Todos sabéis que esto es una protección mental. Que nadie quiere pensar que van a pasar cuarenta y ocho horas más sin que aparezca un equipo de rescate. Porque es imposible que nadie os esté buscando, ¿no?

Los temas que se están tratando son los siguientes:

1.     1. Comida. Ayer se habló de que se podría tratar de buscar más alimento aparte de la fruta. Debe haber animales en alguna parte. El pescado ha resultado ser otra buena opción ya que lo hay a mansalva, pero las cañas creadas ayer con palos y cuerdas han resultado ser poco útiles. ¿Alguien sabe hacer una caña mejor? ¿Alguien sabe hacer trampas para animales?

2.       2. Volcán. La expedición al volcán se pinta como una simple excursión para reconocer el lugar en el que os encontráis. Quizá clasificando el tipo de volcán podáis tener una idea del tipo de sitio en el que habéis caído. Alma y Ludio van a salir en cuanto acaben su desayuno hacia allí. ¿Alguien se apunta? ¿Alguien puede aportar algo más a esto?

3.     3.  Viaje en bote. La expedición en bote para bordear la costa ha tenido gran aceptación. Aparentemente parte de la misma hipótesis que el viaje al volcán, “conocer mejor el entorno”, “saber si esto es una isla, una península o lo que sea”. Javier ya ha inflado el bote salvavidas y algunos supervivientes han traído madera que servirá como remos. ¿Alguien más se apunta? ¿Alguien tiene conocimientos útiles para esta expedición?

4.     4.  Las trampas y los salvajes. Es un tema recurrente desde que robaron las provisiones. El hecho de que ayer alguno de vosotros cayese en trampas de red aún ha puesto más nerviosa a la gente. La pregunta global es: “si no estamos solo, ¿quiénes son y por qué tratan de cazarnos? ¿Algo que hacer al respecto? ¿Alguien tiene alguna idea?

Disfrutáis del desayuno oyendo las opiniones del grupo. Dentro de poco comenzarán las expediciones.
¿Algo que añadir a la reunión? ¿Alguien se apunta a alguna de las expediciones? ¿Ideas?

Es hora de moverse.


EDITADO (08/01/11)

Un grupo decide hacer una incursión a la selva para inspeccionar más de cerca el volcán. Pueden descubrir que se trata de uno enorme, inactivo y que, probablemente, se encuentre en una isla. Cuanto más se acercan al volcán más nítida se hacen las interferencias en los teléfonos móviles que llevan consigo en las que pueden identificar a un hombre hablando en una lengua muy extraña, con ciertas similitudes con las lenguas latinas. También encuentran una tumba, un montículo de tierra con una cruz rústica clavada. En uno de los palos que forma la cruz está tallada la palabra “SATRIPOZI”. A la vuelta al campamento ponen todo esto en conocimiento del resto pero descubren que el otro grupo, el que había tomado un bote salvavidas para delimitar el perímetro exacto de la costa, aún no ha regresado. La expedición en bote se encuentra varias sorpresas en su camino. Mientras bordean la costa hallan una especie de cementerio de aviones en la orilla, como a un kilómetro del campamento. Hay aviones destrozados y oxidados, entre ellos uno con una esvástica en la cola. Más adelante, siguiendo con la navegación, encuentran, como a media jornada de viaje, lo que parece ser la pequeña parte que asoma de un barco hundido. La última sorpresa que les depara el destino es que la isla (o lo que sea que sea) es más grande de lo que pensaban y que no les va a valer con un solo día para circunnavegarla. Deciden acampar en una playa. 

Día 6

CAMPAMENTO UNO

Las pulgas no han dado tregua esta noche tampoco. Casi nadie ha querido dormir en el refugio porque parece que es allí donde atacan. Respetan a la gente que acampa junto al fuego. Aquéllos que se quedaron allí para así tener cerca las provisiones y vigilarlas amanecen como “monstruos”, llenos de picadura. Uno de ellos tiene fiebre alta y se desmaya nada más levantarse.

“El Desayuno de los Campeones” consiste en mango, banana y fruta del árbol del pan en un cuenco con un poco de leche. Queda muy poca leche y, o se bebe, o se estropeará sin refrigeración. 

 Como ya viene siendo costumbre cada mañana, la gente aprovecha el desayuno para hacer una reunión en la que mostrar sus inquietudes. Hoy parecen todos especialmente sombríos. Debe de ser que va a pasar una semana del accidente y no hay rastro de unidades de rescate. Tampoco ayuda el hecho de que parezca que hay gente en la selva que pone trampas y roba comida y la expedición en bote no ha regresado en toda la noche. Los temas tratados son:

1.       El Rescate. Se sugiere que habría que hacer algo. Una hoguera grande permanentemente encendida o algo así, para hacer más fácil vuestra localización. ¿Qué hacemos? ¿Ideas?
2.       La Expedición en Bote. No han regresado en toda la noche. La gente teme que los hayan capturado “los salvajes”. Hay quien opina que cada vez que os separáis ocurre algo malo. ¿Crear una segunda expedición para ir a buscarlos? ¿Esperar?
3.       Los Salvajes. A nadie acaba de hacerle gracia que “los salvajes” tengan un idioma y aún así nos pongan trampas y nos roben. Y cuando dicen idioma quieren decir un idioma parecido al vuestro. Hay alguien que opina que si son vascos a lo mejor es que no quieren que les quitéis su tierra. ¿Qué hacer con “los salvajes”? ¿Qué idioma es ese en el que hablan por radio? ¿Son los “salvajes” los que hablan por radio?

Esta mañana la gente se siente con ganas de hacer cosas. Puede que sea un buen momento para organizar planes que requieran un mayor número de personas involucradas. O al menos para conseguir que todo el campamento comience a funcionar en condiciones, repartiendo tareas, creando mejores infraestructuras de caza y pesca…

¿Qué tenemos pensado hacer hoy?

CAMPAMENTO DOS

Llegasteis a la playa sin problema con vuestro bote salvavidas. Es una parecida a la del campamento inicial, solo que muchísimo más pequeña. Solo un clarito de arena en mitad de la jungla. No hay rastros de civilización ni nada extraño en las inmediaciones (hacéis una patrulla de reconocimiento antes siquiera de encender el fuego). Cuando veis que todo está bien, preparáis la hoguera, repartís las guardias y acampáis, durmiéndoos alrededor del fuego.

La noche pasa sin incidentes graves. La tercera guardia, hecha por Javier, es la única con novedades. Mirando selva adentro durante su turno, Javier descubre que a lo lejos en la vegetación, una luz parpadea. Sin perder vista un solo momento, nota que tiene una especie de ritmo y cadencia. Parpadea asimétricamente pero con cierto sentido. Piensa en el morse. Puede tratarse de un sistema de comunicación silencioso. Escudriña la selva buscando la respuesta y la encuentra. En la dirección contraria, a mucha distancia del campamento y al doble de la primera luz, aparece una segunda que, intermitentemente, le responde a la primera. No es morse, eso está claro. Pero, o están hablando entre sí o es una casualidad muy pero que muy grande porque, al cabo de un rato las dos se apagan haciendo antes el mismo efecto lumínico: un fogonazo más grande que el resto y luego tres intermitencias. 

Cuando amanece, ponen en común la experiencia de la guardia y comentan el tema del barco hundido y las avionetas estrelladas. Son menos para tomar una decisión y no tardan mucho en ponerse en marcha pero, ¿cuál es la decisión que han tomado?

1.      Volver al campamento con los demás.
2.      Continuar el plan inicial, dar la vuelta a la supuesta isla.
3.      Explorar las luces.
4.      Explorar el barco.

Es hora de moverse, Isla.
 

244 comentarios:

1 – 200 de 244   Más reciente›   El más reciente»
Mj (Oscuridad) dijo...

Esperaba peor tiempo la verdad... parece que serán unas buenas y merecidas vacaciones... me pregunto...¿quiénes serán mis compañeros de asiento?

Vórtice Marxista dijo...

Bienvenido al vuelo, M.J.
Parece que la gente del avión está bastante calladita. Debe ser por la hora (o por las horas que saben que les quedan por delante). La mayor parte del pasaje está dormitando o escuchando música. A tu lado se ha sentado un chico joven que traía una guitarra en una funda de esas duras. Se ha quedado dormido practicamente nada más sentarse.
Están poniendo una peli bastante rara (debe de ser eso que llaman cine de autor). Habla de un tipo que sobrevive intacto a un accidente de avión.
Te preguntas a quién se le habrá ocurrido la elección.

La azafata pasa con bebidas y cosas así. Estáis en primera clase así que se doblan las atenciones. Te pregunta si quieres prensa, algo en especial de beber o comer o si pueden ayudarte de alguna manera. Por supuesto todo es completamente gratuito. Bueno, casi todo.

Donser dijo...

Tras haber comprado alguna novelilla de misterio barata, o peor, una romántica de estas graciosas, léase El Highlander Oscuro para reirme un rato, y una revista de armamento en algún kiosko del aeropuerto, me retrepo en el asiento y me pongo a leer. No duermo mucho, gajes de la formación, y me entretengo con la lectura, tras echar un ligero vistazo a los demás pasajeros, nada escrutador, curiosidad típica de pasajero: si hay mocosos que puedan dar por saco, bebés malolientes o adolescentes con música a toda leche.
"Gracias, azafata, un café y un bocadillo cuando se pueda".
Próxima parada De Gaulle, y de ahí a las merecidas vacaciones.

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

Cuando me veo situado, abro el moleskine. Empiezo a escribir.

Vórtice Marxista dijo...

Bienvenido al vuelo, Donser. El avión parece un dormitorio. La mayoría de los pasajeros dormita. Tú no vuelas en primera (recordemos que era una ventaja reservada para aquellos que se inscribieron en la experiencia el primer día), así que el café y el bocadillo son gratuitos, porque la aerolinea ha tenido a bien servir un refrigerio a modo de desayuno. Todo lo demás habrá que pagarlo. La azafata te trae lo que has pedido con un guiño y amablemente se contonea a atender al pasajero de dos asientos por delante de ti.
Ha sido el último en embarcar. Lo has visto en el aeropuerto. No has podido evitar que te llamase la atención porque, además de claras evidencias de haber estado toda la noche bebiendo, ha embarcado en pijama.
Es un tipo alto y moreno que ha pedido un botellin de agua.
Luego de beberse la mitad de un trago ha cerrado los ojos.
Otro soñador.
En la televisión están poniendo una película antigua, en blanco y negro, que no te suena de nada.
Parece que trata de un investigador privado que trata de resolver el enigma de un avión secuestrado en pleno vuelo.
Delante tuya, en la redecilla del respaldo del asiento de delante hay un libro de pasatiempos abierto, de su dueño tal vez olvidado. La página muestra un crucigrama a medio hacer y un acertijo acerca de un paquete de tabaco, una caja de cerillas y el dinero que cuestan ambos.
A tu lado se ha sentado un hombre que se ha puesto a leer, luego se ha quedado dormido.
Es un tipo moreno, de estatura media. El libro que lee es un libro de cocina creativa.
Nada más reseñable.

Vórtice Marxista dijo...

"Señoras y señores, el avión tomará tierra en el aeropuerto Charles de Gaulle en diez minutos"- dice la voz insípida del piloto.

Eso fue a las 13:40 aproximadamente. Ahora estáis embarcando en vuestro siguiente vuelo, después de casi una hora de vagabundear por el Charles de Gaulle.

Próximo destino: Papeete.

Swi dijo...

El primer vuelo me lo pasé prácticamente entero dormitando. En el segundo voy a ratos leyendo y a ratos echando un ojo a la pantalla, pero sin seguir la película con demasiado interés.

Echo un vistazo a mi alrededor para observar a los demás pasajeros.

Virginia dijo...

Me preparo para volver al aeropuerto que más odio de toda Europa. He dormido poco en el avión, pero no me siento muy cansada. Antes de que salga el próximo vuelo, hago un par de llamadas a casa, consulto los emails en la Palm, reconfirmo con el hotel que, parece ser, que el vuelo llega en el tiempo previsto (y por tanto mi reserva de habitación sigue prevista a la misma hora) y, después, disimuladamente, echo un vistazo al resto del pasaje para ver si reconozco a alguno de los viajeros con los que haya hecho el primer trayecto. Después sigo leyendo mi guía turística "Bora Bora, esa gran desconocida". Visita al baño del aeropuerto, y búsqueda de zona de fumadores, of course. Luego espero al embarque sentada en las INCOMODÍSIMAS SILLAS del CDG.

Una vez en el siguiente avión, me enchufo al mp3, pido un benjamín de Burdeos y me pongo a ver la peli. Cada cierto tiempo me levanto para estirar las piernas; aprovecho esos momentos para cotillear al resto de pasajeros (otra vez). No sería la primera vez que me encuentro con un vecino en un vuelo internacional, y yo he venido aquí de vacaciones, no para aguantar pesaos!

Vórtice Marxista dijo...

Bienvenidos al segundo vuelo, dormilones. Vais sentados, casualidades de la vida, prácticamente igual que en el anterior vuelo. Parece que va a ser otro vuelo bastante tranquilo. La gente se aferra a la idea de que dormir hará más llevadero el hecho de que se trata de un vuelo de diez horas.
Malevoski, el señor que está sentado a tu lado a ratos dormita, a ratos echa un ojo a la pantalla pero sin prestar demasiada atención a la pelicula. Parece un tipo amigable.
Virginia, hay una chica rubia sentada a tu lado. Estaba dormida incluso en el aeropuerto mientras esperaba para embarcar por segunda vez. Lleva un llavero con un peluche de un marcianito con tres ojos sujeto por una especie de gancho.
Cuando te levantas a echar una ojeada ves a dos tipos fornidos y varoniles, uno de ellos con aspecto nórdico (dirías tú) y el otro con ojeras y bastante serio. Un chico joven que viaja con su guitarra, otro que escribe en un moleskine, un par de chicas dormitando, un tipo con pista de investigador privado de pelicula y algún que otro más. Es la primera clase de avión más calladita y variopinta que recuerdas haber visto.

El vuelo en general ees bastante tranquilo. La película ahora es "Aterriza como puedas".

Vórtice Marxista dijo...

El vuelo está siendo más tranquilo de lo que creía. 10 horas durmiendo.

Hay un señor sentado en clase turista que comienza a asfixiarse. Llama a la enfermera en un hilillo de voz. No deja de palparse el pecho agarrándose la ropa con fuerza. Cada vez que inspira, los que estáis más cerca de él podéis oir el pitido que hace el aire al salir abruptamente de sus pulmones. La enfermera parece no enterarse pues está atendiendo a una señora en la parte de delante.

¿Alguien quiere hacer ALGO?

Virginia dijo...

Me levanto y me acerco al tipo, mientras llamo a la azafata, a ver si llega de una puta vez. Le pido que se tranquilice, le abro el cuello de la camisa y digo aquello de: "¿hay algún médico en la cabina? ¡Este hombre está mal!"

Vórtice Marxista dijo...

A punto ha estado de morirse con la premura con la que ha actuado el pasaje. Parece que en turista el que no estaba dormido se lo ha hecho. Debo advertiros que (aunque no siempre será así) la velocidad de reacción puede suponer una ventaja o una desventaja evidente.
Sin ir más lejos la gente que vuela en primera clase lo está haciendo así porque fueron los primeros en apuntarse a la experiencia.

Virginia, que estaba estirando las piernas de nuevo, se ha asomado a "turista" y ha visto el "percal", ha avisado a una distraída azafata. Esta ha socorrido de urgencia al paciente acercándole el inhalador para el asma que tenía en la maleta, sobre su cabeza.

Todo resuelto.

El vuelo continúa sin incidencias. La película ahora es "Anacondas en el avión".

Profesor Boniatus dijo...

Saliendo de la somnolencia que se ha adueñado de mi durante el viaje hasta ahora, me desperezo disimuladamente mientras echo un vistazo a mi alrededor... Tipico, como siempre las aerolineas eligiendo peliculas relajantes... obeservo el pequeño follon que se a montado, sin saber que pasa...

Vórtice Marxista dijo...

Buenos días, señor Boniatus, y bienvenido al viaje. Nada, ya todo está solucionado. Un pasajero de clase turista que se estaba asfixiando. Un hombre que no lograba alcanzar su inhalador para el asma. Pero la azafata ya lo ha solucionado gracias a una simpática pasajera que se ha asomado desde primera clase.

A su alrededor, profesor, los pasajeros dormitan, como usted hasta hace unos momentos. Aún quedan dos horas de viaje, más o menos. Una azafata pregunta si quiere cenar.

Justo en ese momento el avión sufre una pequeña sacudida. Pequeña pero lo suficientemente fuerte como para que la azafata deje de sonreír.

-Señores pasajeros, vamos a atravesar unas leves turbulencias. Abróchense los cinturones.

-No pasa nada- dice la azafata-. Será un momento.

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

Indignado. La última película que han puesto me produce nauseas y asco social. Me empiezo a imaginar que a toda la gente que mira la pantalla (la poca gente que la mira, porque parece que hubieran echado narcóticos en las bebidas) les está gustando y me enfada realmente sentirme rodeado de cabezas huecas. De pronto me empiezo a imaginar a los que duermen; soñando sus frustraciones, teniendo pesadillas sobre sus anhelos, o viajando de un modo onírico a lo más oscuro de sus perversiones, sadismos y miserables secretos. Y de repente empiezo a recordar la primera película. Sonrío al recordar que parecía buena y que también dos o tres miraban. Una chica cruza hacia turista, desvía mi atención por unos instantes... Y me pregunto si será de las que estaba viendo la primera o la tercera película. Si había elegido que la aceptara o la marginara mentalmente, y, claro, escribo sobre ella un poco en mi moleskine. Al momento vuelvo a mis pensamientos. Y me imagino que dos o tres personas decentes puede haber en un avión de tanto pasajero. Decido ponerme a escribir sobre lo que he estado pensando. Pero antes se me ocurre que lo de este tipo de películas en el avión es la crema. Y que si yo fuera el "asesor cinematográfico" de la azafata, le daría VIVEN, versión extendida. Sólo para ver las caras de la gente. También me doy cuenta que echo de menos a Leslie Nielsen. Pero este pensamiento se empieza a entremezclar con un sueño atroz que me invade. Me viene a la mente la palabra wingsi.(no significa nada, me recuerda a las que ponen en los blogs para confirmar que no eres un robot). La vida tangible se va cerrando poco a poco. La chica pasa a turista. La azafata mete viven en el video. El avión se llena de anacondas. En cada ventana hay un paisaje distinto. Mi padre muerto está sentado a mi lado. Todo es normal, como en cualquier sueño.

Mj (Oscuridad) dijo...

turbulencias...vaya, y pensaba que este segundo vuelo iba a ser tranquilo... me pregunto si ahora que me han despertado los movimientos del avion y el ajetreo de ahi delante a consecuencia del asmatico podré tomarme un café, de fumar me olvido claro... echaré un vistazo por la ventanilla a ver si veo algun gremmlin y si no intentaré entablar conversacion con quien este sentado a mi lado, parece nervios@...

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

Como se pongan a gritar los niños, o qué demonios, cualquiera. Como se ponga a gritar cualquiera me van a poner de los nervios. No hay nada que me dé más miedo que una persona que no sabe controlar sus impulsos de pánico.

Vórtice Marxista dijo...

La luz de mantener los cinturones abrochados sigue encendida.
Las turbulencias pasan de ser leves a ser... ¿alguien recuerda los toros mecánicos de la feria?

El carrito de comida pasa por vuestro lado esparciendo comida, latas de cerveza y bolsas de pistacho en su loca carrera contra la cabina de los pilotos.

El piloto se comunica con el pasaje instándole a la calma. Las azafatas hacen lo propio, pero ya no están de pie, sino sentadas y con sus cinturones de seguridad.

"Que no cunda el pánico" es la frase más oída, justo por debajo de los rezos de más de uno (en voz baja pero martilleante), los comentarios histéricos contenidos, el llanto sofocado de una mujer que se aferra a una mini-botella de bourbon y el sonido húmedo y repetitivo del inhalador del pasajero asmático de antes.

Hay alguien que dice: "si saltan las máscaras de oxígeno me muero".

En la pantalla "Viven".

Virginia dijo...

Me ajusto el cinturón y sujeto el bolso de mano con los pies. Rezo, intentando mantener la calma. Localizo la salida de emergencia más cercana. Observo a la persona que tengo sentada al lado, evaluando si, en un momento de emergencia, tengo que saltar por encima de ella o darle un puñetazo en la cara para alcanzar la salida. Me repito que todo va a salir bien. Todo va a salir bien... Todo...

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

Sabía que iban a poner viven y que la gente se iba a poner histérica. Pero ahora no me preocupa eso. Lo que estaba escribiendo en el moleskine (pensamientos misántropos, sobre todo, exceptuando una anotación que hice sobre algunos que me llamaron la atención por esto o aquello, nimiedades)está todo mojado y no se puede casi leer. Entre esto y la gente histérica me estoy arrepintiendo de haber cogido este avión. Me aseguro que tengo todo a la mano y que todo está seguro. Cierro los ojos y pienso en "smoke gets in your eyes" de The Platters, mientras me agarro fuerte.

Vórtice Marxista dijo...

Que todo el mundo guarde la calma. De pronto, tan de repente como aparecieron, las turbulencias desaparecen.

De hecho, ahora ni siquiera se oye el sonido de los motores.

El avión sigue volando, eso podéis verlo a través de las ventanillas, pero hay un silencio tan absoluto a vuestro alrededor que hay algún pasajero que, de fondo, dice "Jesús". Luego, algo avergonzado dice algo bastante surrealista: "Sólo quería comprobar si estaba sordo".

Los pasajeros que están en primera clase sienten de pronto un súbito escalofrío.

Desde el exterior una luz cegadora comienza a acercarse a gran velocidad hacia las ventanillas de la parte derecha del avión.

Poco a poco, a través de las ventanillas de ambos lados, una poderosísima luz blanca comienza a inundarlo todo.

Hay algunos gritos. Cada vez más.

Lo último que ven los pasajeros de primera clase antes de desmayarse a consecuencia del resplandor y un horrible zumbido que parece que va a hacerles estallar la cabeza, es cómo saltan las mascarillas de oxígeno.

Lo último que ve el resto de pasajeros es cómo una de las azafatas, que se había levantado para tratar de obligar a ponerse el cinturón a un hombre con sobrepeso que gritaba, se desmaya.
Su pelo rubio se tiñe ligeramente de rojo cuando golpea con la sien el reposabrazos de su propio asiento.

Luego la luz lo inunda todo.
Y el enorme zumbido.

Y el silencio.

Y un profundo y blanco sueño sin imágenes.

L.L. dijo...

¡Cerrad las cortinas, hay gente con resaca que necesita dormir!...

Mj (Oscuridad) dijo...

esa horrible pesadilla que se me repite por las noches ha vuelto, pense que estaba en un avión y me veo de nuevo allí... en aquel lugar repitiendo las acciones que me llevaron a alejarme del mundo, a olvidarme de todo y huir de mi mismo, buscar refugio...debo despertar, debo despertar...esto no es real, no de nuevo...

Dlobo dijo...

Mas que acostumbrado a volar, la primera etapa del viaje pasa sinpena ni gloria, pasajeros normales, compañeros de vuelos que no molestan. Duermo y descanso, con los sentidos atentos como siempre. Me despierto cuando las voces se vuelven mas altas de lo normal. Los compañeros en este segundo vuelo son casi los mismos que los del primer vuelo (pueden aclararme quienes son mis vecinos?).
Cuando empiezan las turbulencias, compruebo mi cinturon y me engancho el equipaje de mano al brazo izq, observando al resto de pasajeros y pasaje. Cuando la luz inunda todo y la azafata cae incosciente, intento alcanzarla si llego sin soltar el cinturon.

Vórtice Marxista dijo...

OFF ROL:
Señoras y señores, por si alguno no ha leído el link de las instrucciones de juego (que seguro que los habrá, que os conozco), os vuelvo a recordar que le echéis un ojo. Es AQUÍ: http://elmalkarma2punto0.blogspot.com/2011/01/la-isla-20-instrucciones-y.html
Y ya puestos a recordar cosas... en ese link se informa que la entrada (esta bajo la cual estáis comentando) se va editando a diario (o a medida que avanza la historia). Eso significa que aunque la actualización sea cada lunes, como se supone que vais a estar tomando decisiones y cosas así, la entrada (la de cada lunes) se irá editando a lo largo de la semana para que sepáis como transcurren los acontecimientos. De hecho, para muestra un botón, ya se ha editado hoy con la situación actual en la que os encontráis.
No estaría mal que echárais un ojo, porque la cosa está calentita.
Gracias.

Vórtice Marxista dijo...

DLobo, a tu lado IBA el profesor Boniatus, pero, si lees la situación actual... a tu lado hay gente desorientada y sangrando.

Vórtice Marxista dijo...

Tras más de cinco horas de conmoción generalizada en la que los supervivientes al accidente (todos vosotros y muchos más sorprendentemente casi ilesos), se han dedicado a quedarse de pie parados en mitad de la arena, el segundo motor explota llevándose por delante la vida de tres personas.

Un pasajero, el mismo que leía un libro de cocina creativa en el primer vuelo, sale de su estado de shock y trata de hacer reaccionar a los demás.

Una de las frases que dice, mientras mira aterrado como se termina de hundir el trozo de fuselaje correspondiente a la bodega de carga, suena terrible:

-"Espero que nadie viajara con su mascota."

Vórtice Marxista dijo...

Varias personas más caen desmayadas, probablemente a consecuencia de llevar desde las doce del mediodía con un sol de justicia quemándoles las ideas.

Swi dijo...

Off roll: Si actualizas el texto de fuera (el principal de la entrada) y también introduces novedades en los comentarios, va a resultar un poco caótico.
He leído todo, la entrada primera, la de ahora y los comentarios y he tenido que pararme un poco para darme cuenta de la estructura de los textos.

No sé si igual sería mejor dejar la entrada original igual y que la trama evolucione en los comentarios o es que no me he enterado muy bien de cómo funciona esto.

dhyrxios dijo...

Despues de un rato trato de sobreponerme pensando que hace apenas unos segundos estaba tranquilamente dormido por efecto del tranquimacín.Miro a mi arededor y trato de orientarme,seguidamente intento ayudar ha aquellos que todavia estan een el agua y trato de que la gente que todavia estan de pie en la playa reacione.

Swi dijo...

Me froto los ojos y luego me toco para comprobar que estoy entero. Miro rápidamente a mi alrededor para hacerme una idea de la situación.

(Es por saber si estoy en el trozo de avión de la playa o me tengo que poner a bucear hacia la superficie desde el trozo que cayó al mar)

Vórtice Marxista dijo...

Swi, estás en la arena. Un tipo joven está muy cerca tuya tratando de detener la hemorragia de una chica pelirroja que aún está inconsciente.

El tipo que ha dicho lo de los perros se acaba de tirar al agua y nada en dirección a lo que aún asoma del fuselaje.

OFF ROL: No me parece tan dificil seguir el hilo, aunque como esto es una aventura interactiva, si resulta demasiado complicado para todos podemos cambiar el sistema de juego. Para algo esto es el piloto.

Vórtice Marxista dijo...

Dhyrxios, el que trata de ayudar a la chica pelirroja eres tú. Lo primero que has visto cuando te has espabilado es que la chica, que tenía una hemorragia bastante fea y trataba de arrastrase pidiendo ayuda ponía los ojos en blanco y hundía la cara en la arena.

Swi, Dhyrxios, ¿qué hacéis?

Vórtice Marxista dijo...

OFF ROL: Aconsejo a los lectores jugadores (en adelante LJ`s) que activen la casilla "enviar por correo electrónico comentarios de seguimiento". Así estarán más al tanto de los comentarios.

Vórtice Marxista dijo...

RECAPITULANDO...

Viajábais de Málaga a Francia y de Francia a Papeete (Polinesia Francesa) para allí tomar un vuelo a Bora Bora, vuestro destino.

El primer vuelo, bien. El segundo, que tenía previsto su llegada a Papeete a eso de las doce y media de la noche... muy mal.
Una hora antes (poco más o menos) de la hora de llegada una luz blanca inunda la cabina, acompañada de un ensordecedor zumbido. Todo el pasaje cae inconsciente.

Cuando despertáis, el avión está cayendo. No hay rastro de pilotos ni demás personal de vuelo. Antes de que os de tiempo a decir "aydios", el avión se rompe por la mitad. Véis el cielo azul tragarse a algún pasajero que sale volando, absorbido por las leyes de Newton, la descompresión y esas cosas que suceden en estos casos.

¿Azul? ¿Pero no eran las once de la noche?

Sí. Eran. Por lo que a vosotros respecta habéis dado una cabezadita, pero fuera es de día.

El avión cae en una playa. La mayor parte de los supervivientes están más o menos ilesos. Brechas, esguinces, contusiones y poco más.
Al menos hasta que explotan los motores, que han caído en la playa con vosotros.

La parte del fuselaje que corresponde a la bodega de carga (sí, donde van vuestras pertenencias facturadas y las mascotas de quien haya llevado mascotas) se está hundiendo en el mar cristalino.

En un (supongo que comprensible) estado de shock, ni el más preparado hace nada durante horas. Vagabundear en círculos medio sordos y maldecir y bendecir vuestra suerte a partes iguales.

Estáis vivos, aunque parezca mentira, algunos con una buena insolación, sí, pero vivos.

Los primeros en ir saliendo del estado de shock ayudan a los más graves. Alguien se tira al mar y trae consigo algunas cosas que ha conseguido salvar él solito. A su lado viene nadando un pastor alemán al que aparentemente ha rescatado de la bodega de carga.

Otras personas que ya se han repuesto del ataque de pánico se lanzan a ayudarlo y poco a poco se une más gente. Entre muchos salvan todo lo que pueden, incluido comida, de la bodega de carga (poca comida, pero comida).

Al final, viendo que todo el mundo está medio zombie aún, entre unos cuantos se prepara una fogata, y un refugio improvisado (cuatro palos con algunas mantas encima) para los que están peor. Y alrededor del fuego, la gente comienza a serenarse.

Parece que se toma la decisión de trazar un plan de acción para cuando amanezca.

Vais a pasar una noche tranquila, es el momento de plantearse bien las cosas.

¿Qué opináis?

Swi dijo...

Dada la situación y viendo que lo que tengo más cerca urge, me pongo con el joven a tratar la hemorragia de la chica. El haber estado unos cuantos años en los scouts me aportó, entre otras cosas, saber de primeros auxilios.
Una vez contenido el flujo de sangre, colocamos a la chica en posición de recuperación. Paramos medio segundo para tomar aire y nos ponemos de acuerdo en formar un mini-equipo de ayuda, observando alrededor para decidir a quién más podemos socorrer.

Swi dijo...

Off roll: La verdad es que no es tan complicado, lo que me despistó fue que cambiases el texto principal de la entrada.

Mi sugerencia es que el texto introductorio de cada capítulo -que supongo que será cada entrada del blog los lunes- se quede tal y como lo dejes y que todas las evoluciones queden en los comentarios, que van en orden y además con el contador de "palabrejas" se ve de un vistazo si hay nuevos o no.

Vórtice Marxista dijo...

Tienes razón, Swi. Quizá he complicado un poco las cosas. Desde hoy haremos lo siguiente, espero que esto ayude a que todos entiendan mejor la historia:

Cada mañana se cambiará el texto introductorio (el de cada lunes), de la misma manera en que lo he hecho hoy: añadiendo el número del día siguiente y el nuevo texto debajo.
Luego, copiaré ese texto en los comentarios para que la historia siga la línea cronológica aquí, que es donde se está desarrollando de verdad.
De este modo el lector que entre por primera vez podrá leer el capítulo exactamente por donde va en la entrada general y luego podrá pasar a los comentarios a jugar.

Me parece una buena alternativa. Ya me diréis que es lo que os parece.

Por otra parte quiero aclarar una cosa importante.

LA HISTORIA NO REQUIERE QUE LOS JUGADORES ESTÉN PENDIENTES LAS 24 HORAS DEL DÍA DEL ORDENADOR.
Lo de hoy ha sido algo excepcional y ha sido culpa mía. Pensé que había muchas expectativas respecto al comienzo de la historia, así que, como ocasión única, pretendía que el capítulo primero fuera más trepidante, tuvierais muchas opciones de juego y muchas sorpresas.
La realidad es que ha sido un caos, pero se ha sobrellevado.

La tónica general será que la gente investigue o interactue a su bola, según sus posibilidades.
Digamos que estaré aquí mucho tiempo, así que quien tenga más tiempo, más tiempo podrá aprovechar.
No obstante mi figura no es siempre indispensable.
Lo sugerido esta noche es que alrededor del fuego charléis, os presentéis (quien quiera) y planeéis algo que hacer mañana.

Es todo.

Disculpen las molestias.

L.L. dijo...

He encontrado en la arena mi bota de vino.

Gracias San Baco.

Bebo un trago, pero lo corto de súbito al darme cuenta que hay que racionar. Le ofrezco un trago a las personas a mi lado.

-"Para calmar los nervios y entrar en calor"- Sugiero. Miro al cielo para ver si reconozco alguna estrella conocida, a la vez que suelto alguna frase para entrar romper el hielo.

-"¿Alguien ha visto donde ha caído el minibar?-

Virginia dijo...

Acepto el trago que me ofrece el tipo de mi derecha. Me presento y le pregunto el nombre. Después de ayudar a todos los que he podido, empiezo a darme cuenta de que tengo ganas de llorar y de gritar, pero trato de controlarme. Respiro un par de veces y me calmo. Me pongo en pie junto a la hoguera improvisada y pido la atención de la gente.

- A ver... no sé por dónde empezar... ni siquiera sé si hablais mi idioma... da igual. El que se entere bien, y el que no, pues ya veremos... lo que sí sé es que esta situación nos afecta a todos y que como no nos coordinemos no vamos a aguantar... en fin. Mi nombre es Virginia, soy profesora de secundaria, en Málaga, España. No sé qué COJONES ha pasado exactamente ahí arriba, ya intentaremos dilucidarlo más tarde... pero hay que trazar algún plan de acción. Por lo pronto, propongo varias cosas: primero, hacer un recuento de todos los supervivientes, que cada uno diga su nombre y lo que sabe hacer para ver cómo puede ayudar al resto; segundo, revisar el "campamento" improvisado que hemos construido... si alguien tiene idea de construccione o algo así, que se encargue de eso, por favor, por el bien de todos; y después, buscar agua y poner todas las provisiones juntas, para que se puedan repartir fácilmente.

- Por otra parte, si hay algún médico, enfermero, veterinario o LO QUE SEA, por favor, que lo diga. Hay gente herida que necesita toda la atención posible. Si hay algún diabético, celíaco o algo así, que lo diga también... ufff... yo que sé... no se me ocurre nada más. No tenéis por qué hacerme caso; no nos conocemos, está claro... pero creo que he hablado con lógica. Por favor, si alguien tiene algo que decir, este es el momento. Tenemos que salir de esta... hay que aguantar unos días, hasta que nos encuentren... sólo unos días...

Dicho todo esto, miro a mi alrededor esperando los comentarios de la gente.

Vórtice Marxista dijo...

Sí. La bota de vino estaba milagrosamente en tierra. Otro de los pasajeros ha vuelto diciendo que la mayor parte del equipaje de mano también ha caído en tierra. Y parece intacta.

-Yo he encontrado mi mp3.

El tipo se sienta frente a la hoguera y asiente ante el discurso de Virginia. Dice que se llama Andrés, que ni es médico ni casi nada útil, pero que sabe un poco de construcción. Puede tratar de solucionar lo del refugio, pero cree que no es algo importante porque, afirma, "vendrán a rescatarnos pronto, ¿no?".

El héroe del día. El que salvó al perro dice que se llama Diego y que... bueno... entre otras cosas ha sido militar en Armada y que los últimos años ha sido chef. De hecho uno bastante bueno según dice.

-no pienso ser el puto cocinitas del grupo- bromea-. Pero lo vais a flipar si cocino.

Él salvó al perro... que por cierto se pone a ladrar a la oscuridad. Se levanta del lado de M.J., que resulta que era su dueño y ladra a un punto concreto de la playa.

No es un ladrido de alerta. Más bien como un gemido.

Al instante aparece trotando otro perro. Un boxer blanco, bastante empapado pero en perfecto estado.

-¡Henry!- grita una chica levantándose.

Y Henry se acerca a la fogata a saludar a su dueña.

_ALMA_ dijo...

Henry!! Corro hacia él, y lo abrazo, cuando he acabado de darle besos y abrazos, me limpio las lágrimas con el dorso de la muñeca, respiro hondo y pido disculpas a los demás por no haber dicho ni una palabra en todo este tiempo.

- Creo que he estado en estado de shock, creía que había muerto... -lo mantengo abrazado y regalándole caricias- Ahora me siento más fuerte, y Virginia tiene razón, esto es real, no podemos esperar que todo se arregle solo, no sabemos cuanto tiempo vamos a estar aquí... Yo me llamo Alma, y ya conoceis a mi peludillo, puedo aportar mis conocimientos sobre alimentación y nutrición, no es que podamos, es que debemos estar fuertes por lo que pueda pasar, mañana por la mañana me gustaría hacer una pequeña expedición para buscar alimentos, sabiendo lo que aporta cada cosa podemos estar sanos y fuertes con muy poco si fuera necesario, aunque esta isla parece estar repleta de vegetación. Si hiciera falta podemos usar mi Guía Vegana de alimentos exóticos, para las setas sobretodo, cualquier intoxicación en esta situación podría ser mortal.



-

Vórtice Marxista dijo...

Bienvenida a la experiencia, Alma. Tranquila, eran los primeros momentos, mañana la cosa estará más animada. Seguro. No sé cómo será la noche en La Isla, pero prometo leer todo lo que digáis esta noche mañana por la mañana. Mañana por la mañana, de hecho, se editará la entrada general, se pegará la edición aquí en los comentarios y continuará el juego.

Como podéis leer en las instrucciones, para esto están los comentarios, para declarar vuestras intenciones.

La Isla es vuestra.

Buena Primera Noche.

Kate dijo...

"... Virginia... Alma... menos mal que no hay ninguna histérica llorona por aquí... Dios mío, todavía no me lo creo... me parece estar todavía abrazando a mis hijos en nuestra despedida... pero TENíA que hacer este viaje, lo NECESITABA!... DIOSSSSS... qué vamos a hacer?? Si al menos tuviera mi maletín... mi maletín... qué es aquello que veo flotar sobre el agua??"
Me levanto de un salto y corro al agua a rescatar mi maletín de madera. Por mis gritos todos saben que son buenas noticias. Al llegar junto a la hoguera abro mi tesoro. Una colección de cuchillos y un machete brillan con la luz del fuego. Me vuelvo a sentar junto a mis exhaustos compañeros. L.L. me ofrece un reconfortante trago y seguimos planeando la estrategia a seguir. Propongo hacer tres grupos. Es imprescindible ocuparse de los heridos, buscar alimento y agua y preparar un campamento más digno para la noche siguiente... Me ofrezco para organizar el campamento si hay suficientemente gente que salga a buscar agua y comida fresca. ¿Cuántos somos en total?
"mmm...tendré que buscar mi mochila entre los restos del avión... dentro llevaba una tela mosquitera. Nos irá bien para resguardar mejor a los heridos... ojalá la encuentre"

Donser dijo...

Cuando desciende el zumbido, repaso mi estado físico (heridas y demás) y controlo la nausea.
Echo una mano en lo posible y ayudo a quien lo necesite.

Por lo demás, cuando nos reunimos todos, escucho las palabras de la española. Reuno comida y empiezo a hacer cuentas entre gente, comida y botellas de agua que se hayan encontrado.
Lo chungo es que entiendo un montón de supervivencia en el bosque... pero estamos en una puta selva! Grrr.
Por cierto, ¿mi brújula está entera? ¿funciona?

Claude dijo...

Tras tomar asiento en el avión (prácticamente igual que el anterior), miro a mi alrededor y me asusto igual que me ha pasado antes.
Me cago vivo, para ser mas exactos.
Creo que nunca vi a tantos "mayores" juntos. Me dan miedo.
El tiempo dentro del avión parece haberse ralentizado a escala 100:1
Es mi primer viaje y por eso estoy bastante nervioso. Además me ha vuelto a aparecer el tic en el ojo.
Siempre me pasa cuando estoy nervioso. Intento relajarme. Miro por la ventanillas y un mar de nubes me aborda. Joder. Tengo que vomitar. Creo que no he comido nada en un dia... pero tengo que vomitar. Miro a mi alrededor y veo una bolsa de plástico (bendita casualidad) en el bolsillo del pasajero de mi derecha. ¿Por que coño tiene ese tio una bolsa de plástico en el bolsillo? La cogo sin preguntar y, tras terminar, le doy las gracias y se la devuelvo.
-Por si te sigue sirviendo- le digo
La deja a un lado.
De repente la azafata anuncia que van a haber turbulencias. Primero caen las mascariillas de oxigeno.
Después empezamos a caer nosotros.
Me desmayo.
Me despierto.
Mi primera impresión es que el apocalipsis ha llegado.
Mi segunda impresión es que estoy jodido.
Cuando mi cerebro (esa maquina llena de engranajes que aveces se atasca) empieza a funcionar, decido salir de alli como sea.
Me importa una mierda que este pisando cadaveres (o casi cadaveres). Quiero salir de alli.
Llego hasta el bosque, a unos 150 metros de la costa.Me quedo alli, observando a los "mayores". No dan tanto miedo cuando se mueren. Están haciendo una fogata. Continuo mirandolos, con mi tic en el ojo.

Mj (Oscuridad) dijo...

Me despierto sobresaltado, como siempre, miro alrededor y veo que el accidente ha sido una catástrofe, demasiadas vidas perdidas... intento orientarme y veo a gente intentando ayudar a otros, pienso en mi perro y veo que esta junto a alguien, me acerco a esa persona y la saludo mientras mi perro se lanza sobre mi, pregunto si alguien sabe que ha ocurrido y si hay mas supervivientes, intento ayudar y me uno al grupo, pero intento mantenerme en un segundo plano e intento ir orientándome, por la situación del avión antes de perder el conocimiento aquí no debería de haber niguna isla...
Oigo a Virginia y veo que la gente empieza a movilizarse, cuando todo se tranquiiliza un poco propongo echar un vistazo adentrándonos más allá de la orilla (quizás haya un poblado cerca, aunque si con todo el ruido no ha aparecido aun nadie, lo dudo), aun así al menos podría servir para tratar de ubicarnos o de buscar un refugio mejor que la playa, pregunto si alguien se une a mi idea.

Virginia dijo...

Organizo una partida de búsqueda de agua y alimentos para el amanecer del día siguiente. Poca gente. Le pido a Kate que nos acompañe, con sus cuchillos, por supuesto ^^ También se lo pregunto a Donser, L.L, Alma Y Lobo ¿Quién más se apunta?

Virginia dijo...

- M.J... ¿quieres venir? seguro que tienes idea de cómo orientarte y nos puedes ser de mucha ayuda...

Vórtice Marxista dijo...

La noche ha sido relativamente amable con vosotros. Tras el hallazgo de la bota de vino del tipo que viajaba en pijama y el descubrimiento de que las dos únicas mascotas que viajaban en el avión están sanas y salvas, celebrasteis al fin estar vivos. Alrededor del fuego de la hoguera se propusieron varias vías de acción para cuando saliese el sol:

-Recuento y aprovisionamiento. Varias personas sugirieron que había que hacer recuento de supervivientes y recuento de provisiones. ¿Cuántos se han salvado del accidente y cuanta comida y agua se ha salvado del accidente? Se habla de ponerlo todo junto para mejor repartirlo. Por otra parte, un par de supervivientes proponen que podría realizarse una expedición de reconocimiento, para ver cuánto alimento podría aportar la selva junto a la playa.

-Cuidado y atenciones especiales. Los heridos no son heridos de gravedad, pero todo el mundo intuye que van a tardar más de lo normal en rendir al cien por cien. Acaban de tener un accidente traumático y aunque es un milagro que hayan sobrevivido, están heridos. Eso multiplica por dos el tiempo que tarda un ser humano en reponerse mentalmente del shock. Por otra parte es posible que entre los supervivientes existan personas que precisen de atenciones especiales: diabéticos, asmáticos, drogodependientes, etc… Se plantea cómo atender a todos y cada uno de los supervivientes “especiales” (de haberlos, además de los heridos).

-Alojamiento. Varias personas dijeron que este tema era absurdo. Luego de pasar la noche al raso comienzan a cambiar de idea a regañadientes. Con lo único que contáis es con cuatro palos (literalmente) y varias mantas a modo de “toldo”. No es lo suficientemente grande para todos y, de momento, se ha usado para que los heridos descansen bajo techo.

Luego de debatir todo esto, poco a poco todos vais quedando dormidos tras un día demasiado largo. Hay quien se resiste a Morfeo, preocupado por la situación o demasiado nervioso para dormir. Pero la mayoría duerme junto al fuego y en el campamento.

Vórtice Marxista dijo...

Amanece en la playa.

Es una mañana de pleno sol. Una mañana tropical, dice el pasajero en pijama. El sol arranca los retazos de los sueños de la noche pasada y ofrece una nueva perspectiva de todas las cosas.
Esto es una playa, de arena blanca y límpida. El mar es casi transparente, con un fulgor turquesa. Mar adentro, a algunos metros de la orilla, el fondo más oscuro indica arrecifes.

A vuestra espalda se extiende una densa selva. A primera vista podéis apreciar gran cantidad de cocoteros. Son unos cocos de color naranja. Seguramente con bastante agua dentro. Ideales, suponéis. Una expedición podría daros más información sobre la flora y fauna. Desde cualquier punto de la playa y mirando hacia la selva podéis ver un enorme pico que sobresale por encima de todo. Podría ser un volcán.

Cuando os acercáis a ver a los heridos parece que todos están bien. El señor asmático del avión, que dice llamarse Bruno y ser abogado, da gracias por haber llevado encima su aerosol en el momento del “accidente”. No podéis evitar preguntaros qué ocurrirá si tardan en rescataros y se acaba el inhalador.

Un par de supervivientes ha amontonado por un lado todas las provisiones y por otro todo el equipaje que se ha rescatado del “naufragio”. Dicen que podrían ir viniendo de uno en uno para ir repartiendo las pertenencias personales de cada uno. Parece que no ha habido pérdidas reseñables.

En cuanto al recuento: 45 supervivientes. De ellos diez están heridos leves. Otro más tiene fiebre a causa de la hemorragia y la insolación del día anterior (la chica pelirroja, Helen, según dice llamarse). Comida: para un par de semanas bien racionada. Agua: quizá un litro de agua por persona para seis días.

Otro superviviente que exploraba la playa en busca de “madera de deriva” para mejorar el campamento llega diciendo que ha encontrado bastante material tras una duna. Viene con lo que podría ser la portezuela de una avioneta, muy oxidada y descolorida. En su lateral aún pueden verse los restos del dibujo de un pato con un gorro de aviador.

El día amanece con muchas novedades.

Buenos días, Isla

Virginia dijo...

Despierto. Me adecento un poco. Ayudo con el reparto de comida y agua y después doy un par de voceds preguntando QUIÉN, finalmente, me va a acompañar a nuestra primera excursión por la isla.

Por cierto, otra cosa... entre el fuselaje del avión, restos, etecé... ¿han aparecido armas?

Vórtice Marxista dijo...

No hay ningún arma en el montón de cosas encontradas. Aparte de los cuchillos, claro. Parece que, o bien no volaba ningún policía (o demás personas que tuvieran que facturar su arma personal) o bien están en el fondo del mar.

Virginia dijo...

Matarile rile rile...

Pongo a salvo mis objetos personales, busco en el fondo de ropa común algo que pueda servir de impermeable, un par de calcetines y una correa. Echo todo en una mochila y sigo esperando que alguien me acompañe de paseo ^^

Vórtice Marxista dijo...

Hay un chubasquero de camuflaje, del ejército. Además está tu maleta contu ropa esperando ser reclamada.

Alma quería hacer una expedición, y creo que Donser también. Igual M.J. se apunta pero, desde luego, los dos primeros seguro.

Si tienen alguna objeción que lo digan. Si alguien más se apunta pues... adelante.

Virginia dijo...

Ok. Me pongo en camino con ellos. Si es posible, llevamos alguna botella de agua con nosotros. ¿Tenemos linternas o algo parecido?

Vórtice Marxista dijo...

Hace un sol de justicia, pero por si acaso podríais llevaros una. Hay una grande, amarilla y negra, en el montón de las cosas. De momento nadie la ha reclamado.

Kate, Alma, Donser, Virginia y Diego (que también se apunta con la frase de "no vayáis a traer una piedra pensando que es un huevo de codorniz"), pertrechados con un par de litros de agua y una linterna (que funciona y todo) emprendéis una expedición en busca de posibles alimentos (aparte de los que ya tenéis en el campamento).

-No os alejéis mucho, por si hubiera fieras o algo- dice el tal Bruno, que está echando una mano con lo del refugio.

Claude dijo...

me despierto porque oigo voces cerca. Sigo tumbado y miro hacia el lugar del que proviene el sonido. Veo a unos cinco "mayores" adentrándose en la selva. Tras pensarmelo un instante, decido seguirles. Aqui no hago nada. Muy sigilosamente, me deslizo de arbol en arbol hasta quedar a unos 20 metros suyo.

Vórtice Marxista dijo...

La expedición continúa. En unas horas explicaré lo encontrado. El tiempo que vais a tardar en la expedición, vaya.

L.L. dijo...

- "¡Ey, eeey, esperadme!"

No soy bueno para estarme quieto y esperar por ayuda, si hay algún poblado cerca prefiero buscarlo, nunca esta de mas un par de manos extras.

Me llamo Leo, Leonardo. Joder, todo esto ha sucedido muy rápido, en un momento estoy en una cantina bailando encima de la barra con las camareras y al otro estoy en esta puta playa.

Por cierto... ¿Qué hora es?.

Vórtice Marxista dijo...

Leonardo son las... es por la tarde. Tu reloj está parado a las 12:30.

Os habéis adentrado en la selva, sin alejaros mucho del "campamento", por si acaso y habéis encontrado diversos árboles frutales que podrían abastecer de comida a un ejército durante años sin problemas.
La Isla es muy rica en frutales. Habéis visto mangos, bananas, los cocos ya mencionados, algo que según el libro de Alma es el "árbol del pan" y algo parecido a peras, pero muy rugosas, que no habéis sabido identificar.

También habéis tenido la sensación de estar siendo observados desde que os adentrásteis en la jungla.

Igual es hora de volver a casa y comer algo.

Mientras tanto, en el campamento, algunos pasajeros han traído más madera y restos de la avioneta estrellada tras la duna.
También han recogido troncos y ramas y tratan de levantar, con la ayuda del tal Andrés, una especie de refugio más sólido y en el que quepa todo el mundo.

No obstante, otro tripulante, ha encontrado entre las cosas rescatadas del avión, dos tiendas de campaña de cuatro plazas y otra tipo "iglú" de una sola plaza.

La expedición, ¿vuelve al campamento?

Los del campamento ¿algo que queráis hacer?

Virginia dijo...

Propongo que sigamos buscando un poco más, a ver si encontramos un manantial de agua dulce o algo. Cuando parezca que va a atardecer, nos volvemos.

Virginia dijo...

Por cierto, trato de no hacer caso a la sensación de que alguien nos observa. Pienso que es algo mío sólo; pero si alguno de los compañeros me lo hace notar, me pongo en guardia... yo que sé... agarro un palo o algo, por si acaso.

Vórtice Marxista dijo...

Menos mal que habéis llevado algunas provisiones para comer algo. En la selva hace un calor axfisiante.

La sensación de que os están siguiendo no desaparece.

Os adentrías un poco más. Alguno de vosotros opina que habría que acercarse a las rocas, a las elevaciones de terreno par ver si dais con un manantial.

Vórtice Marxista dijo...

Bordeando una zona menos densa del follaje oís el murmullo del agua. Efectivamente, brotando de la roca junto a una elevación del terreno encontráis un pequeño manantial. Parece agua potable, pero no podéis saberlo.
Podría ser agua de lluvia.

Dhyrxios dijo...

Vamos haber alguien ha mirado si su movil funciona aunque sea la llamada de emergencia.

La verdad es que se me ocurre un par de cosa que hacer con lo que tenemos.
Se podria cavar un agujero lo bastante grande para colocar todas las provisiones (esto se hacer para protegerlas de las inclimencias del tiempo),se podria buscar mas materiales para hacer varios refujios....Bueno..mi nombre es Javier y trabajo en una empresa de reformas.

En fin lo primero despues de curar heridos y demas seris instalarnos y luego pensar en el resto.

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

*este comentario es en off

Eh... Mierdis. Ya me ha pasado dos veces que mando mensajacos y se me borran. (Gñññ) Releeré todo y me reincorporo a la acción.

Ludio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ludio dijo...

(OFF ROL: He editado el anterior comentario, lo dejé un poco con prisas, espero se me permita)

Todo ha sido tan rápido que lo único que me ha interesado es saber que estaba de una pieza y sobretodo que conservo todos los dedos de las manos. Lo último que recuerdo era que estaba en el aeropuerto.

No sé cuánto tiempo ha pasado,... He observado como la gente corría de un lado para otro, gritaban, se ayudaban e incluso se organizan, todo como si fuese una película y yo estuviera fuera de escena.

Tengo que hacer algo,... ¡Qué demonios! ¿Dónde están mis cosas?

Vórtice Marxista dijo...

Decididos a encontrar alimentos y agua, un grupo se adentra en la selva tras la playa y encuentra una gran variedad de árboles frutales que deberían garantizar comida para una larga temporada. De todos modos el pensamiento general es que se trata de algo provisional, puesto que es evidente que os rescatarán pronto. También encuentran en la expedición un manantial de agua. Tras comprobarlo se decide que es agua potable. En el campamento se hace recuento de provisiones y supervivientes y se llega a la conclusión de que no se va a pasar hambre ni deshidratación con lo que ya se tiene y lo que se ha encontrado. Se han agrupado los equipajes rescatados y la comida salvada.

Día 4

Tras el éxito de la expedición alimentaria la gente comienza a animarse un poco. “Van a venir a rescatarnos mañana mismo, seguro, pero al menos estaremos en plena forma cuando eso suceda”.
El “refugio” ya parece otra cosa. Con la colaboración de todos, usando mantas, hojas de árbol y madera de deriva, ahora parece un auténtico refugio a lo Robinson Crusoe. No es un anti-aéreo, pero seguro que protege de la humedad de la noche y de las posibles lluvias (nunca se sabe con los climas tropicales). No obstante, la mayoría preferís dormir en la misma playa, junto al fuego, puesto que el clima acompaña e invita a hacerlo.

Tras el descubrimiento por parte de un pasajero de que su reloj estaba parado, varios supervivientes más comprueban atónitos que los suyos también lo están. Lo mismo pasa con los móviles y portátiles. Todos los relojes marcan las 12:30 o las 00:30, dependiendo de si son analógicos o digitales. Ni siquiera hay línea para las llamadas de emergencia, pero cuando Javier (pasajero superviviente que dice trabajar para una empresa de reformas) trata de hacer esa llamada escucha al otro lado de la línea un pitido molesto y una conversación muy lejana, por encima de las interferencias. No es capaz de pillar ni una palabra de lo que dicen los dos hombres que dialogan acaloradamente por dos razones: se les oye muy de fondo, con mucho ruido de interferencias y hablan en lo que tan sólo puede clasificar como “cualquier lengua extranjera”. Después de que la comunicación se corte repentinamente, todo intento por volver a llamar a emergencias es infructuoso. No hay cobertura.

Alguien dice que, según sus cálculos hoy podría ser el día de reyes. A todo el mundo le hace mucha ilusión tener algo que festejar (crean o no en esa festividad concreta) porque se trata de algo ajeno a La Isla y común para la mayoría de supervivientes. Pasan el día festejando despreocupadamente tratando de apartar de sus mentes la insistente vocecilla que les dice que a lo mejor no es 6 de enero. Que cuando perdieron el conocimiento en el avión era de noche y cuando se “rompió” el fuselaje era pleno día. Que no saben cuánto tiempo han “perdido”. Olvidan esos pensamientos para no aguar la fiesta y pasan un feliz día de reyes.

Vórtice Marxista dijo...

Día 5

La mañana llega con una leve llovizna. No es lo que os temíais. Todos habéis visto en películas o series de televisión que en las islas tropicales (y esto parece una) la tendencia es que, de repente, caiga un diluvio sin pleno aviso. Esto no es eso. Es más bien, como dicen en el sur, un “chirimiri”, o, como lo llaman en el norte, “calabobos”. En fin, cuatro gotas de agua sin demasiada fuerza que os despiertan de buena mañana y os despejan la cara después de un reparador sueño.

La lluvia cesa en poco tiempo, lo suficiente para tener a todo el “campamento” en marcha muy temprano. La visita de rigor a los heridos acaba con muy buenas noticias. El superviviente que estaba peor, la chica pelirroja con la hemorragia, que había pasado las dos últimas noches con fiebre alta, parece completamente recuperada de sus heridas. Con ella curada, el número de heridos ya no es algo a tener en cuenta. Tan sólo hay un señor mayor que se ha lesionado una pierna y cojea al andar. Todos los demás, a estas alturas, ya están de nuevo en plena forma y ayudan de un modo o de otro en las tareas del campamento.

Alguien ha hecho un descubrimiento un poco menos feliz que el anterior. Durante la noche “alguien” ha robado provisiones.

Todos se acercan al lugar donde se han amontonado todas las provisiones para mejor repartirlas y descubren que es cierto, que ha menguado considerablemente el tamaño de las reservas. A fin de poder recontar mejor en todo momento, se habían colocado los artículos ordenados por tipos. Así, todas las botellas de agua estaban juntas, todas las chocolatinas estaban juntas, etc…

Tirando del último recuento que se hizo el día anterior concluís que faltan: seis botellas de agua, diez paquetes de sándwiches, ocho latas de cerveza y otras diez (quizá once) latas de conserva. Se buscan huellas en la arena y tras un rato de descartar las que son de los propios supervivientes, se descubre un par de huellas que sale de la selva, llega hasta las provisiones y vuelve a adentrarse en la selva. A juzgar por el surco se trata de alguien que va descalzo.

Reunión de urgencia.

Se plantea comenzar con la jornada de un modo normal, pero decidir si va a hacerse algo al respecto.

¿Qué decís?

Vórtice Marxista dijo...

Ludio, tus cosas están en el montón que se ha realizado con todo lo rescatado para que sus legítimos propietarios tengan facilidad a la hora de encontrarlas. Está todo, incluso el equipaje facturado. Parece que algunas cosas se habían mojado pero algún alma caritativa se ha molestado en secarlas, poniéndolas al sol o a la sombra según el clima de cada día.

Javier (Dhyrxios), has expuesto tus ideas al grupo. Entre todos tendréis que ver si se llevan a cabo. Lo mismo con todas las ideas que requieran el consentimiento del grupo. Se exponen y se decide si se llevan a cabo.

OFFF ROL: respecto a las acciones individuales, tal y como decíamos en las intrucciones del juego: en los comentarios se declaran las intenciones y en los mismos comentarios se espera la resolución de las mismas.
Malevoski, prueba a copiar el comentario antes de darle a enviar. Si se lo come el sistema, le das a pegar y lo vuelves a intentar. Es lo que yo hago. Vuelvo a pedirte disculpas, pero es ajeno a mi propia voluntad.

Ludio dijo...

Estoy más tranquilo por haber recuperado mi equipaje, entre ellos mi guitarra que da a entender a qué me dedico.

Al principio me parecía un poco absurdo tanto grupo de senderismo, pero ya me parecen demasiados días sin que nadie acuda al rescate y parece que esto va para largo.

Comento esto con los demás ahora que he empezado a socializarme y muestro un poco de rabia de pensar que si hay alguien en esa selva por qué no han ido a socorrerlos y por qué encima vienen a robar.

Como no soy muy dado a los paseos propongo que se hagan guardias permanentes con el fin de conservar lo poco que tenemos.

Vórtice Marxista dijo...

-Estoy de acuerdo con este hombre- dice el tal Diego-. Deberíamos hacer guardias. Y a lo mejor deberíamos meter las provisiones y las maletas dentro del refugio. Ahí siempre hay alguien por las noches. Además, no sé vosotros, pero a mí la perspectiva de comer fruta hasta que nos rescaten me parece demasiado fácil. En el agua hay peces, igual podríamos hacernos unas cañas de pescar con palos y cuerdas. Se pueden sacar "tanzas" resistentes de algunos troncos. No sé cuales, pero supongo que se pueden ir haciendo pruebas. Y además, yo diría que tiene que haber más fauna aquí. Igual podríamos tratar de cazar algún animal pequeño o algo. Lo digo por comer algo más que comida de avión y fruta tropical. No sé cómo lo véis.

Andrés toma la palabra en la reunión improvisada:

-Yo también estoy de acuerdo. En lo que dice el chico de la guitarra y en lo que dice Diego. Seguro que Diego podría hacernos un buen plato si le traemos algo más que fruta- bromea-. Respecto a quién nos ha robado... a mí me anima. Vale, es una putada que nos roben provisiones, pero por otra parte, que haya alguien que pueda robarnos implica que esto no es una "isla desierta" como en las películas. No sabemos como de grande puede llegar a ser la isla. Igual en la otra punta está Bora Bora. Quiero decir, que igual hemos caído en la parte no poblada de una isla con población normal. A lo mejor podríamos movernos, en lugar de quedarnos aquí esperando el rescate.

La pelirroja habla:
-Bueno, ciertamente parece que no estamos solos. Pero... si esto fuese una isla habitada habrían visto caer el avión. Como para no verlo. Y no ha venido nadie. O casi nadie. Voy a decir en voz alta lo que seguro ha pasado por la mente de todos. Y si no ha aparecido nadie de la jungla a robarnos... ¿y si ha sido uno de nosotros? No digo que haya un villano entre nuestras filas. Sólo que puede que alguien, llevado por el shock, la paranoia o cualquier otra cosa de esas, ha pensado que quiénes somos nosotros para administrar los recursos y se ha agenciado lo que él considera necesario para su supervivencia. Las huellas a la jungla... quizá se llevara las cosas allí para esconderlas.
No sé... no quiero ser conspiranoica, pero había que decirlo.

Dhyrxios dijo...

Bueno vale y que mas.Analicemos la situación,nuestro avion se ha destrozado,estamos en una isla de ha saber donde,los telefonos aparte de la intenferencias que escuche y que lo pongo en conocimiento de los demas activando el actavoz del movil no funcionan,todos los relojes analogicos o digitales se han parado a la misma hora y ahora nos roban las reserva de comida y agua aunque segun expedición los ha encontrado dentro de la isla.

Tendriamos que plantearnos que puede haber mas gente dentro de la isla y que puede que no sean amistosos inclusible salvajes.

Como yo hiva ha Bora Bora por motivos de trabajo intento buscar mi caja de herramientas

Vórtice Marxista dijo...

Tu caja de herramientas ha sido recuperada y está en el montón de cosas, junto con el resto de tu equipaje, de mano y facturado. Parece que cayó al agua pero alguien se ha molestado en ponerla al sol.

Respecto al robo de provisiones: No os han robado todo, sólo lo que se ha mencionado y lo que han robado eran las provisiones que habíais rescatado del avión, nada que ver con las cosas encontradas en la expedición.

Vórtice Marxista dijo...

-No creo que haya "salvajes" por estas latitudes, Javier- dice alguien-. Estamos en la Polinesia Francesa. Por mucho que aún hubiera pueblos "nativos" en algunas partes... ya deben estar lo bastante civilizados (o al menos, familiarizados con los turistas) como para haber ido a socorreros al ver el accidente. Digo yo.

Dhyrxios dijo...

Se me acava de ocurrir algo podiamos hacer "bote" para pescar y realizar una expedición rodeando la "isla" por que hemos dado por hecho de que es una isla ¿no?,podria ser una peninsula.De esa manera podriamos ver como es de grande,si hay vida y si en definitiva se trata de una isla.

El bote lo podriamos hacer con trozos del avion,cuerdas y madera.

¿Que os parece?

Dhyrxios dijo...

-Sabemos realmente poco de donde nos localizamos es cierto que en el mundo hay pocas islas que no hallan sido descubiertas ya,pero cabe la posibilidad de que no sea todo lo que parace y en alguna pelicula que otra he visto que los naufragos pasan varios años en una isla aparente y al final esistia civilización en el otro lado.Podria resultar gracioso que estemos pasando penurias cuando al otro lado hay civilización.

Es por eso que comento lo de hacer una expedición por barco sin alejarnos de la costa y rodeandolo.

Realmente me escama bastante de que solo se hallan llevado lo que hemos recojido del avión y no lo que se trajo de la expledición.

Vórtice Marxista dijo...

-A lo mejor esto podría valernos de algo- dice un superviviente señalando algo en el montón de cosas salvadas del avión.

Parece ser un bote salvavidas inflable, de los que deben llevar los aviones comerciales para casos de amerizaje de emergencia. Sólo hay uno y está sin estrenar. En el avión tenía que haber más, pero parece que es el único que habéis rescatado. Igual en la bodega de carga quedan más. Allí, en el fondo del mar.

Por supuesto, lo de que es una isla es algo que han dicho los propios supervivientes. No se ha demoestrado aún. Lo único que sabéis es que es de tipo tropical, con vegetación propia de la zona a la que viajábais y que tiene un volcán enorme (muy probablemente extinto) en mitad de la selva. Lo suficientemente grande como para verlo desde cualquier punto de la playa.

L.L. dijo...

Yo puedo hacer el primer turno de guardia, no duermo mucho y ante cualquier cosa (Saco un pequeño cuchillo de caza) siempre cuento con una ayuda.

De momento deberiamos exporar las cercanias al campamento, para hacer un perimetro de seguridad, sera mas facil vigilarlo por la noche.

Pienso tambien que un grupo deberia partir mañana temprano, para recorrer la mayor distancia posible con luz de dia, existe la posibilidad -Como bien dijo Andres- de que esta isla no este desierte, o que incluso sea una punta deshabitada de Bora-Bora.

Asi que,¿Que opinais?.

Virginia dijo...

Me apunto con Leo para hacer la guardia y ayudarle con el perímetro de seguridad. Comento, a todo esto, lo de la sensación que tuvimos al adentrarnos en la selva, de que nos estaban observando... ¿alguien más ha notado algo? Propongo ir mañána a dar una vuelta e investigar éste hecho concreto, tal y como apuntó Javier. Busco algún sospechoso del robo, por cierto... pregunto a la peña, a ver si ha visto algo raro. Y me intereso por el tema del paro del tiempo: opino que si se han parado todos los relojes a la misma hora, debe haber sido porque hemos atravesado algún campo magnético... ¿hay algún especialista en física entre nosotros?

_ALMA_ dijo...

Me doy cuenta de:
Puede que no estemos donde creemos.
El hueso que recubre la copra del coco se usa como combustible, la madera para construir, las hojas para el techo, la corteza es apta para utensilios diversos, la fibra es resistente al agua de mar, se utiliza para cables y aparejos de naves y hacer mantas, la pulpa y el agua tienen propiedades antisépticas y diuréticas, se suele usar en países tropicales
como remedio contra el asma, la bronquitis, contusiones, quemaduras, estreñimiento, disentería, tos, fiebre, gripe, etc, el arbol del pan según mi guía se encuentra desde el sudeste asiático (Filipinas, Indonesia), hasta la Polinesia, incluyendo Oceanía, pero en general ya está por toda la zona tropical, tenemos un volcán, arrecifes, cocoteros, mango y árboles del pan, podríamos estar en la Polinesia, Hawai, Islas Marquesas o hasta en la isla de Pascua.
Necesito un machete, examinar el volcán, apuntarme a la expedición alrededor de la isla, también quiero seguir las pisadas del ladrón con alguien que me acompañe, pongo todo esto en conocimiento de los demás, le pido el machete al tio del machete para descuajaringar los cocoteros más lejanos del campamento, compruebo que mi reloj tb está parado y comento la serie Lost por el magnetismo y puteo el final, luego me doy un baño e intento reconocer que peces, corales y vida marina tenemos.

_ALMA_ dijo...

Me apunto a las guardias tb.

_ALMA_ dijo...

Y comento con Virginia la sensación de estar siendo vigilados, le digo que creía que era cosa mía tb, pero que a partir de ahora pienso ir con machete. Me entran ganas de volver allí, miro hacia la zona, suspiro.
Le prometo llevarme a Henry la próxima vez por lo del olfato e intuición canina.

Vórtice Marxista dijo...

Efectivamente, TODOS los relojes se han parado a la misma hora. Lo de los campos magnéticos le suena bien a todo el mundo. Si hay algún experto en fisica en el grupo aún no se ha pronunciado.

Las propiedades de algunos de los árboles encontrados aparecen en el libro vegano de Alma, sí, y todo puede ser útil.

Respecto a los perros, ninguno de los dos ladró anoche cuando robaron.

Las expediciones que proponéis... cuándo, quién y cómo pensáis realizarlas. Si se van a hacer mañana hay que dejarlo todo organizado hoy. Si se va a hacer alguna hoy hay que ponerse las pilas.

A ver a cuántos convencéis para que se apunten a cada una de ellas. Tiene que quedar reflejado en los comentarios la gente que se une, cuándo váis a partir y el plan exacto que vais a seguir.

Adelante.

Vórtice Marxista dijo...

Donser, no te respondí en su momento, porque di por sentado que estaba respondida la pregunta, pero ahora releyendo los comentarios veo que no, que no lo estaba:

tu brújula está ahí y parece que sí, que funciona.

_ALMA_ dijo...

A ver, - me acerco al grupo- hay muchas tareas por hacer.
Las guardias nocturnas.
Seguir la huellas del ladrón para ver hasta donde llevan.
Examinar el volcán.
Bordear la costa.

Quién se apunta a qué?

Virginia dijo...

Me apunto, como ya he dicho, a las guardias nocturnas, y también a la búsqueda del ladrón. Propongo que se haga esta tarde el seguimiento de huellas, hasta que la luz del sol nos acompañe. Si no encontramos nada, seguimos mañana.

Ludio dijo...

Lo de hacer guardias es más importante a la hora de la noche, que es cuando han robado, y cómo somos bastantes nos podemos ir relevando haciendo turnos cortos.

A mí me interesaría apuntarme a una expedición al volcán, ya que es un punto elevado nos permitiría tener una visión más detallado de donde estamos.

Aún así, cómo sólo soy un músico y como yo he propuesto lo de las guardias, sino hay suficientes voluntarios, me quedaría.

_ALMA_ dijo...

Que os parece si vamos hoy (más temprano) a la busqueda del ladrón, esta noche hacemos turnos, y mañana Ludio, yo, y el que quiera vamos al volcán, con provisiones, mientras, los que se quedan podrían bordear la costa mientras estamos allí??

Vórtice Marxista dijo...

Andrés dice:

-Yo me apunto a lo del ladrón. Y a lo de las guardias, claro... ¡qué remedio!
¿Somos cuatro?

Virginia dijo...

Me parece una idea genial, Alma! Nos vamos a investigar las huellas, o qué?

_ALMA_ dijo...

Adelante!

Dhyrxios dijo...

Yo estoy deacuerdo con lo de buscar al ladrón obviamente lo de la expedición seria para acerlo mañana por la mañana para aprovellar todas las horas de sol que podamos.

Tambien estoy dispuesto para hacer guardia

Vórtice Marxista dijo...

Pues ya sóis cinco para la búsqueda del ladrón. A saber: Virginia, Alma, Ludio, Andrés y Javier.

Armados con algunos palos y un machete prestado os lanzáis a seguir el rastro de huellas en la arena.

Vórtice Marxista dijo...

Es un par de huellas de pies descalzos que llega de la selva a la playa, a las provisiones, y luego vuelve a entrar en la selva.
Ninguno de vosotros cinco es experto en seguir rastros así que hacéis lo que podéis.
Una vez que el terreno de la selva comienza a endurecerse las huellas comienzan a dejar de verse.
Intuyendo la distancia entre las anteriores calculáis donde debe de haber caído la siguiente y viendo cómo queda el terreno en ese lugar, os atrevéis a afirmar que "eso" puede ser un rastro.
Ramitas rotas, arena en hojas y cosas así.
Tratáis de seguirlo aunque cada paso que dais se vuelve más dificil.

Virginia dijo...

Es un pie de hombre adulto? Nos parece una mujer? Tenemos alguna corazonada?

_ALMA_ dijo...

Me gustaría saber de que tamaño son las huellas y que profundidad tienen para intentar dilucidar si es hombre, mujer, o niño/a.

Vórtice Marxista dijo...

Ninguno de vosotros cinco es experto en anatomía o investigador del CSI, así que lo máximo que podéis dilucidar es que se trata de un pie demasiado grande para pertenecer a un niño pequeño y quizá demasiado fino para pertenecer a un hombre.
Puede tratarse de una mujer o de un adolescente.
La sensación de sentiros observados regresa con más fuerza.

Virginia dijo...

Me pongo en guardia. Busco en los alrededores, a ver qué cojones pasa. Me ataco un poco, qué se le va a hasérsele ¬¬

Vórtice Marxista dijo...

Un poco más adentro, cuando la jungla se espesa un poco más, la sensación se hace más pesada. Todos lo notáis. Como si alguien tuviese los ojos clavados en vuestra nuca. Pero allí no hay nadie.

Henry se pone a ladrar jungla adentro. Ha olido/sentido/visto algo que vosotros no habéis visto.

Se adelanta.

_ALMA_ dijo...

Lo sigo en silencio machete en mano.

Vórtice Marxista dijo...

Detrás de unos matorrales altos, Henry ladra a un punto concreto delante suya.

Lo que véis es un claro del bosque, oculto por los matorrales. Como un círculo de medio metro de diámetro. En el centro del círculo están vuestras provisiones robadas.
Apiladas en el suelo en un montoncito.

El pero ladra, mueve el rabo y salta a vuestro alrededor esperando que alguien le de un premio.

Virginia dijo...

Bendigo a Henry. Miro a mi alrededor, a ver si encuentro rastro de la persona que ha apilado las provisiones allí. Palo en mano, of course. Pero sigilosamente.

Ludio dijo...

Como es normal en mis pocas experiencias de senderismo me he hecho con un "palo" a modo de bastón, más parecido a la vara de Gandalf. Lo agarro fuertemente con las dos manos por si hubiera de darle otra utilidad y me coloco con actitud defensiva junto a Alma.

Observo el hallazgo de Henry.

Vórtice Marxista dijo...

El rastro de pisadas en el suelo había dejado de ser perceptible a escasos metros del claro en el que se encuentran las provisiones.

Virginia, miras alrededor y por el rabillo del ojo crees ver algo que se mueve en medio de la jungla. Como a veinte metros de donde estáis.

Cuando enfocas la vista allí no hay más que vegetación.

_ALMA_ dijo...

-Buen chico!!-le hago unas carantoñas.
-Cuidado-susurrando-tiene toda la pinta de una emboscada...vamos o lo rodeamos antes?

Virginia dijo...

Vamos, pero con cuidadito... Y en el máximo estado de alerta posible, eh? Espero que Henry esté adiestrado para atacar!

Vórtice Marxista dijo...

¿A dónde váis exactamente?

_ALMA_ dijo...

Al centro del claro, donde estan los suministros.

Ludio dijo...

Como un espartano retraso ligeramente mi posición, con la intención, claro, de proteger. De la misma forma avanzo a la misma dirección que lo hacen los demás.

Vórtice Marxista dijo...

Os acercáis a los suministros, con vuestros palos y demás armamento en alto, escudriñando alrededor por si se tratara de una emboscada.
El perro se queda sentado mirandoos. Está contento por haber sido útil.
Ya de lejos vais haciendo la suma de cosas que hay y parece que están todas. Y que están intactas.

Por el rabillo del ojo véis a alguien moviéndose rápidamente. Está muy cerca del mismo lugar donde Virginia creyó antes ver a alguien.

Aúne stáis más en guardia. El perro no ladra.

_ALMA_ dijo...

Me pongo a recoger rapidamente los suministros y los guardo en la mochila-propongo ir hacia allí ya mismo, está claro que hay alguien, pero parece asustado, o ya habría salido.

Vórtice Marxista dijo...

Ludio, tú y Henry sois los primeros en descubrirlo.
Cuando el resto del grupo (Andrés, Alma, Javier y Virginia) están a dos pasos de las provisiones, se oye un chasquido y parece que los matorrales comienzan a moverse.

Es una trampa de red. Una gran red.

El "lazo" quedaba oculto entre los matorrales y el suelo del claro era la red. Ludio cae de espaldas al suelo al recibir el impacto de la cuerda al cerrarse en el centro.

El resto deja de tocar el suelo con los pies y se eleva un metro, atrapados en una red.

El pero se pone a ladrar.

_ALMA_ dijo...

-Lo sabía! No podía ser tan fácil, quién tiene el machete???-Ludio! Estas bien??

Vórtice Marxista dijo...

Mirándolo por el lado bueno... no era un foso con leones. Siguiendo por el lado bueno... desde más cerc podéis identificar el árbol de las "peras rugosas" como uno que aparece en el libro:es un noni (Morinda citrifolia).
Y ya puestos a ver lo positivo de las cosas ahora podéis ver al que se escondía en la jungla:
un chico de unos dieciséis años, con algunas magulladuras y bastante sucio que os mira con igual sorpresa que vosotros a él.
Está medio escondido detrás de un árbol y al ver que le habéis descubierto sale corriendo.

_ALMA_ dijo...

Llamo a Henry, le señalo a Ludio, y emito sonidos de "ve a por él""quién es?? es Ludio!!" y una serie de frases absurdas porque en realidad es muy inteligente, para ver si lo lame y reacciona.


(xDD)

Vórtice Marxista dijo...

Ludio, lo que te ha pasado, clínicamente, tiene un nombre: caerse de culo. A pesar de no haber perdido el conocimiento ni mucho menos, Alma arenga a su perro Henry para que te lama la cara.
El perro orbita sobre alredeodr de tu cabeza ladrando, se sube en tu pecho y comienza a darte lametones.

-Un espectáculo la mar de erótico- dice Andrés-. Pero me gustaría recuperar mi espacio vital.

Dentro de la red os estáis "conociendo mejor". Digamos que no hay mucho espacio para moverse. El machete está en el suelo junto con algunas de las provisiones, que se han caído al activarse la trampa.

Vórtice Marxista dijo...

Es posible que Ludio tuviera algún tipo de contusión debido al accidente y al caerse de espaldas ha quedado mareado unos minutos (más de diez). Finalmente y con la ayuda de Henry (que debería trabajar pegando sellos)se espabila, se levanta, se disculpa y comienza a cortar la cuerda que os separa del suelo, que estaba oculta detrás de un árbol y al estar hecha probablemente de lianas o corteza de árbol ha pasado bastante inadvertida hasta ahora, que se extiende tensa desde el suelo a la red.

_ALMA_ dijo...

(Jajajajaja xDDDDDDDD)

-Bueno Andres, mientras Ludio nos suelta te voy a dar un dato, ese árbol, el noni, cura lo que se le ponga por delante, así que ya sabes, tanto infecciones, dolores, asma, e incluso para diabeticos regula el azucar en sangre, por si te afecta algo de esto, o a Virginia, o alguien que no sepamos. Y ahora dame tu un dato curioso, que seguro que te has dado cuenta de algo que quieres compartir...

Pienso para mi misma: Algo que me quite la impotencia de no poder perseguir al chaval!!

Virginia dijo...

Una vez en el suelo y bastante furiosa, miro a ver si todos estamos bien y, si es así, trato de encontrar el rastro del niñato.

Ludio dijo...

Qué subidón de adrenalina, lo he hecho casi sin pensarlo,...

Vórtice Marxista dijo...

Andrés dice:
-sí, doctora Quinn. Es un árbol muy bonito. Ahora ¿le importaría sacar su codo de mi oreja? A decir verdad sí que hay un dato curioso que me gustaría compartir con el grupo: la próxima vez viajo en tren.

Vórtice Marxista dijo...

Han pasado veinte minutos entre pitos y flautas. El chaval hace ya rato que ha salido corriendo pero, desde luego, noe staba muy ocupado en ser sigiloso o en no dejar rastro.

No debe de ser dificil. ¿Os ponéis a ello o volvéis al campamento?

Por cierto, los del campamento. Se han hecho una serie de propuestas para mañana. Quizá convendría recordaros que debe quedar todo HOY en los comentarios: quién va, con qué cosas y sobre todo, el plan exacto de acción.

_ALMA_ dijo...

Gracias Ludio! Estamos todos bien? Pues busquemos a ese chaval!!!!

Vórtice Marxista dijo...

Entonces... ¿salís corriendo como alma que lleva el diablo jungla adentro detrás del chaval?

Ludio dijo...

OFF ROL: Voy a estar fuera, mi personaje seguirá al grupo a donde vayan.

_ALMA_ dijo...

No no, quietos paraos, primero examinamos la trampa, el nudo y el perímetro, descubrimos algo interesante??

Vórtice Marxista dijo...

Pues toda la trampa está hecha con "ingredientes naturales". Está muy bien elaborada, como si la hubiese hecho alguien acostumbrado a esto. La red en sí está realizada con hoja trenzada de cocotero, una especie de "corteza de árbol en hilos" y hojas caídas y vegetación para disimularla. La cuerda es una liana trenzada.

Todo sugiere que el artífice es un experto en el entorno y que no es la primera vez que hace una de estas.

Virginia dijo...

Que sí, que corremos detrás del colega!! Ya nos entretendremos después en otras cosas!!!

Como coja al niñato lo apaleo. Por Mcguiver de pacotilla.

_ALMA_ dijo...

Parece que hay una tribu en esta isla...y que nos quiere cazar, por miedo, por canibalismo, no lo sé, pero no podemos quedarnos más en mitad del claro, puede que esten viniendo ahora mismo a recoger su premio, nos apostamos en la vegetación con visión clara al claro, para ver si viene alguien a comprobar que estamos atrapados, o si vuelve el chaval una hora.

Vórtice Marxista dijo...

Vale, Virginia sale corriendo hacia la última dirección conocida del denominado "niñato" o "chaval". Javier y Ludio la siguen, supongo que Alma también (en caso contrario decid que no).
Corréis jungla adentro a toda velocidad.
Las "huellas" del perseguido son muy evidentes. Salió corriendo bosque adentro y no parece que se parase a ir ocultando su rastro.
Ramas quebradas, arbustos pisoteados, barro pisado dejando la huella de sus zapatos...
Las ramas os azotan la cara al pasar a toda velocidad pero parece que sólo tenéis un objetivo en la mente:
cogerlo.

_ALMA_ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
_ALMA_ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Vórtice Marxista dijo...

Alma... dime... estás apostada sola con tu perro en el claro o estás corriendo.
Tú decides.

_ALMA_ dijo...

Estoy corriendo!




(Perdonadme los fallos que soy nueva en esto xDD)

Vórtice Marxista dijo...

No pasa nada. Somos TODOS nuevos en esto. Podías decidir quedarte, ¿eh? La decisión siempre es del jugador.

_ALMA_ dijo...

Por qué no puedo estar en dos sitios a la vez??? No quiero dejarlos solos.

Vórtice Marxista dijo...

Corréis y corréis, como si no hubiera mañana. Pero... a nadie se le ocurre pensar en un pequeño detalle hasta que Andrés pisa otra trampa.
Se eleva del suelo colgando de un árbol en una red similar a la anterior.
Corréis un par de metros más hasta daros cuenta.
Ludio dice:
-Oye, y si en vez de redes... ¿han puesto fosos con estacas?

_ALMA_ dijo...

Paro a Virginia.Volvemos arás para liberar a Andrés.Le suelto un:Otra vez por ahí arriba? Y me pongo a cortar.
-Tienes razón Ludio, es que vamos demasiado confiados! Y algo me escama, como ese niño ha pasado corriendo sin ningún cuidado entre las trampas...

(Cómo es el chaval?Negro,mulato,blanco? Y cómo iba vestido?)

Vórtice Marxista dijo...

-¡Lo veo! ¡Lo veo!- grita Andrés desde la trampa -¡Está ahí al lado!
Señala hacia adelante.

El chaval, por lo poco que podíais ver era de raza blanca, iba bastante sucio, con algunas magulladuras en la cara y en las manos y con ropa normal... vaqueros, camiseta y sudadera. Aunque sucio todo.

-¡Ha vuelto a salir corriendo!

_ALMA_ dijo...

-No puede seeeer!!!!!-grito-chicoooo, vuelveee, no queremos hacerte daño!! Intento seguir su rastro justo por donde va él.
Intento que Henry se tire encima de él como si fuera un juego, sin agresividad.
Pero antes de ir marco con el machete un arbol con una flecha en la dirección por la que vinimos.

Vórtice Marxista dijo...

Lo véis. Correis un par de metros dejando atrás a Andrés colgando en el aire (o no atrapais al chico) por petición suya y lo véis. Está atemorizado mirando hacia atrás y corriendo.
Y cae en una trampa.

Ahora pende en el aire a un metro y medio del suelo.

_ALMA_ dijo...

Llego jadeando y paro en seco a dos metros, me fijo en que no haya más trampas cerca, quiero liberar al chico pero me da miedo que se escape, antes de bajarlo le pregunto:

Estas bien? Por favor no te vayas, te vamos a soltar, nosotros también estamos asustados, pero si estamos juntos lo llevaremos mejor, como te llamas?Cuantos años tienes?

Vórtice Marxista dijo...

Comienza a llover. Hace un segundo no llovía y ahora llueve para tres meses. De golpe y porrazo. El chaval se revuelve dentro de la red.

-Está oscureciendo- dice Andrés-. Y si lo bajamos y lo llevamos al campamento. Amarrado, claro.

Claude dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Claude dijo...

XD
vale
pensé que ya me habias liberado de la red, pero acabo de leer bien el comentario de alma
entonces vuelvo a escribir

Claude dijo...

Analizo mi situacion y finalmente accedo a decirle mi nombre y mi edad.
Me pongo a llorar

Vórtice Marxista dijo...

Claude, te he mandado un mensaje privado por Facebook.

Ludio dijo...

Se me viene a la cabeza la palabra "piñata" pero supongo que será mejor llevárnoslos ahora que se encuentra inmovilizado.

Vórtice Marxista dijo...

OFF ROL: Tenéis la opción de borrar los mensajes que estén mal. No hace falta que los borre el administrador, los puede borrar el creador de cada comentario. Por otra parte, cuando digas: les digo mi nombre y mi edad, directamente hazlo. Y no te preocupes, eso es nuevo para TODOS NOSOTROS.

Vórtice Marxista dijo...

-¿Habéis visto "Quién puede matar a un niño"?- dice Andrés golpeándose con los nudillos la mano- Porque yo no. Y el cabroncete este no sólo nos roba la comida sino que además nos tiende trampas e intenta cazarnos. Debe de ser de la tribu esa que ha mencionado Alma. La ropa se la habrá robado a sus victimas.

Virginia dijo...

Después de la sarta de improperios que le suelto al niñato, ahora Claude (del tipo "deshecho de quirófano" bla bla bla) trato de que se calme y propongo llevarlo al campamento. Le pregunto si venía en el avión (aunque pueda parecer evidente), qué le llevaba a Bora Bora y qué traía consigo, si le acompañaba alguien y tal.

Claude dijo...

oigo a otro mayor hablando, y lo que deduzco despues de que termine de hacerlo es que o se ha dado un golpe muy fuerte en la cabeza o nacio asi.
Después de reunir fuerza de voluntad, le digo : ¿ En serio tengo pinta de pertenecer a una tribu?. Joder. Pues la verdad tiene que ser una muy lista para que sepa tu idioma...

Claude dijo...

Me siguen hablando, pero al parecer he gasta toda mi fuerza de voluntad cuando he hablado antes. Se me hace un nudo en el estómago pensando lo que me van a hacer. no me creo mucho lo que me dicen la verdad. Ya me habia pasado antes que... pero bueno da igual. Me callo y continuo mirando hacia el suelo

_ALMA_ dijo...

Yo no creo que mienta, Andrés, buena película por cierto.
Espero a que el chico responda.

Virginia dijo...

- A ver, Claude... habla, anda, que no te va a pasar nada... ¿venías en el vuelo? ¿Te encuentras bien? Dí algo, hombre... que ya sé que tengo el pronto mu malo, pero no quería asustarte, joer...

_ALMA_ dijo...

Cuantos años tienes??

Claude dijo...

Miro el machete de uno de ellos
Miro al perro ( que me asesina con la mirada)
Miro a la mujer que me habla en este momento enarcando las cejas.
Vuelvo a mirar al suelo

Claude dijo...

Miro el machete de uno de ello y después miro a la mujer que me pregunta mi edad , en plan sarcastico.
Vuelvo a mirar al suelo

Ludio dijo...

Deberíamos pensar en volver,... Y por cierto listillo, si alguien ha pensado que eres de una tribu ha sido por tu cordial recibimiento,... ¿No has visto el avión?¿A qué coño ha venido lo de las trampas?

Virginia dijo...

Venga, nos lo llevamos a la fuerza. Se acabó.

_ALMA_ dijo...

Pero tranquilo, que yo no mato ni para comer! No como ni animales, y vengo con un perro, el machete es para defendernos, pero de ti no hace falta defendernos, verdad? Mira te presento a Henry, es un babosillo.-Me rio.

Claude dijo...

¿Dije antes que creía que el hombre le pasaba algo en la cabeza?
Bueno pues... ahora lo afirmo.
Sin embargo me inspira mas confianza que el resto, no se porque la verdad, y decido contestarle:
¿Habeis visto bien las trampas?. Porque si lo habeis hechO, deberias saber que UN NIÑO DE 16 AÑOS NO PUEDE HACER TRES TRAMAPAS DE RED EN EL POCO TIEMPO QUE LLEVA.. mierda se me escapo mi edad.
Bueno da igual. Me la suda lo que penseis.
(OFF ROL: al principio yo tambien creia que las trampas las habia hecho yo, pero gracias a una alcaracion de vortice, ahora se que no)

Claude dijo...

La mujer no parece ser mala... me presenta a su perro y le enseño una sonrisa torcida

_ALMA_ dijo...

Todos tenemos un problema ahora mismo, la gente de las trampas, que podrían estar siguiendonos desde el principio, tu has visto a alguien más aparte de nosotros y los de la playa Little Buddy?- le digo al chaval.

Virginia dijo...

- ¿Que no puede? Tú no conoces a mi hermano, chaval... ¬¬

Ludio dijo...

OFF TOPIC: Hasta mañana no me conecto, así que dejo a mi personaje en manos de Vórtice. Llévatelo a la playa a montar guardia, jeje.

Claude dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Claude dijo...

¿Little Budy?-pienso-Pero.. ¿pero que...? Bueno da igual...
Decido que para sobrevivir, debo hablar. Se que no me van a matar (ahora lo se), pero la mujer tiene razon. Los que han puesto las trampas pueden estar siguiendonos ahora mismo. Total, al fin y al cabo, si veo que no me convienen simpre puedo escaparme diciendo que tengo que ir al baño...
-No, no he visto a nadie. Pero he visto un par de trampas mas por los alrededores...

Virginia dijo...

- Ok. Señala, anda. Nosotros te cubrimos. Indícanos dónde están esas trampas y volvamos al campamento.

_ALMA_ dijo...

Jejeje, es de Sam&Max, una aventura gráfica, cosas de frikis, pues venga, vamos para el campamento que supongo que alguien habrá preocupado, y ya de paso miramos en el claro que nos pilla de camino, a ver si vemos al Cazador...

Claude dijo...

OFF ROL:Si. Jugué una demo en la play 3, pero no me sonaba la expresión.

Cuando llegamos a las trampas les hago un gesto para que paren y las rodeen

Vórtice Marxista dijo...

Bien, poco a poco, con cuidadito y buena letra llegáis al campamento donde ponéis al corriente a todos los demás de lo sucedido.
Claude, en el montón de pertenencias están tus cosas, tus maletas y todo lo demás.
El resto: ha dejado de llover, pero es noche cerrada.
Los que se quedaron en el campamento han estado muy liados intentando pescar con palos y cuerdas improvisadas y no han tenido mucho éxito. La recolección de fruta ha sido todo un éxito.
La comida no está mal, con un par de buenas piezas de pescado, mucha fruta y una especie de tortilla de vaya usted a saber qué cosa.
El chef, Diego, os desea un buen provecho.

A partir de ahora y hasta mañana por la mañana tenéis para preparar lo que vayáis a hacer mañana.
Que se apunte todo el que quiera apuntarse, pero dejad en los comentarios el plan de acción en cada caso.
Las distintas expediciones que vayáis a hacer mañana... todo lo que queráis hacer mañana... tenéis toda la noche para debatirlo alrededor de la hoguera.
La primera guardia la hacen L.L. y Ludio.
Organizaos para las siguientes.
Buenas Noches, Isla.

Claude dijo...

Mi personaje se mantendra en un estado pasivo y siempre a la defensiva (menos con las personas que mas o menos le caen bien). En caso de que le pidan que haga algo lo hará, siempre y cuando entre en lo normal y se lo pida una de las personas anteriores. Por ejemplo, si le piden que se suicide con una piedra no lo hara, pero si le piden que le acompañen a recoger algo o a algun otro tipo de expedición, accederá.

_ALMA_ dijo...

Ok, yo mañana voy a ir con Ludio de expedición al volcán, me llevo a Henry, quien quiera venir que se apunte.

También podeis apuntaros a bordear la costa en el bote.

Esta noche hago la segunda guardia.

A Claude le dejo preparado su sitio porque parece estar agotado, le pongo la comida por delante y me acuesto hasta mi guardia, Pasad una buena noche!

Vórtice Marxista dijo...

Algunos supervivientes se adentran en la selva siguiendo el rastro de huellas del ladrón de provisiones. Tras mucho buscar encuentran entre la maleza todo lo que les ha sido robado, apilado en un claro, pero cuando van a cogerlo caen en una trampa de red. Descubren que están siendo observados y ven a un chico de unos dieciséis años que les observa escondido tras un árbol y que huye al verles. Le persiguen, descubriendo por el camino que hay más trampas colocadas por la jungla. Una vez lo alcanzan, el chico resulta ser otro superviviente del vuelo. Él no ha colocado las trampas. Se planea usar un bote salvavidas rescatado del avión siniestrado para bordear la costa y comprobar el tamaño del sitio en el que están y si hay civilización en el lugar. Por otra parte también se planea una expedición al volcán que puede verse desde la playa para saber un poco más de lo que les rodea.

Día 6

Amanece. Es vuestro quinto amanecer en esta playa. Ya estáis comenzando a familiarizaros con la hora en la que sale el sol y vuestro reloj biológico se ha programado con facilidad.

Os levantáis y os ponéis en marcha. Hoy hay muchas cosas que hacer.

Las guardias de la noche aseguran que no ha habido novedades. Una noche tranquila, sin visitas no deseadas.

Por otra parte, los que han dormido en el refugio en lugar de en la playa alrededor de la hoguera se despiertan con una desagradable sorpresa: han sido victimas del ataque de un enemigo feroz e implacable. Las pulgas. Alguien se ha contado en el cuerpo más de cien ronchas. El picor es insoportable y alguno de los heridos que ya estaba mejor ahora tiene fiebre alta, suponéis que como consecuencia de las picaduras. Los mosquitos también se han cebado con todo el mundo, pero es algo más llevadero.

Con un desayuno medio decente por delante, se convoca lo que ya se está convirtiendo en costumbre en La Isla, una reunión improvisada en la que cada uno expresa sus inquietudes y sus ideas para el día de hoy. Y es que nadie quiere pensar más allá de veinticuatro horas. Todos sabéis que esto es una protección mental. Que nadie quiere pensar que van a pasar cuarenta y ocho horas más sin que aparezca un equipo de rescate. Porque es imposible que nadie os esté buscando, ¿no?

Vórtice Marxista dijo...

Los temas que se están tratando son los siguientes:

1.Comida. Ayer se habló de que se podría tratar de buscar más alimento aparte de la fruta. Debe haber animales en alguna parte. El pescado ha resultado ser otra buena opción ya que lo hay a mansalva, pero las cañas creadas ayer con palos y cuerdas han resultado ser poco útiles. ¿Alguien sabe hacer una caña mejor? ¿Alguien sabe hacer trampas para animales?

2.Volcán. La expedición al volcán se pinta como una simple excursión para reconocer el lugar en el que os encontráis. Quizá clasificando el tipo de volcán podáis tener una idea del tipo de sitio en el que habéis caído. Alma y Ludio van a salir en cuanto acaben su desayuno hacia allí. ¿Alguien se apunta? ¿Alguien puede aportar algo más a esto?

3.Viaje en bote. La expedición en bote para bordear la costa ha tenido gran aceptación. Aparentemente parte de la misma hipótesis que el viaje al volcán, “conocer mejor el entorno”, “saber si esto es una isla, una península o lo que sea”. Javier ya ha inflado el bote salvavidas y algunos supervivientes han traído madera que servirá como remos. ¿Alguien más se apunta? ¿Alguien tiene conocimientos útiles para esta expedición?

4.Las trampas y los salvajes. Es un tema recurrente desde que robaron las provisiones. El hecho de que ayer alguno de vosotros cayese en trampas de red aún ha puesto más nerviosa a la gente. La pregunta global es: “si no estamos solo, ¿quiénes son y por qué tratan de cazarnos? ¿Algo que hacer al respecto? ¿Alguien tiene alguna idea?

Disfrutáis del desayuno oyendo las opiniones del grupo. Dentro de poco comenzarán las expediciones.

¿Algo que añadir a la reunión? ¿Alguien se apunta a alguna de las expediciones? ¿Ideas?

Es hora de moverse.

Virginia dijo...

Si no estoy muy cansada después de la última guardia, me apunto a la expedición del volcán. La idea de quedarme dando vueltas a la isla en bote me marea. Además, de camino podemos investigar el tema de la "gente" que trata de cazarnos. Yo iré pendiente de cualquier pista relacionada con este tema.

Antes de irme echo un vistazo para ver cómo está todo el mundo, busco a Donser, MJ, Leo, Lobo, Javier, Ivan, Swi y todos y todas con los que me he relacionado hasta hoy y me aseguro de que están bien. Me doy un bañito, me pongo ropa limpia, busco las botellas de agua para todos y las provisiones, las reparto entre tres mochilas y le acerco una a Ludio y otra a Alma. Enciendo mi Palm para ver si capto alguna señal como la del día anterior. ¿Ocurre algo?

Vórtice Marxista dijo...

Sí, ocurre algo. Captas un pitido al otro lado de la línea. Mucha interferencia estática y, justo por debajo de todo el ruido, apenas imperceptiblemente, se oye a un hombre hablando en un idioma extraño. Habla en un tono monocorde y sin emociones. De cuando en cuando crees captar otras voces que parecen responderle.
Desde luego es escalofriante porque no conoces el idioma en absoluto.
Un tipo que se ha mantenido al margen todo este tiempo con un cuaderno en la mano te mira asombrado al ver tu cara al oír las voces. Es Iván.

Virginia dijo...

Trato de captar aunque sea un par de palabras sueltas de la conversación y se las voy dictando a Ivan, tal y como me suenan, para que las apunte en el cuaderno. Hablo en inglés preguntando si alguien puede oirme, doy mi nombre, el número de vuelo y el´día que nos estrellamos. Digo que somos 45 supervivientes. Lo repito unos minutos.

Vórtice Marxista dijo...

Es difícil sacar en claro palabras, porque la recepción es muy débil, pero hay dos que se han oído con mayor claridad. Suenan parecido a:
"Alnaixi"
y
"Embusco".

Vórtice Marxista dijo...

-Yo no me meto en la selva otra vez- dice Andrés-. Que ya he tenido bastante de trampas y carreritas. Lo del bote no me parece mala idea. Cuenta conmigo, Javier.

Diego, que parece haberlo sopesado mucho, dice al fin:
-Bueno, algo de conocimiento marinero tengo. Estuve en Armada y viajé en un buque escuela. No puede ser muy dificil coger un bote y remar. Además, no pienso pasar ni una noche más siendo pasto de las pulgas. A lo mejor encontramos un mejor campamento. ¿Alguien más se apunta?

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

A día de hoy, el sol se ha ido las suficientes veces como para saber (utilizo unas cuantas páginas del moleskine como calendario, apuntando desde las veces que sale el sol o se va, hasta el tamaño de la luna por la noche, o cada una de las grandes o pequeñas precipitaciones) que estamos en el sexto día de nuestro "retiro" nada espiritual.

Ha estado muy bien quedarse al margen, me ha servido para anotar algunos nombres, y conocer un poco mejor a los que me rodean (sin permitir que ellos me conozcan a mi). Después de cinco días en los que sólo he comido y bebido un par de veces (al no hacer nada, no me he visto con derecho a abusar) me empieza a picar el hambre. Decido apuntarme a la expedición del volcan.

No me interesa aprender a pescar o a cazar, ni me preocupan las trompetas de "amenaza" que suenan en las bocas de todo el mundo, pero reconozco que hace cinco días que debían habernos salvado y parece que nos hayan abandonado. Hoy día la tecnología nos permite encontrar el origen del pedo de un niño en concreto entre miles de pedos de niños en una cabalgata del día de reyes (que por cierto, creo que era en estos días, aunque no la echo nada de menos, me repugnan las masas).

La cuestión es que llevo seis días sobrio, he abandonado mi proyecto de "viajar" astralmente y apuntar todo lo que viva en mis viajes debido al shock, pero mi mente me empieza a pedir sustancias psicoactivas, y mi uso de la razón me pide que siga con mi proyecto. Por lo que he visto estos días Virginia es la "lider" no nombrada.
Yo me veo incapaz de dar dos pasos sólo hacia la selva (no me interesa el volcán, si no las drogas) así, que he comunicado al grupo mi deseo de partir con ellos (ocultando mi intención primaria). Me siento tranquilo de ir en el grupo con Virginia. Me gusta la gente con carácter, me hace sentir más seguro de mi mismo. Ya en el avión escribí sobre ella y estos días he anotado algún que otro pensamiento. (escribo todo lo que se me ocurre sobre cualquiera).

La veo con una cara de pánico.
Me decido a hablarle.
¿Qué ocurre? ¿qué estás escuchando?

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

A día de hoy, el sol se ha ido las suficientes veces como para saber (utilizo unas cuantas páginas del moleskine como calendario, apuntando desde las veces que sale el sol o se va, hasta el tamaño de la luna por la noche, o cada una de las grandes o pequeñas precipitaciones) que estamos en el sexto día de nuestro "retiro" nada espiritual.

Ha estado muy bien quedarse al margen, me ha servido para anotar algunos nombres, y conocer un poco mejor a los que me rodean (sin permitir que ellos me conozcan a mi). Después de cinco días en los que sólo he comido y bebido un par de veces (al no hacer nada, no me he visto con derecho a abusar) me empieza a picar el hambre. Decido apuntarme a la expedición del volcan.

No me interesa aprender a pescar o a cazar, ni me preocupan las trompetas de "amenaza" que suenan en las bocas de todo el mundo, pero reconozco que hace cinco días que debían habernos salvado y parece que nos hayan abandonado. Hoy día la tecnología nos permite encontrar el origen del pedo de un niño en concreto entre miles de pedos de niños en una cabalgata del día de reyes (que por cierto, creo que era en estos días, aunque no la echo nada de menos, me repugnan las masas).

La cuestión es que llevo seis días sobrio, he abandonado mi proyecto de "viajar" astralmente y apuntar todo lo que viva en mis viajes debido al shock, pero mi mente me empieza a pedir sustancias psicoactivas, y mi uso de la razón me pide que siga con mi proyecto. Por lo que he visto estos días Virginia es la "lider" no nombrada.
Yo me veo incapaz de dar dos pasos sólo hacia la selva (no me interesa el volcán, si no las drogas) así, que he comunicado al grupo mi deseo de partir con ellos (ocultando mi intención primaria). Me siento tranquilo de ir en el grupo con Virginia. Me gusta la gente con carácter, me hace sentir más seguro de mi mismo. Ya en el avión escribí sobre ella y estos días he anotado algún que otro pensamiento. (escribo todo lo que se me ocurre sobre cualquiera).

La veo con una cara de pánico.
Me decido a hablarle.
¿Qué ocurre? ¿qué estás escuchando?

L.L. dijo...

Pues me parece una desicion acertada, Diego, necesitamos conocer las dimensiones de esta isla, quien sabe tal vez sea incluso un archipielago. Por mar podremos tener una perspectiva mas amplia de reconocimiento y podriamos ver rastros de humaredas de hogueras, chozas o inclusive cabañas.
Mi conocimiento del mar es algo vago pero es mejor eso que nada. Llevo mi bota y mi cuchillo, pongo una sonrisa socarrona y pregunto en voz alta:
"Una duda, se que no esta el horno para bollos pero... ¿Alguien tiene tabaco?, creo que he llegado a mi limite. Haciendo guardia esta noche casi intento fumarme un trozo de piel de coco."

Swi dijo...

Los estados excepcionales a veces hacen que el cuerpo utilice una energía extra que no se sabe de dónde sale, por eso puede estar muy activo durante el rescate y ayuda a los supervivientes heridos, pero ese derroche se paga. Y es por eso que ahora me despierto después de muchas horas seguidas de sueño.

Me pongo al día enseguida de los sucesos acontecidos y me ofrezco voluntario para la expedición marítima en el bote, con idea de tratar de cartografiar el contorno de la supuesta isla e investigarla desde el mar.

Por otra parte, mientras nos decidimos a salir o no, me ofrezco a enseñar a quien quiera aprenderlo sobre cómo hacer pequeñas trampas para cazar animales. Espero que los vegetarianos respeten que queramos comer carne al igual que yo respeto que ellos no la coman.

Vórtice Marxista dijo...

Swe logró rescatar la mayor parte del tabaco junto con vuestras pertenencias. Algo se mojó, pero se puso a secar inmediatamente y ahora lo único que sucede es que algunos cigarrillos tienen un color más bien marrón. Pero son fumables y conservan sus propiedades casi intactas.

Las expediciones han quedado, según he entendido, de la siguiente manera:

-Expedición al volcán: Ludio, Alma, Virginia e Iván.

-Expedición en bote: Javier, Andrés, Diego, Swi y L.L, "el chico del pijama".

De hecho habéis partido, cada uno en su dirección hace una hora y tres cuartos. En unos minutos os pongo vuestras primeras impresiones.

Vórtice Marxista dijo...

EXPEDICIÓN AL VOLCÁN.

Lo primeor que descubrís al adentraros en la jungla es que ya no hay ni una sola de las trampas que estaban ayer. Ni aquéllas en las que caísteis ni aquéllas en las que no. Han desapaecido. La hierba está pisoteada por varios pares de pies descalzos en las inmediaciones de cada uno de sus antiguos emplazamientos.

Durante la excursión la Palm vuelve a pitar varias veces y se oye más o menos lo mismo que antes. Un hombre hablando monótonamente en un idioma que no os suena de nada y de cuando en cuando otras voces que parecen responderle.
La palabra "pulo", o algo parecido a eso suena en vuestros oídos se repite varias veces.
La calidad del audio mejora cuanto más os aproximáis al gran gigante que parece ser el volcán.
Aún os quedan al menos dos horas para llegar a su pie.

De momento sin mayores incidencias (a menos que cuente como incidencia la extraña sensación de ser observados continuamente).

EXPEDICIÓN EN BOTE.

Dejando la playa atrás y bordeándola en dirección Este, lo primero que os llama la atención es que, siguiendo la costa, a un kilómetro quizá de vuestro campamento, un poco más allá de la duna en la que uno de los pasajeros descubrió la puerta de la avioneta, veis un espectáculo bastante extraño.

Detrás de una elevación del terreno, a pie de playa, observáis atónitos, lo que parecen ser los restos de distintos aviones pequeños y lo que podría ser la cola de un avión comercial. El estado herrumbroso y las algas y musgo pegados sobre la mayoría de ellos os infunden sensación de antiguedad.

Andrés agudiza la vista mirando uno de los fuselajes semi destruidos y dice:
-Que me aspen si eso noe s una esvástica en la cola de una avioneta podrida.

Continuando la travesía llegáis al punto de tener que avanzar hacia el norte para seguir el contorno de la costa. Acantilados y escolleras siembran el paisaje en un punto.

Maniobras de remo y sustos, pero nada relevante. Continuáis adelante.

L.L. dijo...

"Te has ganado puntos conmigo salvando el tabaco, eres bueno tío."

Palmada viriles de aprobacion en la espalda.

Claude dijo...

Me despierto con el estómago vacio y miro a mi alrededor. No veo a nadie que conozca... bueno, solo a alma, que se encuentra sentada a unos 30 metro de mi. Le pregunto a alguien que donde se han ido el resto y me dice que de expedición. Y me quedo conforme de que alguien haga algo en esta isla. Yo, por mi parte, me voy a estar rascando la barriga hasta que no tenga mas remedio que acutar. Me tumbo y espero la hora de la siguiente comida

Virginia dijo...

- Ivan... no sé qué es... recibo voces en la palm, pero no puedo identificar el idioma... ¿has tomado nota de lo que te he dicho, de las palabras? Ya intentaremos buscar entre todos qué significan...

Me voy pa la expedición al volcán. Aunque me canso bastante, porque no estoy acostumbrada a caminatas tan largas, trato de seguir el ritmo de los demás. Repito que sigo pendiente de cualquier pista sobre los indígenas que pueda haber por aquí.

- Las trampas de ayer... no están. Deben de haberlas retirado al saber que estamos nosotros dando vueltas por aquí. Lo que me escama es que no sé por qué no se muestran, sean quienes sean... si las han quitado para no herirnos, podían haber venido a decirnoslos, ¿no? Y si es por otra razón... supongo que lo que no quieren es que les sigamos el rastro... y eso me preocupa y me asusta.

Voy pendiente de la palm, repitiendo el mensaje de emergencia. De vez en cuando repito las palabras que Malevoski apuntó en su cuadernillo, por si me escuchan.

Vórtice Marxista dijo...

Allí a lo lejos se ve la falda del volcán, ya está ahí al lado.
El viaje a través de la jungla ha sido muy tenso. En determinados momentos la sensación de ser observados se ha hecho demasiado intensa y ha habido varias ocasiones en las que habéis oído perfectamente pisadas y gente corriendo muy cerca vuestra para luego mirar y no ver nada.

De todos modos, después del decimotercer susto, momento en el que habéis oído a mucha gente hablando a vuestro alrededor, como si corrieran en círculos con vosotros como centro para después desaparecer el sonido (sin nadie visible cerca), os habéis acostumbrado. No es que no os de miedo, es que ya habéis llegado a la conclusión de que sea lo que sea no os ha hecho daño, por lo que si quisieran hacerlo ya lo habrían hecho.

El volcán está a escasos metros. Llegáis a su falda y descubrís su inmensidad.

¿Qué es lo que queréis hacer exactamente en él?

Vórtice Marxista dijo...

La expedición marítima está siendo la mar de tranquila en contra de lo que habíais pensado. Después de salvar los primeros estorbos cerca de vuestra playa la navegación es bastante sencilla. De hecho se diría que la mayor parte del tiempo la barca sigue la dirección correcta ella sola, llevada por la corriente.

A tres horas de viaje descubrís algo. La popa de un barco asomando a trescientos metros de la orilla. Sólo es un pequeño trozo, pero a juzgar por el tamaño, si el barco está debajo debe de ser un barco muy grande, quizá de esos que hacen cruceros.

La topografía de la zona es bastante regular. Hay montañas altas y selva por todas partes a la vista. No hay signos de civilización aunque, para comprobar eso a ciencia cierta igual habría que desembarcar y adentrarse un poco.

Teniendo en cuenta que habéis seguido la costa y que sólo habéis tenido que girar una vez comenzáis a pensar que la isla (o lo que sea) es muy grande. Quizá lo suficientemente grande como para no poder circunnavegarla en una sola jornada. Es posible que caiga la noche hoy y aún no halláis dado la vuelta completa.

¿Continuáis? ¿Retrocedéis? ¿Hacéis cualquier otra cosa?

_ALMA_ dijo...

Compruebo con mi brujula los 4 puntos y en el cuaderno de Iván voy cotejando una idea aproximada de las dimensiones y puntos más característicos, ya tenemos algo parecido a un mapa.

Que vemos, como es nuestro mapa?
El volcán está activo?
Hay alguna losa o altar o algo que indique presencia humana?

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

Cuando se podían distinguir bien las palabras, y puesto que tenía el cuaderno a mano, apunté las extrañas palabras lo más fonéticamente exactas que me fue posible. Sin entender nada de lo que decía ni encontrar lógica alguna. Decido hacer variaciones de las letras o buscar un punto en común con nuestro idioma, por si esa lengua fuera cualquier tipo de variación de la nuestra. Estamos cerca del volcán. Me escama que no haya trampas. Ya me había preparado mentalmente para caer en alguna. Yo soy la ley de murphy. Al que siempre le pasa lo inevitable. Y escuchè a esta gente hablar sobre peligrosas trampas. Ni rastro...
Me siento cómodo. Me parece ver algunas plantas que hace tiempo quería localizar. De vez en cuando me acerco a Virginia,
* off mi personaje la mira como a un líder y por ahora sólo confía en ella y en los perros y el niño.

pero no distingo por más que lo intento ese extraño idioma que emite la palm. Busco la posibilidad de que sea un bucle. Doy vueltas y vueltas al moleskine apuntando mientras tanto el tipo de plantas psicotrópicas que me pareci´`o ver en el camino, y tratando de resolver, mientras caminamos, ese idioma extraño que tanto me recuerda a algo. Quizá sea una duda mía.

Hemos llegado al volcán, Casi no veo el centro de grande que es. Le propongo a Virginia rodearlo para hacer una mirada al horizonte en plan vista de águila. (también quiero apuntar en mi mapa improvisado los puntos clave que me parezca correcto apuntar, y siempre diciendo a todos que escribo mi tesina sobre plantas alucinogenas, y no la realidad: Que proceso todo lo que veo. Y que a veces miro más allá. Grito. No puedo evitarlo ante tanta inmensidad. Grito fuerte Eco ecoooo.

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

La chica ha cogido mi cuaderno para dibujar algo parecido a un mapa. No me importa, por esta vez. Pero no me gusta que cojan mis cosas al tun tun. Siempre hay que tener una carta escondida, y la mía son mis pensamientos. Me gusta su manera de dibujar mapas, por otra parte, su brújula me viene bien y se la pido amablemente (para luego usarla yo en mis mapas de localización de plantas, puntos clave (cuevas, explanadas) etc...)

Vórtice Marxista dijo...

Se trata de un volcán aparentemente inactivo, muy, muy alto y extremadamente escarpado. Mayoritariamente es verde, por el color de la vegetación que le ha crecido encima. La erosión se ha cebado con él tanto como con cualquier otro volcán de la polinesia. De hecho, la mayoría de las islas de la polinesia francesa son en realidad "volcanes!, erosionados, desgastados y convertidos en atolones.

Este, en concreto, presenta unas paredes casi impracticables. Picos afilados. Una gran mole de piedra y vegetación.

A su alrededor no hay nada que indique presencia humana.

Estando al lado del volcán, en su falda, la señal de la Palm se hace por unos minutos absolutamente nítida. Ahora, el hombre que hablaba está bastante enfadado. Su lenguaje sigue siendo irreconocible aunque a todos os resulta vagamente familiar. Como si fuera un lenguaje de colegio (un idioma secreto) o, simplemente, porque su pronunciación es muy latina.

Oís murmullo de agua. Algo bastante fuerte.
A escasos cien metros del volcán existe una cascada. Desde arriba veis que cae en lo que no podéis denominar de otra manera que "gran piscina".

Un lugar idílico y bastante romántico de aguas cristalinas.

En los extremos del círculo que forma el lago podéis ver cuevas en la pared. Lo anotáis en el mapa:

El mapa que estáis dibujando muestra de momento vuestro campamento y mucha jungla de por medio hasta el volcán. Habéis anotado las montañas que veis aquí y allá.

Virginia dijo...

Dicto a Iván lo que pueda colegir de la conversación del tipo y, siempre en inglés, trato de transmitir de nuevo el mensaje. Ayudo a mis compañeros a inspeccionar la zona; si nos orientamos podemos decir dónde está nuestro campamento, trazar rutas, etc.

Al otro lado del volcán tampoco se ve ni rastro de civilización?

En cuanto a lo de sentirnos observados, mi actitud será de ALERTA TOTAL (como Steven Seagal) hasta nueva órden. Cojo un palo del suelo y me lleno los bolsillos con piedrecitas por si acaso hay que dar una paliza de canguro. Miro a mi alrededor para ver dónde podrían ocultarse, y descarto sitios donde nos puedan hacer una emboscada. Le digo a Ludio y a Ivan que estén pendientes también de éste último factor (emboscada) TODO EL RATO. Mejor estar alerta en modo paranóico que muertos en la boca del volcán.

Si va cayendo la noche propongo que volvamos. Que Alma nos guíe con la brújula si se hace muy oscuro.

«El más antiguo ‹Más antiguo   1 – 200 de 244   Más reciente› El más reciente»