lunes, 10 de enero de 2011

La Isla 2.0 - 1x02 - "Extraños" EDITADO (completo)

Esta es una entrada de un juego, la experiencia La Isla 2.0. Es una especie de simbionte entre aquéllos míticos libros de "elige tu propia aventura", un juego de rol y una comunidad online completamente interactiva. El juego se desarrolla en tiempo real. Sólo de tus decisiones dependerá el curso de la historia. Se recomienda encarecidamente echarle un vistazo a las reglas del juego en este enlace permanente. Si te has perdido algún episodio y quieres ponerte al día, te recomendamos este enlace. Y recordad: todos los enigmas que se planteen en esta experiencia tienen una solución. No hay pregunta sin respuesta aunque, como ya hemos dicho, dependerá de ti, y sólo de ti, que las cosas lleguen a buen puerto.

Día 7
 
Amanece en La Isla. La llamáis La Isla, pero después de una semana aquí lo más que sabéis es que es un sitio grande, probablemente tropical y con un gran volcán en medio de la jungla. Los intentos de cartografiar la costa usando un bote salva-vidas no dieron el fruto deseado, pero esperáis emprender de nuevo la expedición estando mejor preparados pues parece que La Isla, o lo que sea, es demasiado grande como para cubrir toda su costa en una sola jornada. 

Anoche, precisamente cuando volvía el grupo del bote, mientras los que se habían quedado en el campamento base preparaban un perímetro de seguridad, descubristeis a un tipo andrajoso que observaba al grupo oculto tras un árbol. Tras una dura pelea quedó inconsciente y fue trasladado al campamento donde fue atado a un árbol. Se le ha vigilado toda la noche y no se ha despertado. 

Al comenzar la mañana de hoy, vuestro sexto amanecer en la playa, el tipo se ha despertado y comienza a gritar. Profiere alaridos en un idioma que no conocéis. De hecho, por si quedaba alguna duda, se trata de un idioma que nada tiene que ver con el que se oía en la radio. Nada de raíces latinas, nada de raíces conocidas.
Alguien sugiere amordazarlo, y otro alguien opina que es una crueldad incluso el hecho de tenerlo atado. 

El desayuno de hoy es menos relajante de lo habitual puesto que hay un tipo raro gritando de fondo y sobre vosotros sobrevuela la pregunta del millón: ¿qué vais a hacer con el “extraño”?

Las guardias del resto de la noche, con el perímetro de seguridad ya montado, no dan novedad. Los móviles están mudos. Quizá es un buen momento para hacer planes. 

Buenos días, Isla.

EDITADO (11/01/11)


Los supervivientes discuten acerca de qué hacer con el prisionero. Se niega a hablar y a comer. Se le cura la herida pero no consiente en tomar medicinas. Algunos opinan que sabe algo y que debería seguir siendo un prisionero hasta que hable, otros piensan que es una salvajada tenerlo atado sin saber siquiera si se trata de un enemigo y proponen liberarlo (alguno apunta que podría liberarse para poder seguirlo). Aparte de eso hay quien opina que se debería hacer otra excursión al volcán, esta vez mejor pertrechados, y uno de los supervivientes dice que podría ser ideal mudarse al lago con la cascada, a las cuevas, para mejor resguardarse, protegerse y evitar el ataque de las pulgas. Se está organizando una expedición nueva. 

Día 8

Cuando amanece, las miradas se centran en el prisionero. Tiene muy mal color. Sea porque ha pasado ya un día completo sin probar bocado, sea por la sangre perdida a través de la herida de su sien, se le ve débil. Cuanto más débil se le ve más aspecto sombrío y calculador se torna su mirada escrutadora. Casi siempre está mirando selva adentro. Cuando no, está contemplando el trabajo que hacen los supervivientes. Sigue sin querer comer nada de lo que se le ofrece. 

Uno de los supervivientes, que ayer noche le golpeara, se le ha acercado en mitad de la noche, parece que esta vez en son de paz, para tratar de preguntarle por unas anotaciones que ha tomado. El tipo le ve venir por la noche, sabiendo que todos duermen y se revuelve en sus ataduras con una auténtica expresión de terror en el rostro. El que hace la guardia correspondiente a esa hora de la noche los mira atento, esperando que la cosa no se complique. 

El superviviente razona con el preso que parece, de todo corazón, no entender el idioma en que se le habla. Con gran esfuerzo logran alcanzar un mínimo entendimiento que tan solo consiste en un asentimiento para que se le deje ver el papel y luego una franca negativa de incomprensión al leer su contenido. 

Alrededor del desayuno, los ánimos están bastante crispados. La imagen del hombre mayor negándose a recibir ayuda por parte de sus captores ablanda al más pintado. Es cierto que nadie se termina de fiar del todo de él, pero a fin de cuentas, la mayor parte de los supervivientes no se había enfrentado contra una cosa así jamás. 

-Anoche dijimos que teníamos hasta las diez de la noche de hoy para proponer opciones para votarlas después. Espero que aguante lo suficiente- dice Diego, que ya sugirió su opción: liberarlo y seguirlo. 

-Si sabe algo lo oculta muy bien- dice Andrés. 

-Puede llevar aquí perdido tanto tiempo como nosotros- dice el tipo que lleva taciturno desde ayer, que resulta llamarse José Juan y ser profesor de matemáticas de instituto-. No dejo de darle vueltas a la idea. ¿Y si nunca nos rescatan y nos convertimos en él?

-También puede ser que sea un aborigen de la zona, aún no sabemos si hay civilización al otro lado de la selva- opina Yelena-. Sé que es un tipo raro, pero en todas las ciudades hay “gente especial”.

-¿Quieres decir que puede tratarse de un loco?

-Podría. ¿Por qué no? Un loco de una civilización normal. Mirad su ropa… es prácticamente como la nuestra. Pantalones y camiseta. Vale, harapientos, pero… ¿nadie ha visto nunca a un mendigo?

-Perdonad que cambie de tema- interrumpe Ludio-, pero hay otra cosa que discutir. Las pulgas nos están masacrando. Eso sí que es un enemigo. Voy a ir hoy al volcán, a echar otro vistazo a las cuevas que encontramos. Es un lugar idílico, muy cerca de un manantial de agua, con un precioso lago de película y… eso, cuevas. Seguro que podemos defendernos mejor allí. Yo incluso estoy pensando en pasar la noche allí, aunque sea solo. Si no hay animales salvajes ni cosas así. ¿Alguien se apunta?

-Me parece bien- opina Bruno-. Aunque no sé si la humedad me vendrá bien para el asma. De todos modos seguro que es mejor que esas putas pulgas. Yo me apunto. ¿Alguien más?

-Bueno- zanja Ludio-, que se apunte quien quiera. Saldremos dentro de una hora, o así. Por si alguien quiere abastecerse. Creo que había quien se estaba planteando subir al volcán. 

-Pero si era enorme. ¿Alguien ha traído útiles de escalada?

Buenos días, Isla. Les recordamos que tiene hasta las 22:00 horas de hoy para proponer opciones para con el prisionero. Pueden sugerir una o votar por una que ya se haya sugerido.

EDITADO (12/01/11)


Ante la prácticamente imposibilidad de hacerse entender con el prisionero, los supervivientes deciden dar de plazo hasta las 22:00 horas para liberarlo. Cuando lo hicieran pretendían seguirle para ver a dónde se dirigía. Pero una vez liberado, el preso come algo, bebe agua, vuelve al tronco donde lo han tenido atado y se echa a dormir, tranquilo. Mientras tanto dos expediciones han partido en dirección al volcán que hay en medio de la jungla. Una de ellas sube hasta más o menos la mitad del gigante y allí descubren una pequeña cueva. Parece la morada de un cavernícola, con sus armas rudimentarias y sus pieles, pero revuelta como si hubiese sido destrozada. La otra expedición ha llegado para explorar el lago que se forma, con su cascada, a unos metros de la falda del volcán. Su intención es comprobar si las cuevas que hay abajo, casi al nivel del agua, son adecuadas para establecer allí un nuevo campamento, lejos de las pulgas. Exploran la que deciden de más fácil acceso y descubren un sitio idóneo, con un manantial propio de agua potable y pinturas rupestres. En el campamento de la playa (el original), Claude ha creado una especie de antena usando restos de los aviones siniestrados. Pretende amplificar la señal de radio que escucharon los primeros días. 

Día 9

Amanece en la playa y el prisionero ya no está. Alguien corre a preguntarle al que estaba de guardia que, con toda tranquilidad, señala al mar. Allí, sumergido hasta la cintura, el extraño individuo parece estar pescando. Usa para ello un palo con la punta afilada. A su espalda cuelga una cuerda en la que pueden verse ya al menos cuatro pescados. 

-Increible- musita alguien. 

Durante el desayuno, que ya se ha convertido en el momento de ponerse al día y trazar planes de acción, todos manifiestan su preocupación por la gente que partió hacia el volcán. Han pasado la noche fuera y todos parecen intranquilos. 

Amanece en la jungla. 

Bruno, Malevoski, Ludio y una chica rubia que ha dicho llamarse Ángela, han pasado la noche en la cueva de las pinturas. Sin novedad. Por la mañana el lugar aún parece más idílico. Desayunan de lo que han traído consigo y hablan de cosas que podrían hacer o no. Se barajan, entre otras cosas, los siguientes temas:

-Cazar. Tratar de cazar animales para hacer la dieta un poco más interesante.
-Explorar más de las cuevas que tienen a su alrededor.
-Echar un vistazo por si lo que han subido al volcán necesitasen ayuda.
-Volver a la playa y decirle a la gente que las cuevas son seguras.

Amanece en el volcán. 

Virginia, Diego, Alma y Grojniak han pasado la noche en la pequeña cueva que encontraran en mitad de la ascensión al volcán. Algunos no han pegado ojo. Unos por inquietud (por el estado en que se encuentra la cueva, como si el propietario hubiese salido huyendo abandonando todo y alguien lo hubiese destrozado todo buscando) y por si fuese quien fuese quien vivía allí volviese en mitad de la noche. 

Se han montado guardias y la noche ha pasado con relativa calma. Una de las guardias, montada por Grojniak, ha tenido un par de eventos extraños. Parece que a una determinada hora de la madrugada contempló cómo se encendía una luz (muy pequeñita desde esa altura) que parpadeaba con tiempos y ritmo, como si usase el morse o algo parecido. Al instante, en otra punta de la selva, otra luz se encendía como contestando a la primera. Pudo contar siete luces distintas, como conversando entre ellas. La última que vio estaba en la falda del volcán, donde según el mapa de Alma debe encontrarse el lago. 

Buenos días, Isla.

EDITADO (13/01/11)


La expedición al lago ha sido un éxito. Ludio, Malvoski, Ángela y Bruno han encontrado una cueva que incluso tiene su propio manantial de agua aparentemente potable. De no ser por las pinturas rupestres la cueva no tiene nada extraño. Además, el lago es un sitio ideal para defender al grupo y un sitio idóneo para refrescarse y esparcirse. Única pega: está en plena jungla, donde será más difícil ser avistado por aviones o barcos de salvamento. Malevoski es herido por un murciélago en su investigación del resto de cuevas. La expedición al volcán ha resultado también muy interesante. Desde la cima se ha terminado de comprobar que los supervivientes se encuentran, efectivamente, en una isla. Una isla enorme. También en la cima se ha encontrado un extraño aparato metálico, anclado al suelo, que emite un zumbido molesto y parpadea. Bajando del volcán, las dos expediciones se unen. Alma mira el corte en la mejilla de Malevoski, oye su historia y se comienza a preocupar. Los murciélagos son portadores de un número muy elevado de enfermedades. Incluso la peste, dicen algunos, se puede contagiar por poco menos que eso. Acuerdan desinfectar la herida allí mismo con algunas plantas y, de vuelta al campamento, hacer una cura en mayor profundidad. 

Día 10

Amanece en la playa. Los grupos de expedición llegaron ayer noche y se sorprendieron de ver al ex prisionero, desatado ahora pero aún en el campamento, sentado en el árbol al que fue atado, comiendo. 

A la hora del desayuno todos ponen en común lo encontrado. Parece que la conversación gira en torno a estos puntos:

1.       L.L. y Javier pretenden hacer una “gran expedición”. Comenzar a caminar selva adentro y comprobar la longitud real de la isla, buscar ayuda y, resumiendo, examinar todo lo que puedan del lugar en el que habéis “aterrizado”. 

2.       Ludio, Malevoski y Bruno hablan de las excelencias del lago como nuevo campamento. Hay algunas voces discordantes, pero se decide votar por quién quiere quedarse en la playa y quien prefiere mudarse al lago. 

3.       La expedición al volcán no hace más que confirmar lo que ya estaba en el aire. Hay tecnología en La Isla. Alguien emite señales de radio, hay unas luminiscencias intermitentes en la jungla que podrían ser (o no) repetidores… y está el extraño cacharro de la cima del volcán. Surgen nuevos partidarios de tratar de usar esa tecnología a favor de los supervivientes para sacar información útil. 

Hay una larga jornada por delante. ¿Qué hacéis?


EDITADO (14/01/11)

L.L. y Javier deciden partir del campamento de la playa, esta vez a pie, para ver hasta dónde pueden llegar andando, comprobar si es cierto eso de que hay vida en La Isla y tratar de traer ayuda. Hacen noche en la playa en la que ya acamparon cuando hicieron el viaje en bote. Mientras tanto, en el campamento, pasan un día bastante tranquilo, uno de los pocos desde que “aterrizaran” allí.  La pregunta en el aire es si se mudarán o no a las cuevas todos juntos o si, por el contrario, cada uno acampará donde le venga en gana (cuevas o playa) sin tener que contar con el resto de supervivientes. Hay mucha gente a favor de mudarse al lago, a las cuevas, pero parece que el sentimiento popular se acerca más a “bueno, de momento las cuevas, pero no quiero que mi voto afecte a los demás, así que cada uno decida por sí mismo dónde le apetece estar. Siempre podemos cambiar de idea más adelante, mientras que una votación seria obligaría a más de uno a acatar lo que dice la mayoría”. Monto se relaciona muy bien con el grupo y parece que no tiene ni la más mínima intención de volver por donde ha venido. 

Día 11

Amanece en la playa donde han acampado L.L. y Javier. Han pasado una noche bastante buena, la temperatura ha sido buena, los mosquitos no se han cebado mucho y las luces… bueno, estaban lejos.
Desayunan poco pero suficiente y se ponen en marcha con las primeras luces del alba. La pregunta es la siguiente:

-¿Continuar andando o investigar un poco antes la jungla por aquí?

Amanece en el campamento de playa original. La gente se levanta muy animada por el descanso del día anterior, sin expediciones, trampas ni locuras. Mientras desayunan bromean y hacen planes. 

-¡Ey, tío! ¡Cuidado, detrás de ti! ¡Un mono con tres cabezas!- bromea Diego a Grojniak, que pasaba silbando despreocupado. 

Alrededor del desayuno se plantean nuevas incógnitas:

1.       La excursión al volcán. ¿Será hoy? ¿Llevaréis la antena? 

2.       La excursión a las cuevas. ¿Se hará junto con la primera? ¿Quién se va para mudarse y quien solo va a hacer una visita de reconocimiento?

3.       L.L. y Javier. ¿Estarán bien? ¿Hay forma de saberlo?

4.       La tecnología de La Isla. ¿Hay nuevas ideas sobre los dispositivos lumínicos y el zumbido de la maquina? ¿Se han creado nuevos… inventos?

Buenos días, Isla.


EDITADO (15/01/11)

Monto, que así parece llamarse el extraño que capturasteis (y que ahora se sienta entre vosotros como uno más), consigue deciros por señas y mímica que en el volcán hay “gesto de algo con garras que gruñe y tiene grandes dientes” y que la gente que vive en las montañas “gesto de llevar una escopeta y onomatopeya pum pum”. Temiendo por L.L. y Javier, los supervivientes deciden salir de inmediato a las excursiones que tenían programadas: las cuevas y el volcán. Un grupo de alrededor de veinte personas parte hacia allí, cargando con el aparato construido por Claude (que ahora incluye también la radio y la batería de uno de los aviones siniestrados). Suben al volcán (unos pocos) y prueban la antena. Parece que el zumbido de la caja metálica sobre el volcán impide que la radio funcione pero en un momento determinado se apaga y oyen una transmisión en otro idioma. Aprovechan el momento para lanzar un mensaje advirtiendo a los compañeros de lo que hay en la montaña. Luego el zumbido regresa y la radio vuelve a quedarse callada. Algunos de los que han subido acampan en la misma cima para turnarse en mandar un mensaje en morse con una hoguera y una linterna.

Día 12

Amanece.

La noche en las cuevas ha sido la mejor noche que han pasado desde que llegaron a La Isla la mayoría de los supervivientes. Ni pulgas ni lloviznas intermitentes ni mosquitos. El fuego, encendido a la entrada de la cueva, ha paliado las temperaturas algo más bajas de la madrugada y ha dado una sensación de seguridad indescriptible. “El hombre conectando con sus raíces”, dijo Yelena, la historiadora, que estaba bastante emocionada después de haber visto las pinturas.

En la cima del volcán la cosa tampoco ha ido mal. La hoguera usada para hacer señales ha ardido toda la noche y, aunque era pequeñita (por la falta de leña) ha dado calor suficiente como para convertir la cima del volcán en una apacible excursión al campo… si no fuera por el zumbido constante. Algunos no han pegado ojo por culpa de eso. Otros están de los nervios. Algo antes de amanecer, viendo que ya no les va a servir de nada lo de hacer señales, comienzan el descenso. La idea es desayunar en las cuevas y ver qué han averiguado de lo de las luces. Uno de los de la cima ha hecho un dibujo (una especie de mapa) orientativo de dónde podrían estar situadas el resto de luces cercanas en relación al lago y el volcán.

La hora del desayuno está llena de conversaciones agitadas. Ludio dice haber encontrado una de las luces en la parte más alta de un árbol gigante que ha señalado con una X con el cuchillo de Kate. Asegura que no había cables alrededor del tronco ni en el suelo.

Yelena habla de las pinturas. Parecen antiguas, dice, pero no prehistóricas. Aún así pueden tener cientos de años. La figura central, el astronauta… no es infrecuente encontrar a estos personajes en representaciones pictóricas primitivas, así que no os asustéis. Hay una teoría que dice que las cabezas de Pascua son, de hecho, representaciones de “los que vinieron de las estrellas”. A veces es imaginación, a veces interpretación posterior (los seres humanos modernos vemos un astronauta donde habían dibujado, a lo mejor, a un tipo gordo con una armadura).

Los de la cima cuentan todo lo de la radio, el zumbido, la extraña frase de la radio: “Sekuriga zono. Vivanta.” Todos parecen preocupados por L.L. y Javier. No saben si vieron las señales u oyeron el mensaje enviado por radio (no tienen radio y ni siquiera sabe nadie si tienen móvil). Lo único que saben es que más o menos al comienzo de la noche encendieron un fuego. Lo malo es que duró bien poco, suponéis que porque quieren ser discretos. Lo malo es que se habían alejado de la playa, el fuego estaba ya en la jungla.

Monto ha entrado con cierto recelo en las cuevas del lago pero una vez que ha mirado al interior y ha comprobado que estaban vacías se le ve aliviado. Lo único es que parece estar melancólico, triste, abatido todo el tiempo. Cualquiera diría que estar en las cuevas del lago le provoca una pena insondable.
Desayunando os ponéis al día y planeáis el día de hoy.

Amanece en la jungla, campamento de Javier y L.L.

Habéis hecho noche en la cabaña de la jungla. Al principio, antes de instalaros, buscasteis con la mirada el volcán en a lejanía para comprobar si desde la cima verían el fuego que prometisteis hacer para avisar de que estabais. No solo se verá estupendamente sino que, además, vuestros compañeros ya están arriba. Han encendido un fuego para que podáis verlos.

Encendéis el vuestro y lo dejáis encendido el tiempo que creéis necesario para que lo vean y luego lo tapáis rápidamente.

-Ey- dice L.L.-, están como haciendo señales con el fuego. Y con otra luz, creo.
-Sí- responde Javier-. Creo que es una linterna. Pero no tengo ni idea de qué cojones están diciendo.  Quizá nos digan que volvamos, que volvamos. Ya sabes que estaban preocupados por nosotros.
-Sí. Oye, ¿estarán probando la radio?
-Seguramente el chaval los ha convencido para cargar con ese armatoste ahí arriba para captar mejor la señal. Virginia habló de que recibía la señal de radio en el móvil el primer día, ¿no?
-Sí… eso parece. Es un poco raro, pero parece que así fue, luego ya dejaron de emitir. O usaron otra frecuencia. Pero podemos usar mi móvil a ver si captamos algo aquí, que estamos más lejos del volcán.
Encendéis el móvil y captáis tan solo un ruido estático muy fuerte. Cuando ya casi estáis aburridos de esperar y vais a apagarlo para ahorrar batería, el ruido desaparece de pronto y una voz al otro lado dice, alto y claro: Sekuriga zono. Vivanta. Luego la voz de uno de los supervivientes, creéis que la del tal Grojniak, dice:

-Este mensaje no es para los capullos que hablan en esperanto. Es para los dos colegas caminantes. Si oís esto, volved. Monto dice que pum pum en las montañas, repito, peligro de bang bang en las montañas. Volved, nos tenéis preocupados.

Desayunáis y os planteáis qué hacer a partir de ahora.


EDITADO (16/01/11)

Tras la subida al volcán y todas las emociones encontradas, los supervivientes pasan un día tranquilo en las cuevas. ¿Todos? No. En el campamento de la playa se quedaron muchos de vosotros, que viven prácticamente igual que desde que llegásteis. Pescan a duras penas, comen fruta y pescado y son acribillados por las pulgas. Las provisiones se repartieron en dos partes, una parte para los de las cuevas y otra parte, más generosa, para los que se quedaron en la playa que, por cierto, están bastante fresquitas y protegidas en la "alhacena" que construyó Javier. Javier y L.L., por cierto, continúan su caminata. Tras dormir en la cabaña que encontraron en la jungla (cabaña en la que parecía haber vivido alguien durante mucho tiempo), y haber recibido el mensaje de radio de los supervivientes advirtiéndoles del peligro que hay en las montañas, deciden continuar su expedición pero evitando por completo las montañas. Estarán más alertas a partir de ahora. Los de las cuevas deciden pasar un día sin "aventuras" comiendo jabalí (cazado por Monto) y festejando con botellitas de avión (encontradas por Ludio).

Día 13

Amanece en las cuevas.

Monto hatraído varios peces y algo de fruta para desayunar. Se le ve especialmente contento de estar integrado en el grupo y ha asumido perfectamente el papel de abastecedor de alimentos. Diego, el ex militar cocinero, ha preparado un excelente desayuno y, alrededor de él, discutís, como cada día, lo que hacer hoy.

-¿Creéis que estos dos habrán recibido nuestra alerta?
-No los conozco mucho, pero no tienen pinta de ser tontos. Seguro que han recibido el mensaje y están volviendo al campamento. O, al menos, tratarán de estar más alertas si deciden aproximarse a las montañas.
-Seguro que todo estará bien.
-Oye, está muy bien esto de los días de vacaciones que nos tomamos de cuando en cuando. Muy relajante, pero quizá deberíamos empezar a pensar que llevamos aquí dos semanas y no hemos hecho casi nada por acelerar nuestro rescate. ¿Qué opináis? ¿Y qué opináis de la luz que encontró Ludio? ¿Sin cables?

Amanece en medio de la jungla.

Leo y Javier partieron muy temprano por la mañana el día anterior y continuaron el trazado de la costa pero, esta vez, desde la jungla, sin perder la vista el mar. "Si haygente armada en la isla, mejor evitar ser visibles en la costa".
Al anochecer acampan en un claro de la jungla y deciden no hacer fuego, por si acaso. Esa noche vn las luces muy a lo lejos, a la altura del volcán y ua, mucho más lejos, en el norte, quizá cerca de las montañas.
Por la mañana vuelven a emprender la marcha y a media jornada:

-Hoy comemos jabalí- dice Leo señalando el cuerpo de un jabalí muerto en medio de la jungla.

Cuando se aproximan descubren que, en un radio como de cien metros, no sólo hay un jabalí muerto, sino decenas de pájaros muertos, roedores y todo tipo de animales de la selva, muerto sin ninguna señal de violencia.
Parece como si se tratara de un círculo de animales muertos, dentro del radio del cual no quda nada vivo. Incluso la vegetación está marchita. En el centro del círculo hay un poste metálico. En el extremo del mismo tiene una especie de "turbina" que emite un molesto zumbido. En su base hay una especie de caja, como las cajas de luces, cerrada con llave. Sobre la misma hay dibujada una calavera cruzada con dos tibias.

Leo, Javier... ¿qué hacéis?

202 comentarios:

1 – 200 de 202   Más reciente›   El más reciente»
L.L. dijo...

Me duele un poco el hombro, pero nada peor que una noche durmiendo en un sofa.

Me siento cerca del desconocido, (que previamente hemos atado bien) enfrente. Durante un rato lo observo y mido sus reacciones y gestos, le enseño una barra de chocolate, o galleta o alguno de esos postres que daban el avion.

-"¿Como te llamas?"- Repito varias veces en todos los idiomas que conozco, buscando una chispa de reconocimiento en su mirada.

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

*off señor vórtice ehmmm ummm... qué me ha pasado con la flor? Porque si me lo puedo inventar yo se me puede ir la pinza.

Vórtice Marxista dijo...

El tipo reacciona ante la visión del chocolate. Parece que le tienta su estómago pero al momento comienza a escupir en vuestra dirección.

No deja de tirar frenéticamente de sus ataduras y a maldecir (suponéis) en un idioma que os resulta completamente extraño.

Malevoski, te he mandado un mail por FB.

Vórtice Marxista dijo...

-Igual deberíamos curarle la herida, no somos salvajes- opina alguien.

-Sí. Y tal vez podráimos empezar a pensar en qué hacer con el resto de cosas. Nos han hablado de aviones de distintas épocas siniestrados a un kilómetro de aquí. Incluso un barco hundido. ¿Por qué siguen aquí?

Este último comentario trae consigo una nube de melancolía y de miedo sobre los supervivientes.

dhyrxios dijo...

Despues de desayunar y mientras se me ocurre algo o alguien lo sujiere,empiezo ha cavar un agujero para que los guardar los alimentos y asi protegerlos de las inclemencia del clima.Utilizo madera para contruir un pequeño bunquer ya que la arena sera bantante blanda.Para tapar el agujero intento buscar algo solido(trozos de avion,hojas,madera...lo que me sea mas util) para luego taparlo con la arena y que esta no se meta dentro.Intento si es posible hacer una trampilla con escalera para poder acceder a los alimentos.

Vórtice Marxista dijo...

Bien, Javier. Andrés y la chica pelirroja se ofrecen a ayudarte.

-Ya lo habías propuesto antes, pero con el lío de las expediciones y todo eso...- te dice Andrés-. Sé algo de construcción. Y tengo dos manos.

Entre los tres comenzáis el trabajo, que será duro y os ocupará todo el día si pretendéis hacer algo medianamente serio.

Con la madera que hay en el campamento, cañas cortadas y algo de madera de deriva comenzáis el trabajo. Lo de la trampilla... Andrés sugiere que se podría usar la portezuela de avioneta que alguien trajo del "cementerio de aviones".

Por lo demás, el preso sigue copando la atención de medio campamento. Ya hay gente bastante molesta por el trato que se le está dando.

-El tipo puede estar igual de asustado que nosotros.
-Nadie sabe si es un enemigo o no.
-No le hemos dado de comer ni agua ni le hemos curado la herida de la frente.
-¿Qué somos? ¿Salvajes?

Ludio dijo...

Aunque mi intención era la de proponer mudarnos a las cuevas por el tema de las pulgas, no puedo dejar de pensar en el prisionero.

Me he evadido con la guitarra la mayor parte del día, pero ahora me hago con alimentos y agua y voy en dirección al retenido. Mientras voy pregunto si alguien sabe algo de primeros auxilios, pues yo como mucho sólo podré lavarle las heridas.

Virginia dijo...

Lo siento, acabo de despertarme ahora. La incursión a la falda del volcán me dejó K.O.

Me fijo en el extraño: ¿qué rasgos tiene? ¿Alguien le ha dado comida y agua? Yo también opino que es una crueldad tenerlo atado. Me acerco a él y, señalándome, le digo mi nombre. Trato de establecer un cauce de comunicación (aunque si a L.L. no le ha funcionado...)

Entre otras tareas, ayudo a Javier (si aún necesita ayuda, claro) y hablo con el grupo del volcán para planear, esta vez, una subida a la cumbre.

Vórtice Marxista dijo...

El prisionero se muestra hostil. Cada vez que se intenta hablar con él, el tipo se mira las manos atadas con cólera y grita cosas en su extraño idioma.

Es un tipo de unos sesenta y cinco años, aproximadamente, aunque es dificil de dilucidar. Es de piel blanca pero está "negro". El sol ha terminado de tostar su piel durante años.

Sus dientes están torcidos asomando de entre su larga barba blanca. Es delgado pero fibroso.

Esta vez cuando le acercan agua no escupe. Incluso se deja ayudar para beber. La comida, en cambio, no la prueba.

Javier, lapelirroja y Andrés aceptan encantados la ayuda de Viginia. Parece que el agujero comienza a parecer un sótano pequeñísimo. Hay madera y hierbas en sus paredes y suelo. Ahora trabajáis en la portezuela de arriba tratando de acoplar la puerta de la avioneta con el pato con gorro de aviador dibujado.

El prisionero no deja de mirar al "agujero" y podéis notar algo de pánico en sus ojos. El pánico era más grande cuando Javier cavaba sin descanso. Ahora es más una desconfianza intuitiva.

Nadie responde a la pregunta de los primeros auxilios, pero por lo que sabes, Ludio, se rescató un escueto botiquín de los restos del avión. Está junto a tu ordenador portátil.

Vórtice Marxista dijo...

Por cierto, no sé si os habéis puesto en conocimiento de todos vuestros hallazgos individuales.
Si tenéis intención de hacerlo al menos podráis declarar que lo hacéis.

Hay datos que muchos no han presenciado porque estaban en puntos concretos de la isla, aislados de los lugares donde tuvieron lugar.

dhyrxios dijo...

Me parece buena idea Andres,esto es igual que hacer una casa de campo aunque con madera y soterado.

Por supusto,Virginia toda las ayuda es poca.Vamos ha organizarnos para que salga mejor Andres encargate tu de los diversos materiales que podramos utilizar.

Virginia tu ayudaras ha Andres.

Mientras yo y la chica peliroja,..¿por cierto ¿cual es tu nombre?.
Nos dedicaremos ha poner cada cosa en su sitio.

Haber si encontramos alguna estructura para colocarlas a modo de pilares y algunos tablones o similar a modo de paredes de esa forma envitaremos que la arena ceda.

Venga manos a la obra.

Virginia dijo...

Mientras trabajamos, le cuento a los demás todo lo sucedido en la aventura del volcán (por si el resto de compañero aún no lo ha hecho). Espero que el "prisionero" no esté pensando que es una tumba para él... de cuando en cuando sigo intentado saber, al menos, su nombre.

Ludio dijo...

Pues nada, voy a tratar de curar la heridas con lo que encuentre en el botiquín, al menos para que no se le infecte, porque la verdad, de antibióticos no sé cómo vamos.

dhyrxios dijo...

Cuento todo lo que nos paso en nuestra expedición.

Virginia seria interesante subir el volcán aunque peligroso.Por el color de la piel del nativo me da ha entender de que no le da mucho el sol.

Vórtice Marxista dijo...

Respecto a la piel del prisionero, he debido de explicarme mal: tiene la piel curtida y bronceada de alguien que ha pasado más tiempo de su vida al sol que a la sombra.

Los que trabajáis en el "proyecto almacén" calculáis que en una hora estaré terminado.

La chica pelirroja dice que se llama Yelena, de profesión historiadora, aunque solo cuenta con 25 añitos.

Ludio, con lo que hay en el botiquín hay suficiente para desinfectarle la herida, que por cierto tiene bastante mala pinta (y por la que ha perdido mucha sangre). La desinfectas con un poco de alcohol, la limpias, le pones betadine y la vendas.

El tipo se ha mostrado duro durante el proceso, pero se ha dejado hacer. Cuando le ofreces un analgésico cierra las mandíbulas con fuerza y vuelve la cara.

Vórtice Marxista dijo...

El tipo que se sobrecogió al pensar por qué demonios seguían en mitad de la isla todos esos aviones y ese barco (que nadie los haya reclamado o sacado de ahí) se ha mostrado bastante ausente todo el día, enfrascado en sus pensamientos.

Ahora insiste en que hay que encender el fuego grande que estabais preparando el día anterior. Que tienen que rescatarnos. Que no pueden haberse olvidado de nosotros. Que hay que hacer algo y dejarse de tonterías.

Parece que está bastante nervioso.

Ludio dijo...

Le miro a los ojos, sonrio y le digo "de nada". Así que me voy hacia dónde se encuentran los que caban un hoyo, mientras se me viene a la cabeza a "Joey" de la serie "Friends",...

-"He oído que algunos vais a ir mañana al volcán. Yo tengo intención de inspeccionar las cuevas, así que haré el camino con ustedes. Igualmente si alguien se apunta que venga."-

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

Salgo de la selva hecho una autentica piltrafa. No se cuanto he estado perdido, pero sé que me duele la cabeza horrores y que un mensaje me da vueltas por ella, haciendo que me duela aún más. Los mapas que dibujé me han servido para volver al campamento. Si hubiera tenido el de Alma todo hubiera sido más cómodo, pues mis mapas se basaban más en conjeturas y aproximaciones que en datos reales, pero como se lo entregué a ella en mi moleskine sólo quedaban los mapas más relativos a la localización de plantas y zonas curiosas.

Cuando llego veo a todo el mundo alrededor de un tipo desconocido. Busco a Virginia y pregunto por analgésicos (me va a estallar la cabeza).

Después de enterarme de quién es ese tipo, de que es un completo desconocido y que no venía en el avión, busco a Virginia y le cuento lo que me ha pasado. Le hablo de la "flor de volcán", le digo (no quiero que nadie sepa mi adicción a los sicotrópicos, y mi labor de buscador de verdades "paralelas", que la ingerí porque me dolía la cabeza y creía que esa planta era otra. Y le cuento todo: la sensación de asfixia, las voces que hablan en ese extraño idioma que aun desconocemos y lo FATAL Y TERRORÍFICAMENTE amenazado que me sentí por ellas. Y mi llegada misteriosa al volcán. Le cuento lo que vi sobre la cruz, en lugar de Satripozi aparecía la secuencia "49.9'O.126.43'S" y le propongo que si son coordenadas deberíamos empezar a buscar de qué son. Ya escrito ese "número" en el moleskine, y unas palabras que consigo recordar a regañadientes ""la persecución de mis visceras...
el rastro de llanto sobre la alfombra amada...
Nínive destruída, Shamhat no supo cobrarme" (también esto se lo enseño a Virginia, aunque no sé exactamente qué es, me suena a sumerio (especialmente Nínive, pero confío en que ella sepa decirme algo más) .

Veo, de lejos, al intruso ponerse violento con los demás. Me pone de los nervios la gente histérica, ya lo dije. Me acerco a él sin ningún tipo de calma y le grito que me diga qué son esos números, lo zarandeo, le grito.... Pierdo los nervios y le golpeo.

Virginia dijo...

Agarro a Ivan por los hombros, lo separo del desconocido y me lo llevo a un rincón para tratar de tranquilizarlo. Le digo que no puede dejarse llevar por esos prontos, no ahora, no en esta situación.

- A ver... mírame. Tenemos controlado esto, no te preocupes. Nada de histerias. Tranquilízate. Vamos a coger la Palm para tratar de comprobar si es alguna secuencia, coordenadas o... yo que sé. Te prometo que todo va a salir bien.

Compruebo que el desconocido está bien (¿debería entrecomillar esto último?); miro su reacción ante la actitud de Ivan.

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

-Lo siento, Virginia. No soy quién para decir que los demás son unos necios por no poder controlar sus impulsos. Supongo que es porque yo no puedo controlarlos por lo que desprecio a la gente que no puede hacerlo. De todos modos estoy seguro que que ese cabrón sabe algo, no me fío de él. La verdad es que a estas alturas ya sabes que no me fío de nadie. No entiendo cómo no nos han rescatado y ese tipo quién coño sabe si sabrá algo, pero se que no es uno de nosotros. No se si es mejor o peor. Se que no me gusta. Intentad que no se vuelva a poner violento o seré yo quién pierda de verdad los nervios.

Virginia me mira entre enfadada y compasiva...

-Me voy a meter los pies en el agua. Me van a reventar. Y me sigue doliendo la cabeza. Joder... Por cierto. ¿Qué sabes de Ishtar, Virginia? No se por qué no me puedo quitar ese nombre de la cabeza.

Vórtice Marxista dijo...

-El tipo este está mal- dice el tal Bruno-. Nosotros aquí tratando de dilucidar qué hacer con el extraño y va y le golpea. Al fin y al cabo lo hemos atrapado y amarrado. Ya es noche cerrada y aún no ha comido. Y ni siquiera tenemos claro por qué lo tenemos atado. Mañana deberíamos decidir qué hacer con él, porque si no se nos va a morir ahí atado.

-Podría ser otro superviviente- dice el tipo que llevaba todo el día taciturno.

-No tiene pinta de venir en un avión comercial. Lo del tío en pijama pase, pero un tipo que parece el náufrago de los Monty Python... me sonaría si lo hubiera visto- le responde Andrés.

-Ya, supongo que debería llevar mucho tiempo en esta isla- responde el tipo.

Todos callan. Siguen pensando en el por qué de los aviones estrellados, oxidados y podridos.

Ludio dijo...

Después de haber presenciado una escena que nos ha incomodado a todos me siento pensando que en realidad no conozco a nadie, por lo que no sé hasta que punto puedo confiar en los demás y si puedo o no contar con ellos.

Creo que mañana no me iré muy lejos del campamento y pensaré bien qué actitud tomar a partir de ahora.

(OFF ROL: Mañana voy a Granada, llego a las 15.00 así. Por lo que no sé si podré conectarme, jeje.)

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

Me da igual que me miren mal.
Estoy totalmente en contra de soltar a ese tipo. Pero ya estoy relajado, con mis pies metidos en sal, y no pienso aportar nada a este grupo. Sólo se que si se le ocurre huir al extraño, por culpa de algún imprudente, en la playa va a haber pelea.

Me da igual que piensen que soy un necio. Los apoyo en pensarlo. De hecho pienso lo mismo de todos ellos. El niño me cae bien porque es un cabroncete (claude), Virginia es mi único nexo con una persona "culta" con la que se puede hablar, o esa es mi sensación. Curiosamente de todos mis "COMPAÑEROS EVENTUALES" el que mejor me cae es un perro y ni siquiera se su nombre.

*off en algún momento quiero empezar a llevarme mejor con unos u otros, pero por ahora soy el tío más capullo que os hayais echao a la cara. Y el más imprudente. También tenéis que poner de vuestra parte, compis. :P Poco a poco, que aun queda historia pa rato.

Vórtice Marxista dijo...

OFF ROL: Ludio, igualmente si continuas queriendo ir a la expedición al volcán, puedes declararlo ahora y lo harás. No es estrictamente necesaria tu presencia física detrás del ordenador. Ya te conectarás cuando puedas y ves cómo va la cosa.
Al resto: no estaría de más que tomarais una decisión respecto a qué hacer con el prisionero.
Si os parece bien lo haremos de la siguiente manera. Desde ahora mismo hasta las diez de la noche de mañana (día 11), (bueno, en realidad ya hoy es día 11, pero todo el mundo me ha entendido) podéis sugerir opciones.

Se puede sugerir algo o votar por lo que ya ha dicho otro. Al final del plazo, las 3 opciones con más votos se pondrán en una encuesta en el blog durante exactamente 24 horas. Así quedará decidido lo que hacer con él.

Como ejemplo (ejemplo que cuenta para la votación final), Diego propone:
-Podemos soltarlo, liberarlo. Y luego seguirlo.

Vale, ya hay una opción en marcha. De momento la única.

Adelante.

Vórtice Marxista dijo...

off rol; y que conste que Malevoski y yo hemos escrito a la vez. xD

Ludio dijo...

Mañana acompañaré a la expedición del volcán, pero me adentraré en las cuevas, con lo que a ver si consiguo una linterna. Esta vez no pido voluntarios porque me apetece ir solo, aunque haya alguien que no le parezca buena idea,... ¿Qué más da?

Es más, estoy pensando pasar la noche allí, si no me encuentro con animales chungos, porque sigo pensando que es mejor sitio que donde las pulgas.

Vórtice Marxista dijo...

Hasta ahora sólo has dicho que estabas planteándote decirle a la gente que os mudaseis a las cuevas. No lo has hecho. A lo mejor si lo propones...

Y con lo del prisionero... ¿qué dices?

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

Me quiero acercar al prisionero y enseñarle el extraño mensaje cifrado* que vi en mi alucinación... quizá gritando el pobre no haya entendido nada, pero estoy seguro de que sabe algo. Creo que si me ven me van a reprimir. Pero quiero hacerlo.

*OFF que de ser coordenadas sería china, aunque bueno... no se si puedo o no apoyarme en la realidad para el juego (por ejemplo, Ishtar, etc... no se mi personaje cuán sabio es como para soltar todos los rollos (cuando satripozi solté lo del esperanto y el descanso by the face, ahora lo de Ishtar... Que además, Vórtice, me da cosa explorar más por A: no destriparte la movida antes de tiempo o B: no caer en el error de mezclar la historia de nuestra realidad con la historia de la realidad del juego.

A lo que voy y sigo en off, puedo explorar y aportar a mi bola lo que piense? Quiero decir. Por ejemplo he dicho lo de "me suena vagamente a ishtar" pero si hubiera leído más sobre el tema habría dado más datos...

Esperando que se me entienda: Malevoski. (no se vosotros pero yo encontré un petilla de yerba en el suelo de la isla y no veais como estoy :P)
SALGO DEL OFF

Lo intento, cuando creo que nadie mira.

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

off eh, master en si, puedo dar mi nombre del face pa que me agregue el que quiera pa avisarnos de cosas e ir haciendo más dinámicas las relaciones en la isla?

Vórtice Marxista dijo...

OFF ROL
Hazlo, claro. Pero creo que en Facebook ya hay una comunidad de La Isla 2.0. Quizá lo mejor para hacerlo todo bien sería que quien no se haya apuntado, la busque y se una. Desde allí será muy fácil que cada uno agregue a quien quiera. Podríais presentaros allí para que la gente sepa quién es quién dentro de La Isla.

Respecto a lo otro: hay dos maneras de jugar en La Isla 2.0... con un personaje o con uno mismo. Hay de las dos cosas aunque en un principio recomendé lo primero, puesto que me parece más divertido si cada uno interpreta una versión ficticia de sí mismo. Por tanto, a la hora de saber si el personaje sabe algo o no, o hasta qué punto lo puede saber, solo habría que pensar en... ¿lo sé?

Por otra parte, La Isla 2. 0 pretende ser muchas cosas... una de ellas sería considerada "narrativa transmedia". No se pretende que nadie bucee en wikipedia para buscar algo, de hecho se pretende que así sea. Que se explore en busca de respuestas.
Distinto es lo que el personaje propiamente dicho pueda o no saber dentro del juego en sí.
El buen jugador sabrá interpretar bien la situación y ser honesto con el resto.

Por otra parte esto es un juego y estamos aquí para divertirnos.

Malevoski, tu opinión respecto al preso. Ya sabes que puedes sugerir algo o votar por algo que ya se haya dicho, que de momento es una sola opción: liberarlo y seguirlo.

¿Qué opinas?

OFF DEL TODO: Me voy a dormir. Mañana os leo.

Vórtice Marxista dijo...

FE DE ERRATAS: La frase era "No se pretende PROHIBIR que nadie bucee en wikipedia, de hecho se pretende que así sea (que lo hagan)".

Vórtice Marxista dijo...

pd. de hecho aparecemos en Wikipedia.

Vórtice Marxista dijo...

pd2: y ahora sí me voy a dormir. La realidad del juego y la realidad de la realidad son realmente la misma cosa. Volabais en un avión y estáis en una isla, o algo parecido. Quiero decir que en el mundo del juego existe China y existen las videoconsolas. Y Zapatero es presidente.

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

Off Gracias por la aclaración.

Vórtice Marxista dijo...

Los supervivientes discuten acerca de qué hacer con el prisionero. Se niega a hablar y a comer. Se le cura la herida pero no consiente en tomar medicinas. Algunos opinan que sabe algo y que debería seguir siendo un prisionero hasta que hable, otros piensan que es una salvajada tenerlo atado sin saber siquiera si se trata de un enemigo y proponen liberarlo (alguno apunta que podría liberarse para poder seguirlo). Aparte de eso hay quien opina que se debería hacer otra excursión al volcán, esta vez mejor pertrechados, y uno de los supervivientes dice que podría ser ideal mudarse al lago con la cascada, a las cuevas, para mejor resguardarse, protegerse y evitar el ataque de las pulgas. Se está organizando una expedición nueva.

Día 8
Cuando amanece, las miradas se centran en el prisionero. Tiene muy mal color. Sea porque ha pasado ya un día completo sin probar bocado, sea por la sangre perdida a través de la herida de su sien, se le ve débil. Cuanto más débil se le ve más aspecto sombrío y calculador se torna su mirada escrutadora. Casi siempre está mirando selva adentro. Cuando no, está contemplando el trabajo que hacen los supervivientes. Sigue sin querer comer nada de lo que se le ofrece.

Uno de los supervivientes, que ayer noche le golpeara, se le ha acercado en mitad de la noche, parece que esta vez en son de paz, para tratar de preguntarle por unas anotaciones que ha tomado. El tipo le ve venir por la noche, sabiendo que todos duermen y se revuelve en sus ataduras con una auténtica expresión de terror en el rostro. El que hace la guardia correspondiente a esa hora de la noche los mira atento, esperando que la cosa no se complique.

El superviviente razona con el preso que parece, de todo corazón, no entender el idioma en que se le habla. Con gran esfuerzo logran alcanzar un mínimo entendimiento que tan solo consiste en un asentimiento para que se le deje ver el papel y luego una franca negativa de incomprensión al leer su contenido.

Vórtice Marxista dijo...

Alrededor del desayuno, los ánimos están bastante crispados. La imagen del hombre mayor negándose a recibir ayuda por parte de sus captores ablanda al más pintado. Es cierto que nadie se termina de fiar del todo de él, pero a fin de cuentas, la mayor parte de los supervivientes no se había enfrentado contra una cosa así jamás.

-Anoche dijimos que teníamos hasta las diez de la noche de hoy para proponer opciones para votarlas después. Espero que aguante lo suficiente- dice Diego, que ya sugirió su opción: liberarlo y seguirlo.

-Si sabe algo lo oculta muy bien- dice Andrés.

-Puede llevar aquí perdido tanto tiempo como nosotros- dice el tipo que lleva taciturno desde ayer, que resulta llamarse José Juan y ser profesor de matemáticas de instituto-. No dejo de darle vueltas a la idea. ¿Y si nunca nos rescatan y nos convertimos en él?

-También puede ser que sea un aborigen de la zona, aún no sabemos si hay civilización al otro lado de la selva- opina Yelena-. Sé que es un tipo raro, pero en todas las ciudades hay “gente especial”.

-¿Quieres decir que puede tratarse de un loco?

-Podría. ¿Por qué no? Un loco de una civilización normal. Mirad su ropa… es prácticamente como la nuestra. Pantalones y camiseta. Vale, harapientos, pero… ¿nadie ha visto nunca a un mendigo?

-Perdonad que cambie de tema- interrumpe Ludio-, pero hay otra cosa que discutir. Las pulgas nos están masacrando. Eso sí que es un enemigo. Voy a ir hoy al volcán, a echar otro vistazo a las cuevas que encontramos. Es un lugar idílico, muy cerca de un manantial de agua, con un precioso lago de película y… eso, cuevas. Seguro que podemos defendernos mejor allí. Yo incluso estoy pensando en pasar la noche allí, aunque sea solo. Si no hay animales salvajes ni cosas así. ¿Alguien se apunta?

-Me parece bien- opina Bruno-. Aunque no sé si la humedad me vendrá bien para el asma. De todos modos seguro que es mejor que esas putas pulgas. Yo me apunto. ¿Alguien más?

-Bueno- zanja Ludio-, que se apunte quien quiera. Saldremos dentro de una hora, o así. Por si alguien quiere abastecerse. Creo que había quien se estaba planteando subir al volcán.

-Pero si era enorme. ¿Alguien ha traído útiles de escalada?

Buenos días, Isla. Les recordamos que tiene hasta las 22:00 horas de hoy para proponer opciones para con el prisionero. Pueden sugerir una o votar por una que ya se haya sugerido.

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

Me he despertado, tengo algo de agujetas así que no cuenten conmigo pa ir al volcán de nuevo. Sin embargo dibujo la flor que busco en un rincçon de mi cuaderno y la arranco para dársela a alguno de los que vayan al volcán. Le diré que me interesa esa flor porque voy a escribir sobre ella o algo así. Si va Virginia se lo pediré sin secretos, le diré que necesito explorar más, probar si lo de ayer fue una extraña visión o una pura paranoia. Sin embargo sí me apunto a adecentar las cuevas. No estoy al cien por cien, pero me ayudará a quitarme las agujetas.

Con respecto al tipo, después de esta noche no me cabe ninguna duda de que no sabe nada. Me disculpé aunque no se si me entendió. A veces me da la sensación de que está más perdido que nosotros. Yo le soltaría sin perderlo de vista. Esta noche lo vi como un indefenso topillo que no ve nada porque no puede. Como una lombricilla, débil. Extrañamente ha surgido en mi algo de pena hacia él.
-Eh, con respecto a ese tipo por mi podéis soltarlo. Ya se que no me puede ayudar para lo que necesito, y no quiero cargar con su muerte por inhanición a mis espaldas,. Además no se si lo habéis visto alguna vez pero es un espectáculo bastante grotesco. Eso si. Si nadie se propone para "cuidar" de él no seré yo el que lo haga. Creo que cabe la posibilidad de que me tenga rencor y no quiero darle la oportunidad de devolverme el golpe.

Ludio dijo...

-Opino igual, que se vaya,... - Diciendo esto hago un gesto de mis dedos hacia mis ojos, para que cuando lo suelten traten de seguirlo y continúo mirando ahora a Malevoski -Si es rencoroso espero que también sea agradecido.-

-Señores, para las cuevas que me voy, no volveré a dormir con pulgas.-

_ALMA_ dijo...

(OFF TOPIC: Lo siento!!! Estaba escribiendo en la entrada anterior y no sabía que había avanzado tanto!!)

!!!:O!!!

Día 6
He estado todo el dia de ayer recolectando semillas, frutas, verduras,cereales, hortalizas y setas para crear un huerto para tener reservas de comida, me lo guardo todo pues aún no tengo claro donde nos vamos a quedar.
Tb estuve haciendo cataplasmas con frutos del Noni y El árbol del pan que reducen la fiebre y la voy repartiendo entre los afectados por las pulgas.

Dia 7
Cuando me levanto, al escuchar la voz de Grojniak, no puedo creer lo que veo, tenemos un prisionero, inconsciente pero prisionero.
Corro a buscar la planta más aromática (y pestosa) que encuentre, y mientras la paso por debajo de la nariz del prisionero (intentando que despierte)le digo a Gronjniak:
Tengo mucho interes en volver a las cuevas, necesito evaluar las condiciones de vida, el terreno, se me olvidó mirar si había terreno fértil por allí cerca, tb las cuevas, pero este hombre...creo que tiene respuestas, y yo no puedo evitar querer saber, espero que despierte pronto.Grojniak, Virginia, Iván, Cloude, Ludio, alguien, podríais registralo a ver si encontrais alguna pista mientras sigo intentando despertarlo?? Quizá nos de tiempo a irnos de expedición, sinó tendríamos que ir mañana.
-Grojniak, lo que me escama de la radio, es que parece que conocen nuestros movimientos antes de que los hagamos, crees que pudiera haber tecnología tipo micrófonos en la isla? O más bien que tienen un topo entre nosotros? Puede que ninguna, pero no estaría mal comprobar si tenemos a alguien nuevo en nuestras filas cuya aparición no podamos explicar...

Cuando el prisionero despierta y se pone a gritar, me mantengo en segundo plano, acojonada, por si a alguien se le va la mano.
Durante el resto del tiempo me duele verlo así.

Le digo a Virginia: Yo me apunto a lo del volcán para mañana, no olvideis llevaros todo lo que pueda ser útil.

Día 8

-Ludio, porqué no le tocas algo con la guitarra al prisionero mientras intento que coma una macedonia de frutas? No dicen que la música amansa a las fieras? Se merece un trato digno.
Si no funciona, propongo desatarlo ya, aunque quiero ir al volcán, me propongo para vigilarlo y si se va seguirlo. Si no huye intentaré comunicarme con él a través d DIBUJOS, un avión que se estrella, dibujando en la arena, a ver si así puede comunicarse.

Vórtice Marxista dijo...

Van tres votos a favor de soltar al prisionero. Si nadie aporta una nueva sugerencia antes de las 22:00 no será necesaria la encuesta. Será la decisión tomada por TODOS.

(Hoy, como norma especial, todos los jugadores pueden dar sus opiniones respecto a lo del preso independiente del lugar físico en el que se encuentre su personaje en La Isla. Se da por sentado que lo dijo durante el desayuno o en un momento en que había suficientes testigos como para que su voto fuese válido).

De hecho, Ludio, ya has llegado. Hace exactamente cinco minutos. El grupo está formado por ti, Virginia, Diego (al que le picaba la curiosidad por lo del volcán), Malevoski (que tenía agujetas para ir al volcán pero no para ir a las cuevas, que están a un metro del mismo), Alma (que parece estar muy interesada en el chico nuevo), el chico nuevo (Grojniak) y una chica rubia que ha estado muy callada todo el tiempo pero hoy ha decidido que lo de huir de las pulgas puede ser una decisión sensata y está interesada en el "volcán misterioso" y, cómo no, en el supuesto nuevo campamento.

Estáis en la falda del ciclópeo volcán. Habéis llevado con vosotros tres cuerdas (de unos seis metros cada una) rescatadas del avión, algunas herramientas que podrían ser útiles escalando (a falta de pan bueno es pedir prestado algo a Javier), provisiones para pasar la noche fuera y dos linternas.

La visión del lago (para los que no lo hayan visto9 es espectacular: una cascada natural, una caída de seis metros a un lago circular de aguas casi transparentes... las cuevas un poco por encima del nivel del agua.

Llegados allí decidís separaros en los que pretenden la ascensión al volcán y los que van directamente al descenso al lago para ver las cuevas.

Si alguno de cualquiera de los dos bandos decide cambiar aún está a tiempo.

Alma, Andrés te garantizó que entre los que se quedaban en el campamneto tendrían vigilado al prisionero y te dio su palabra de que no permitiría que se le golpease otra vez.
Lo dejas en buenas manos. Antes de irte pruebas lo de los dibujos en la arena. La reacción es favorable. Como si fuera un niño sonríe (al principio tratando de esconder la boca, luego abiertamente) ante los dibujos. Cuando le señalas el avión estrllándose en la isla él te mira y mira alrededor a vuestro campamento, como dándote a entender que "esos" sois vosotros.

Luego parece delirar, probablemente por causa de la fiebre. Se queda dormido y deja de mostrarse receptivo.

Decides que luego podrías continuar con esto.

Vórtice Marxista dijo...

Cuatro votos por soltar al prisoinero y seguirlo. Si sigue siendo la única propuesta esta noche a las 22.00 lo soltaréis.

A menos que queráis soltarlo en otro momento, pero ese es el plazo acordado.

Claude dijo...

Tras escuchar el comentario de alma, se me ocurrre una idea mucho mejor.
¿Es posible que haya alguna tipo de pulso electrónico en la isla?
Las probabilidades son altas, ya que la señal del hombre hablando debe estar transmitiendo desede algun sitio.
Sin mas dilación, me pongo manos a la obra.
Decido ir al cementerio de aviones. Alli, intento buscar los materiales que necesito:
son los siguientes (off* vortice tu decides si los encuentro o te parecen demasiado raros para estar en un avion XD):
-Bandeja metálica, sarten, colador metálico o algo de tales características.
-Cables gruesos y de televisores (si habia teles en el avion, tal vez pueda encontrar alguno)
-Algún instrumento para cortar el cable y, en su caso, para doblarlo.
Tambien necesitaria el portatil de ludio y un pendrive. Cuando vuelva de la excursion, le pregunto si me los deja. Tal vez no lo haga (por lo de llamarle tonto y tal), pero si se lo pido con cara de niño bueno, tal vez..

dhyrxios dijo...

Me parece mal lo que se esta haciendo con el nativo,deveriamos soltarlo y darle algo de alimento de la isla(un copo o algo asi).Que se de cuenta de que estamos mas asustado que el.

Viendo que la patrulla ha salido aprovecho el dia para acomodar el refugio viendo los fallos que se cometierón al contruirlo.Pensando que quizas esta noche la gente pueda dormir mejor.Realmente no me parece tan buena idea dejar la playa,si alguien nos estan buscando desde la playa podemos ver tanto el mar como el aire y seremos mas visibles.

Ludio dijo...

Estoy como loco por adentrarme en las cuevas con la linterna,...

(OFF ROL: Si el portatil urge podríamos decir que ya tuvimos esa conversación y que se lo dejé, que me llamara tonto tampoco es tan malo después de haber querido jugar a la piñata con él,...)

Vórtice Marxista dijo...

Otro voto más por liberar al preso (en este se añade lo de darle de comer, pero eso no voy a contarlo como una nueva sugrerencia).

La ascensión al volcán es larga y fatigosa. Ninguno posee conocimientos de escalada (que yo sepa) y los materiales no son los más adecuados. Pero aún así seguís subiendo con la esperanza de que la bajada resulte más sencilla. Entre los cinco aspirantes a escaladores os váis apoyando los unos en los otros y combinando vuestros esfuerzos, a media tarde habéis subido la mitad del volcán. Y cada vez es más duro.

Las paredes afiladas y erosionadas parecen guillotinas, el musgo y la vegetación creciendo sobre el gigante hacen unas veces más sencilla la escalada (por poder agarrarse a algo) y otras más resbaladiza si cabe.

Cuando el sol comienza a tornarse anaranjado descubrís algo que os llama poderosamente la atención.
Desde el volcán puede verse la magnitud de lo que os rodea. La isla es enorme. Una enorme jungla con playa en este, sur y oeste (tomando como sur el campamento de la playa) y unos enormes picos al norte. No podéis decir aún si es una isla o no, puesto que no podéis ver más allá de las montañas.

Pero no es eso lo que ha llamado vuestra atención.

Delante vuestra, en una repisa lisa y amplia, encontráis la entrada a lo que parece ser una cueva. No es lo más común que haya cuevas en los volcanes- dice alguien. ¿O sí que lo es?- responde otro alguien.

En la puerta de la cueva hay un palo, apoyado contra la pared. Es de madera y en su base (en el lugar donde se asiría si fuera un bate de beisbol) hay cuerda (cañamo, probablemente) enrollado para, quizá, mejor manejarlo.

Vórtice Marxista dijo...

El descenso hacia el lago ha sido dificil también (a menos que alguien se haya lanzado al agua desde arriba, recuerden: 6 metros) porque Bruno, con algo de sobrepeso y asma, necesitaba ayuda la mayor parte del tiempo. Pero una vez abajo, el esfuerzo ha valido la pena.

El agua es literalmente una piscina fresca. Un paradisíaco lugar, sin lugar a dudas.

Examináis la cueva de más fácil acceso (pensando en que todo el mundo pueda entrar y salir sin escalar pero que a la vez fuera de complicada entrada para animales salvajes, por si los hubiera). Está tan sólo a metro y medio del suelo y pensáis que con un tablón a modo de escalera podríais subir y bajar como si estuviérais en casa.

El terreno cercano al lago parece bastante fértil. Podéis distinguir distintos tipos de árboels frutales, algo que podría ser marihuana... en fin... un sitio idílico para un huerto.

El interior de la cueva es inmenso. Lo primero en que os fijáis es en que no hay huellas de ser morada de, por ejemplo, osos (por decir algo): no hay excrementos, olor a animal, restos de comida. El techo parece limpio de murciélagos, cosa rara.

Toda la cueva parece consistir en una grandiosa bóveda natural con un sólo tunel, bastante pequeño, en su extremo más alejado de la puerta.

Parece facilmente defendible.

Oís murmullo de agua en su interior y tras doblar un recodo (se trataba de un trampantojo: una esquina de la pared que parecía noe star ahí) descubrís una pequeña estancia más en la que, milagro, hay una fuente natural. Un manantial que mana de la pared y cae en una especie de abrevadero creado por la erosión constante del agua. Debe filtrarse después subterráneamente.

En esta estancia hay un detalle curioso: pinturas rupestres.
Escenas de caza.

Vórtice Marxista dijo...

En el campamento de la playa, al que a partir de ahora llamaré Campamento 1, Javier revisa el diseño del almacén que crearon anoche y luego de reparar algunas imperfecciones se dedica a tratar de mejorar el estado del refugio aunque ya casi nadie lo usa para dormir pues parece que las pulgas se ceban con ese lugar en concreto.

Claude, que parece ser una especie de genio adolescente, ha pedido el portátil de Ludio (con el pendrive que tenía en su puerto USB para la conexión a internet) y lleva todo el día de lo más enigmático llendo y viniendo de un lado a otro de la isla cargando con cosas.

Yelena se presta a ayudarle, a lo que él responde "vale, pero no estorbes, solo carga".

Poco a poco entre los dos traen del cementerio de aviones varias bandejas metálicas y una maraña de cables entre grandes y pequeños.

Javier, que pregunta intrigado qué demonios hacen recibe por respuesta un:

-¿Tienes ahí algo para cortar el cable- señalando la caja de herramientas.

Claude dijo...

Y es entonces cuando me enseña el fulgurante alicate.
Yelena carga. Y la verdad es que cumple su cometido bastante bien.
Habla solamente cuando tiene que hablar, y para preguntarme si este o aquel cable me vale. Le contesto y sigue buscando entre el siniestrado avion.
Cuando considero que tengo los suficientes materiales, decido empezar la construcción.
Dado a que todavia no conozco las dimensiones de la isla, me propongo hacer una antena grande. Claro esta, cuanto mas grande, pero calidad de señal, pero sera mas facil captar alguna.
Voy mirando los pasos en mi libro y finalmente lo consigo hacer. Se podría describir asi: Una barra metálica con una bobina de cable enrollada que va pegada a un trozo del fuselaje del avión, un poco curvo. El trozo de cable enrrollado va conectado al portatil de Ludio mediante un conector, que procede de la tele del avion y que va hasta la entrada de antena wifi de dicho portatil.
La bandeja la cogo por si quiero hacer busquedas de señal mas cercanas, y al final he desechado la idea de utilizar el pendrive.

El resultado es... feo... grande...
y pesado, por lo que se necesitaran a un par de personas para moverlo, mejor tres.
Finalizado el trabajo, lo miro con regocijo. Es feo, pero lo he hecho yo.

Vórtice Marxista dijo...

OFF ROL: Claude, eso que tienes entre las manos... conectado a la recepción wifi del portatil... tienes (fuera del juego) manera de demostrarme que funcionaría para recibir señales de radio??
O lo que quieres es recibir otro tipo de señal?
Me suena bien, y creo que el jugador que interpreta a Claude podría haberlo construido (incluso sin los libros que llevaste como objetos especiales), pero... necesito saber si eso funciona o no en el mundo real. Y cómo.

Claude dijo...

OFF* Dices verdad. Digo gracias. Me parece justo y por eso constesto. Atendieme, te lo ruego.
XD
No,en serio
A ver.
En un principio, es una variación de una antena wifi. Se supone que es una antena direccional, esto es, tienes que dirigirla hacia donde esta la señal, aproximadamente. Para eso la he hecho mas grande. Se supone que el cable pelado recoge las señales de la "parabólica", en nuestro caso el fuselaje dle avión. Después el cable lleva la señal por el cable coaxial (el de la tele del avión), y lo lleva hasta el portatil. Donde deberíamos poder captar algo.
Admito que, evidentemente, en la realidad probablemente la antena no funcionaría con un trozo de fuselaje del avion. Peeero... De nuevo dejo a tu elección si encontramos señal o no.

Ludio dijo...

-Me parece que si nos lo curramos este sería un buen sitio para acampar, aunque sé que hay gente que no quiere abandonar la playa por si vinieran a rescatarnos unos nazis que buscan el avión siniestrado,...-

Me quedo mirando las pinturas, al fin y al cabo es arte.

(OFF: Me interesa saber si se distinguen figuras humanas y qué tipo de animales cazan)

Virginia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Virginia dijo...

Exploro la cueva con mis compañeros. Durante el ascenso, he buscado la flor que me pidió Ivan Hoy estoy más callada que otros días, y pido disculpa a los demás. Será el cansancio, la desazón... el recuerdo de mis seres queridos. Todo junto. Trato de memorizar todo lo que veo. Pienso también en la gente del campamento; soy de la opinión de que el prisionero debe ser liberado y seguido hasta su morada.

Sólo espero que sepamos volver y que no tengamos problemas en el descenso. Probablemente, y dada la hora que es, tengamos que hacer noche aquí en la cueva.


Reparto agua y provisiones entre mis compañeros, en este momento de "relax". Les pregunto qué vamos a hacer, si seguimos adelante y entramos en la cueva a inspeccionar, volvemos... o montamos el campamento aquí. Yo me acogeré a lo que diga la mayoría.

Grojniak dijo...

[OFF-ROL] - Tambien se me fue la pinza ayer y me puse a escribir en el antiguo sin darme cuenta que este estaba creado xDDD, me reincorporo [/OFF-ROL]

Mientras subia por el volcan me confirme a mi mismo que fue una buena decision votar para que soltaran al hombre misterioso de la playa.

Una vez arriba me encuentro entre incredulo y alucinado con la vision del palo con cañamo.

Susurrando:
-No creo que quien sea que viva ahi dentro salga por ahi sin su instrumento de defensa. Cuidado, puede haber alguien dentro..

Vórtice Marxista dijo...

Claude, pero lo que pretendes exactamente qué es?? amplificar la wifi? Porque eso es viable. Si se trata de emisión de radio no acabo de entender cómo va a funcionar el invento. Si se trata de amplificar la recepción wifi te digo desde ya que funciona a la perfección. Pero el explorador dice que "no se encuentra el servidor". Vaya, que no hay internet. Aunque la señal wifi es tremendamente alta.

Si quieres hacer otra cosa, explícame exactamente qué y cómo.

Grojniak dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
_ALMA_ dijo...

He ampliado el mapa.

Inspecciono el palo, si no hay trampas lo cogo y digo:
-Vamos padentro...

Vórtice Marxista dijo...

Cueva del Lago:
Pinturas rupestres típicas. Figuras antropomórficas cazando animales grandes. Parecen búfalos, toros, jabalíes... es difícil de distinguir. Quizá los toros sí parecen toros, aunque bastante grandes. Toda la habitación está repleta de estos dibujos. Están muy bien conservados.

En el centro de una de las paredes veis algo que no encaja. Si os dejáis llevar por la primera impresión diríais que se trata de un astronauta. Al menos un hombre con una especie de traje extraño.

Sabéis que se han encontrado pinturas así antes. Así que no os parece una locura, pero desde luego no tenéis una explicación.

Por lo demás, la cueva parece apta para pasar la noche.

Claude dijo...

Mira si Virginia ha conseguido escuchar algo en la palm, significa que existe una señal. Hasta ahi bien. Entonces, lo que estoy intentando es saber en que dirección se encuentra la señal que se esta trasmitiendo. Como la antena tiene que ir dirigida hacia donde esta la señal, en el momento en el que esta tenga mas intensidad, será desde donde se trsmite.
Que la antena sea wifi no quiere decir que solo coga señales wifi. Coge cualquier tipo de onde electromágnetica.

Vórtice Marxista dijo...

Cueva del Volcán:

Una cueva pequeñita, de unos tres metros de profundidad y cuatro de ancho.

Al entrar descubrís un pequeño caos allí. Hay pieles de animales, herramientas de madera y metal, cristales pulidos, lanzas creadas con palos y trozos de metal o de piedra... pero todo revuelto.

Para hacer un simil fácil de entender, es como esas escenas de las películas en las que uno llega a casa y descubre que se la han destrozado unos matones. Sólo que esta parecería la habitación de un cavernícola.

Por lo demás, la cueva no tiene más entradas, salidas ni túneles. Y parece apta para pasar la noche.

Claude dijo...

ok. Creo que no me he explicado bien.
Si la antena recoge la señal de una dirección, en el momento en el que apuntemos en esa dirección la señal será mas alta. Aunque sea una antena wifi, no quiere decir que solo recoga ese tipo de ondas, sino de todo tipo.

Vórtice Marxista dijo...

OK, y la señal de radio se retransmite a través de los altavoces del ordenador por sí sola, ¿no? Puede suceder, algunas veces se acoplan emisoras de radio a través de los altavoces del ordenador. Si es eso también podría ser posible.

Han pasado las diez de la noche y, puesto que no había otra sugerencia, se toma la decisión de liberar al prisionero (con la intención alevosa de seguirle cuando huya).

Uno de los supervivientes le corta las ataduras, muy despacio, mientras otros dos le vigilan armados con palos.
Andrés llega, se coloca delante de él y deja a un metro de distancia suya un cuenco con fruta fresca y una botella con agua.

Cuando está libre, el tipo mira a su alrededor. Escruta a cada uno de los que le rodean. Le brillan los ojos por la fiebre y el cansancio. Se levanta tambaleándose. Está a punto de caerse, parece que está mareado de llevar tantas horas sentado.

Cuando alguien se acerca para ayudarlo a caminar extiende el brazo hacia él y le pide por señas que lo deje solo. Al verlo, los que llevan palos levantan el palo para estar prevenidos.

El tipo se da cuenta y mirando al tipo cuya ayuda acaba de rechazar le sonríe amablemente y asiente muy lentamente con la cabeza. Todos pueden leer un "gracias" en ese gesto.

Se para frente a la comida y el agua. Mira a su alrededor, uno por uno a todo el campamento que le mira fijamente. Sonríe a todos. Se agacha, coge el cuenco y la botella, cauteloso, como si no supiera si le está permitido.

Andrés le sonríe. El tipo le devuelve la sonrisa.

Camina de regreso al árbol en el que había sido atado. Se sienta en el mismo sitio donde ha estado atado y se pone a comer con avidez. Bebe casi el litro de agua de un trago. Eructa. Sonríe.

Acto seguido vuelve a mirar a todo el mundo. Sonríe abiertamente. Limpia el cuenco con sus dedos, no para rebañar, parece que sólo para limpiarlo. Una vez termina deja la botella y el cuenco en el suelo, a un metro de él, inclinándose como haciendo una reverencia.

Finalmente sonríe a todos, se recuesta bajo el árbol, vuelve a sonreír y cierra los ojos.

Todos lo oís roncar, estupefactos, durmiendo a pierna suelta sin perder la sonrisa de los labios.

Claude dijo...

Ok, cuando pueda empiezo a buscar señales y si no encuentro nada en la playa (lo mas seguro), propongo a Yelena que me acompañe al volcan al dia siguiente, ya que , segun tengo entendido, es el punto mas alto al que puedo llegar. También le digo que se lo proponga a los demas. No tengo mucha relacion con el resto del grup y necesitamos a mas gente para mover la antena.

Ludio dijo...

(OFF: Me estoy liando con las cuevas :S La mía es sólo la de las pinturas supongo)

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

El descubrimiento del manantial me ha quitado la sed para dos días. He bebido tanto que me siento incluso mal. Hay una chica que no conozco de nada. No me puedo callar.
-Barbie, no sería este un buen sitio para comenzar la reconstrucción de la humanidad, de hacernos falta?

Con los pies destrozados, me adentro en la cueva. Las pinturas me recuerdan que llevo sin comerme un señor solomillo más de ocho días. Lo último que comí antes de coger el avión fue una puta ensalada. Le pregunto a la gente: Oye... Alguno de vosotros sabe cazar? Si hace millones de años había bisontes, y astronautas, por lo que parece, seguro que hoy hay algún tipo de animal, Jabalíes o algo. Sabéis si alguien en la isla sabe? No me importaría incluso acompañarlo.

Me acuerdo de las fiestas que se pegaba Obélix y se me hace la boca agua.

Mientras pienso en esto me parece distinguir marihuana. ¡¡¡ JODER!!!

Quiero ir discretamente y arrancar algunas plantas para ponerlas a secar, pero preferiría hacerlo sin que me vean (sigo estando en contra de que me tomen por "el drogadicto". Jamás entenderían los motivos que me llevan a esta experimentación.
Lo intento.

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

*Off ¿Oye, bruno es el perro?
Le tiro cosas. Me chiflan los perros

Ludio dijo...

El comentario de Malevoski a la chica capta toda mi atención, así que le contesto: -No digas guarradas,... Follar para procrear, ahhgg.- Y entonces suspiro una sonrisa.

También me interesa el tema de cazar animales,...
-Como ya tenemos casa, agua y frutas, me apunto a lo de tratar de cazar algo. No tengo ni idea, nunca lo he hecho, pero somos lo más alto en la escala alimenticia después de los zombies. Somos inteligentes, usamos herramientas o armas y construimos cosas o trampas.

Mis vacaciones parecen no haberse visto muy afectadas después de todo,...

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

-Jajajaja Ludio no me hice poeta para decir "vamos a follar" y echarme a dormir. Además no estoy interesado en perpetuar la especie, tan sólo en el apasionante proceso. A lo que tu llamas follar y yo llamo aprehender la flor.

-Metomentodo - pienso para mis adentros-. Esbozo una falsa sonrisa.

Vórtice Marxista dijo...

Bruno se cansa de que Malevoski le tire cosas. Comienza a mirarlo extrañado. Parece que la excursión le ha empeorado un poco el asma. Saca el inhalador del bolsillo de su chaqueta y toma una bocanada.

_ALMA_ dijo...

Busco algo que pueda identificar al que vive ahí antes de irnos.

Grojniak dijo...

Ayudo a Alma, y no paro de insistir que no podemos quedarnos ahi mucho tiempo, siento que alguien puede aparecer en cualquier momento. Es posible que fuera el campamento del hombre que encontraron, y eso en principio y habiendolo dejado en la playa no tendría peligro. Aunque por probabilidad, no creo que asi sea.

Se me viene a la mente el juego Joe & Mac Caveman Ninja, de las casi extintas maquinas recreativas de los 80-90.

- Investiguemos rapido y vamonos, esto no me huele nada bien.

Vórtice Marxista dijo...

Ante la prácticamente imposibilidad de hacerse entender con el prisionero, los supervivientes deciden dar de plazo hasta las 22:00 horas para liberarlo. Cuando lo hicieran pretendían seguirle para ver a dónde se dirigía. Pero una vez liberado, el preso come algo, bebe agua, vuelve al tronco donde lo han tenido atado y se echa a dormir, tranquilo. Mientras tanto dos expediciones han partido en dirección al volcán que hay en medio de la jungla. Una de ellas sube hasta más o menos la mitad del gigante y allí descubren una pequeña cueva. Parece la morada de un cavernícola, con sus armas rudimentarias y sus pieles, pero revuelta como si hubiese sido destrozada. La otra expedición ha llegado para explorar el lago que se forma, con su cascada, a unos metros de la falda del volcán. Su intención es comprobar si las cuevas que hay abajo, casi al nivel del agua, son adecuadas para establecer allí un nuevo campamento, lejos de las pulgas. Exploran la que deciden de más fácil acceso y descubren un sitio idóneo, con un manantial propio de agua potable y pinturas rupestres. En el campamento de la playa (el original), Claude ha creado una especie de antena usando restos de los aviones siniestrados. Pretende amplificar la señal de radio que escucharon los primeros días.

Día 9

Amanece en la playa y el prisionero ya no está. Alguien corre a preguntarle al que estaba de guardia que, con toda tranquilidad, señala al mar. Allí, sumergido hasta la cintura, el extraño individuo parece estar pescando. Usa para ello un palo con la punta afilada. A su espalda cuelga una cuerda en la que pueden verse ya al menos cuatro pescados.

-Increible- musita alguien.

Durante el desayuno, que ya se ha convertido en el momento de ponerse al día y trazar planes de acción, todos manifiestan su preocupación por la gente que partió hacia el volcán. Han pasado la noche fuera y todos parecen intranquilos.


Amanece en la jungla.
Bruno, Malevoski, Ludio y una chica rubia que ha dicho llamarse Ángela, han pasado la noche en la cueva de las pinturas. Sin novedad. Por la mañana el lugar aún parece más idílico. Desayunan de lo que han traído consigo y hablan de cosas que podrían hacer o no. Se barajan, entre otras cosas, los siguientes temas:

-Cazar. Tratar de cazar animales para hacer la dieta un poco más interesante.
-Explorar más de las cuevas que tienen a su alrededor.
-Echar un vistazo por si lo que han subido al volcán necesitasen ayuda.
-Volver a la playa y decirle a la gente que las cuevas son seguras.


Amanece en el volcán.

Virginia, Diego, Alma y Grojniak han pasado la noche en la pequeña cueva que encontraran en mitad de la ascensión al volcán. Algunos no han pegado ojo. Unos por inquietud (por el estado en que se encuentra la cueva, como si el propietario hubiese salido huyendo abandonando todo y alguien lo hubiese destrozado todo buscando) y por si fuese quien fuese quien vivía allí volviese en mitad de la noche.

Se han montado guardias y la noche ha pasado con relativa calma. Una de las guardias, montada por Grojniak, ha tenido un par de eventos extraños. Parece que a una determinada hora de la madrugada contempló cómo se encendía una luz (muy pequeñita desde esa altura) que parpadeaba con tiempos y ritmo, como si usase el morse o algo parecido. Al instante, en otra punta de la selva, otra luz se encendía como contestando a la primera. Pudo contar siete luces distintas, como conversando entre ellas. La última que vio estaba en la falda del volcán, donde según el mapa de Alma debe encontrarse el lago.

Buenos días, Isla.

Grojniak dijo...

Algo dormí anoche, pero fue como un abrir y cerrar de ojos y toda la noche en vela. La inquietud no me dejaba dormir, aunque me quedé tumbado para que no me tocara la noche entera de guardia. Le cuento al grupo, lo que vi anoche.

-Lo que tengo claro que hay comunicación, sin pensar demasiado se me vienen varias opciones: repetidores, faros experimentales, incluso puede que el flujo sea en realidad electrico y los parpadeos de luces determinen que por ahi corre electricidad.

Propongo seguir subiendo y salir de aqui cuanto antes.

_ALMA_ dijo...

-Lo secundo, esto de las luces me da escalofrios, quién sabe si era algún tipo de orden...además me estoy preocupando por los demás, estoy deseando llegar arriba.

Que opinais el resto? Se os ocurre algo que hacer aquí antes de seguir subiendo??

Grojniak dijo...

Mientras Alma habla, me pongo a pensar que espero que no se diera cuenta que la estuve observando durante mi jornada insomne.

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

*off
¿Hubo tocamiento, Grojniak? :P

Creo que este sitio es perfecto. Es el primer día que nos levantamos sin picaduras de pulga. Pero algo me escama, todo está demasiado limpio para ser tan antiguo. Propongo echar un nuevo vistazo antes de bajar. De hecho, como me he despertado antes que los otros, me doy un paseo por las cuevas colindantes.

*Off quiero que el master recuerde que mi personaje es un poco torpe y casi todo lo bueno que le ocurre suele ser por azar y lo malo por torpeza o imprudencia... (yo al menos lo veo así, un poco como yo)

_ALMA_ dijo...

OFF TOPIC: XDDDDDDDD

Grojniak dijo...

[set offtopic mode on]
Looooooool! nada de eso, puede que algun roce involuntario xDDDDDDDDDD
[set offtopic mode off]

Grojniak dijo...

OFF TOPIC: Señor Master, referente a la puerta de avion pirateada que quiere utilizar Claude para aumentar la señal, y hablando como programador:

No creo que por Wi-fi vaya a pillar nada, ya que son ondas de radio, necesitaria un programa que interprete la señal de la onda y la transcriba. Lamentablemente ningun Sistema operativo actual (sea Win, Linux, MacOS o cualquier otro de libre distribucion) trae integrado este tipo de programas por lo que el metodo es imposible a no ser que alguien haga un programa para ello.

Ludio dijo...

Me he levantado tarde, una de las mejores noches desde que llegué. Veo que falta Malevoski y salgo fuera hacia el lago. No lo veo allí y el murmullo del lago me sugiere darme un chapuzón.

Así que comienzo a quitarme la ropa dejando ver un cuerpo fibroso, algo musculado adornado con tatuajes. En la espalda un árbol oscuro sin hojas con una cuerda en una de sus ramas, dos calaveras mexicanas una en cada hombro, una serpiente tipo old skull enroscada a lo largo del brazo derecho, una especie de herida sangrante en el costado, una flecha en el antebrazo izquierdo, las palabras Veritas Aequitas en el pecho haciendo una especie de arco a modo de collar, un revolver en el abdomen, en el gemelo derecho las letras LXIX y una rosa de los vientos en el muslo izquierdo.

Y al agua,...

Grojniak dijo...

Les hablo a los compañeros que subieron al volcan:
He estado pensando en las luces que vi anoche, es necesario saber si son repetidores. No sería dificil piratear la señal si fuera asi.
Un repetidor funciona de la siguiente manera: Recibe señal optica, la transforma en electricidad, vuelve a crear esa señal optica y la vuelve a enviar al siguiente repetidor, es decir, la regenera en cada paso.
Podriamos usar la PALM de Virginia para que la señal de al menos uno de los repetidores, en vez de ir hacia el siguiente, vaya hacia nuestras manos y sepamos que se transmite desde alli.

Incluso, si fuera algo que nos perjudicara, podriamos cambiar el mensaje y enviarlo al siguiente repetidor con información alterada, lo cual sería como un "virus informático".

Todo esto suponiendo que sean repetidores. Sería una suerte.

Vórtice Marxista dijo...

Malevoski, subes a las cuevas más accesibles sin tener que romperte la crisma. Son tres. Teniendo en cuenta que trepar a cada una de ellas y estudiarlas por dentro de un modo medianamente decente te lleva casi uba hora, entenderás que sólo sean tres.

En la primera y la segunda: la mitad de pequeñas que aquella en la que has dormido. Sin pinturas rupestres ni nada reseñable.
Tercera cueva: más estrecha que la que te ha cogido esta noche, pero mucho más larga. Cuando avanzas lo suficiente como para que la luz del sol sólo se traduzca en hacer un poco más brillante la negra oscuridad, miras hacia arriba y crees ver algo que se mueve en el techo.

Alertado, corres. Y un montón de murciélagos sale volando, espantados hacie el interior del tunel. Uno de ellos te pasa rozando la cara, haciéndote una herida en la mejilla con una de sus alas.

Caes al suelo y te proteges la cabeza con las manos.

Ludio, el agua está estupenda. TODOS tus tatuajes están ahora MUY hidratados y te sientes más fresco y liviano.

Expedición del volcán. Continuáis ascendiendo con normalidad y esfuerzo. Calculáis que os queda una hora para llegar a la cima y cada vez se hace más duro el ascenso.

Playa: el ex prisionero hatraído siete pescados para comer. Los pone delante de Andrés, sonriendo.

Hoy habéis comido pescado.

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

Tengo que hablar con la chica que sabe de plantas y esas cosas. Sólo pienso en desinfectarme la herida antes de que sea tarde.

Vuelvo.

-Veo a Ludio y le cuento lo que me ha pasado. También les digo que en esas tres cuevas en las que he estado no hay nada en especial, aparte, claro está, de unos murcielagos hijos de la grandísima murcielaga.

L.L. dijo...

En este tiempo de silencio me he confeccionado una serie de implementos con el cuchillo; lanzas, estacas pequeñas, cordel con fibras de corteza. El pescado está muy bueno y le doy las gracias al lugareño, nuestro Viernes particular, de forma solemne:

-"Gracias Bob."

La pasividad y la quietud me empiezan a impacientar, solo veo gente con cachivaches que no comprendo muy bien y no un avance.

-"Voy a caminar lo más lejos que pueda, esta isla es muy grande, no puede estar desierta, volveré con ayuda. Recolectaré unas provisiones, el resto espero encontrarlo en el transcurso de mi camino. El que quiera seguirme es bienvenido, los que no, les deseo buena suerte.”

Empiezo a empacar.

dhyrxios dijo...

Un momento Leo voy contigo,puede ser que encuntre algo util y ademas me apetece andar hoy.

Claude me parece que estas enfocando mal el invento.En mi opinion deverias cojer la radio del avión que todavia funciona,conectas la antena,puedes cojer las baterias del cementerio de aviones y con el viento puedes hacerte un molinillo.
¿Conoces el efecto dinamo? pues de igual manera puedes hacer que las baterias esten cargadas.

Ludio dijo...

-Deberíamos volver al campamento para informar, aunque también podríamos dividirnos en dos grupos y que unos vayan a buscar a los que subieron al volcán.
-Bruno, no te veo yo a tí escalando,... y a mí en general me da un poco igual. Así que lo que querais.

Claude dijo...

off*La verdad es que la idea que ha propuesto ¿Bruno se llamaba?. Bueno, que es mil veces mas sensata que la mia, la verdad. Sería raro que la señal se acoplase al altavoz del portatil.
Como se supone que Bruno esta por ahi no sería lógico que yo supiera su idea, por lo que, cuando llegue al campamento, asumire que el me la dice y, en todo caso, me ayuda a montarlo si es necesario

Vórtice Marxista dijo...

OFF: Lamentándolo mucho he tenido un día muy ajetreado y no me he podido conectar mucho. Mañana retomo la acción. Dejen comentarios declarando acciones, mañana me pongo.

Disculpen las molestias.

Ludio dijo...

(OFF: Pues en el face sí que te he visto,... jejeje.)

Pues eso que quiero volver al campamento con el asmático, aunque él tampoco se ha pronunciado. Independientemente de loq eu hagan los demás volveré a la playa para contar lo que he dicho y a ver si nos mudamos.

L.L. dijo...

Bien, no me vendrá mal la compañía. Partiremos mañana temprano, quien esté listo a esa hora y quiera partir con nosotros es bienvenido.

Creo que es hora de dormir, despertadme a mi guardia.

Vórtice Marxista dijo...

El ascenso de lo que queda de volcán es infinitamente más duro que el resto. Parece que estéis tratando de escalar una cuchilla de afeitar de muchos cientos de metros. Pero, finalmente y con algún susto por el camino (resbalones, golpes, etc) llegáis hasta la falsa cumbre.
Esto es: lo más lejos que os sentís capacitados para subir con el escaso material del que disponéis y el cansancio acumulado.
Además, tenéis pensado volver al campamento así que luego vendrá la bajada.

Desde donde estáis podéis ver, allí a lo lejos, muy a lo lejos, que tras las montañas hay otro gran trozo de jungla. Confirmado: estáis en una isla.
Ni rastro de civilización aunque, bien podría estar en la falda oculta de aquellas montañas.

Trazáis un mapa a vista de pájaro y mientras escudriñáis el horizonte veis una superficie que no parece natural.
Detrás de las montañas parece haber una especie de monolito. Una torre, quizá, aunque de aspecto extraño, y juraríais, por los reflejos, que está hecha de metal. Claro que podría ser cualquier cosa teniendo en cuenta que se ve muy pequeñita a esta distancia.

En la falsa cumbre, que tan solo está a escasos 50 metros de la cumbre real (en escalada casi vertical) encontráis además algo interesante.
Hay un zumbido que proviene de arriba. Un zumbido constante.
Grojniak, envalentonado por haber llegado hasta allí y sin querer ir de vuelta con las manos vacías, decide escalar lo que queda de tramo mientras el grupo descansa.
El resto puede ayudarlo desde abajo asegurando la cuerda que él mismo irá asegurando donde puede en la subida, poco a poco.
Arriba, al subir (a punto de haberse matado en dos ocasiones), descubre tres cosas: el volcán está efectivamente inactivo, la boca del volcán está tapada por la erosión y el paso del tiempo y, en el centro de ella, como una ilusión, hay una especie de caja cuadrada metálica.

Al inspeccionarla con cautela, nota que está cerrada con una llave, anclada al suelo, que tiene una luz pequeña y roja que parpadea y que emite un zumbido (el zumbido de antes) que allí arriba se hace practicamente insoportable.

El resto del grupo sube, llamados por Grojniak, y se coloca alrededor del cacharro.

-¿Y esto qué demonios es?

OFF ROL: Después de esto el grupo vuelve al campamento, que parece que es la intención que declarásteis. Pero como ayer no pude conectarme y quizá os quedaran cosas que hacer, preguntar, o decir, las decisiones que se tomen en la cúspide del volcán tendrán caracter retroactivo. Quiero decir, que podéis decir ahora, aunque ya no os encontreis arriba, lo que hicísteis, y desarrollaré vuestras ideas a pesar de la distancia como si ya las hubiérais vivido.

Vórtice Marxista dijo...

Claude, la idea (si te refieres a la dinamo) la ha tenido Dhyrxios (Javier) y estaba contigo en el campamento.
Si te refieres a lo que se ha comentado de los sistemas operativos ha sido Grojniak y además en off, así que no te has enterado ni te enterarás a menos que te lo diga.

Leo (L.L.), Javier y tú os pertrechais con lo que creéis necesario para avanzar jungla adentro y decidís salir a caminar. Imagino que ya por la mañana, después del desayuno. Creo haber entendido que el plan es avanzar por la jungla a ver qué encontráis. Que en algún momento tendréis que encontrar algo.

Vórtice Marxista dijo...

La expedición al lago ha sido un éxito. Ludio, Malvoski, Ángela y Bruno han encontrado una cueva que incluso tiene su propio manantial de agua aparentemente potable. De no ser por las pinturas rupestres la cueva no tiene nada extraño. Además, el lago es un sitio ideal para defender al grupo y un sitio idóneo para refrescarse y esparcirse. Única pega: está en plena jungla, donde será más difícil ser avistado por aviones o barcos de salvamento. Malevoski es herido por un murciélago en su investigación del resto de cuevas. La expedición al volcán ha resultado también muy interesante. Desde la cima se ha terminado de comprobar que los supervivientes se encuentran, efectivamente, en una isla. Una isla enorme. También en la cima se ha encontrado un extraño aparato metálico, anclado al suelo, que emite un zumbido molesto y parpadea. Bajando del volcán, las dos expediciones se unen. Alma mira el corte en la mejilla de Malevoski, oye su historia y se comienza a preocupar. Los murciélagos son portadores de un número muy elevado de enfermedades. Incluso la peste, dicen algunos, se puede contagiar por poco menos que eso. Acuerdan desinfectar la herida allí mismo con algunas plantas y, de vuelta al campamento, hacer una cura en mayor profundidad.

Día 10

Amanece en la playa. Los grupos de expedición llegaron ayer noche y se sorprendieron de ver al ex prisionero, desatado ahora pero aún en el campamento, sentado en el árbol al que fue atado, comiendo.

A la hora del desayuno todos ponen en común lo encontrado. Parece que la conversación gira en torno a estos puntos:

1. L.L. y Javier pretenden hacer una “gran expedición”. Comenzar a caminar selva adentro y comprobar la longitud real de la isla, buscar ayuda y, resumiendo, examinar todo lo que puedan del lugar en el que habéis “aterrizado”.

2. Ludio, Malevoski y Bruno hablan de las excelencias del lago como nuevo campamento. Hay algunas voces discordantes, pero se decide votar por quién quiere quedarse en la playa y quien prefiere mudarse al lago.

3. La expedición al volcán no hace más que confirmar lo que ya estaba en el aire. Hay tecnología en La Isla. Alguien emite señales de radio, hay unas luminiscencias intermitentes en la jungla que podrían ser (o no) repetidores… y está el extraño cacharro de la cima del volcán. Surgen nuevos partidarios de tratar de usar esa tecnología a favor de los supervivientes para sacar información útil.

Hay una larga jornada por delante. ¿Qué hacéis?

Virginia dijo...

Expongo mi preocupación ante la partida de Javier y L.L. Me parece muy peligrosos que salgan dos personas solas a recorrer el contorno de la isla, sin manera de comunicarse...

- ¿Cómo demonios vamos a saber que todo va bien, eh? ¿Habéis pensando en eso?... Lo único que se me ocurre es que encendais hogueras en la playa cada noche, para mandar algún tipo de señal al campamento... yo que sé... hay que buscar una manera de poder establecer contacto con vosotros, por si ocurre algo... por si vienen a rescatarnos - trato de mantener el gesto, conteniendo las lágrimas...

Busco a Claude. Hablo con él y trato de explicarle lo mejor que puedo lo que hemos visto en la cima del volcán. Le pido consejo:

- ¿Crees que sería bueno organizar otra expedición para que fueras a ver ese cacharro? - observo su reacción - También me gustaría que vieras las luces con tus propios ojos... yo no entiendo de códigos, pero a lo mejor tú lo pillas al momento...

Busco a Ivan para ver cómo se encuentra. Echo un vistazo a su herida, le pido que me cuente con sus propias palabras cómo fue la expedición.

OFF ROL: Master, ¿qué paso con las flores que iba a buscar para Ivan? ¿Las encontré? Si es así, se las doy después de nuestra conversación, con un guiño y la promesa de que no abusará mucho de ellas.

Busco a Ángela, Alma, Ludio y Grojniak. Comento con ellos la idea de volver a subir al volcán para montar por allí algún tipo de campamento de vigilancia y encontrar de una puñetera vez a los que viven en la isla.

Me acerco también al "naufrago". Vuelvo a intentar comunicarme con él, de manera amistosa... trato de averiguar su nombre (con el método que ya utilicé días anteriores de señalarme yo y decir "Virginia" y después señalarlo a él). Si me queda tiempo durante la mañana, me pongo a su lado y trato de aprender su técnica de pescar. Trato de hacérselo saber también por señas.

Virginia dijo...

Perdón: en cuanto a lo de quedarnos en la cueva, todavía no lo tengo muy claro, por eso aún no me pronuncio. Por una parte la playa me parece más segura y accesible, pero por otra considero que la cueva está mejor pertrechada (aunque también más cerca de peligros que no conocemos). Creo que me acogeré a lo que diga la mayoría.

Grojniak dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Grojniak dijo...

Desde que vimos esa caja parpadeozumbante en la cima del volcán hasta que llegamos a la playa, no he dicho ni una sola palabra. Algo me escama, mi teoria de los repetidores cobra peso para mi, ya que puede ser un generador que alimente el supuesto repetidor que vimos muy cercano...
A su vez, me estremezco al pensar que cabe la posibilidad que sea un sistema de seguridad. Doy por supuesto que ese zumbido es constante, nadie va a subir a apagarlo. Y si es asi es por algo.
Como no estoy seguro de que puede pasar, me reservo mi opinión, pero se me hace imperativo ir a investigar el "supuesto repetidor" cercano al lago, para confirmar o descartar.

Cuando llegamos a la playa me quedo boquiabierto al ver la obra de ingenieria que ha montado el chaval con partes del fuselaje. Pienso que es un pequeño genio, pero necesita consejo, quizá despues hable con el.
Justo al instante, me caen 2 lagrimas de los ojos... me recuerda a mi ultimo gran proyecto al que le habia dedicado los ultimos 5 años de mi vida e iba a presentar hace 5 dias en Mahina, cercano a Papeete. Iba a dirigir un grupo para desarrollar mis planos,que consistian en construir un sistema de energia renovable para el municipio, con la intención de expandirlo a toda la polinesia francesa en cuestion de unos años. Ahora esos planos estan en el fondo del mar, y no se si algun día podré volver a desarrollarlos.

Le pido la PALM a Virginia, y propongo una nueva expedicion al "supuesto repetidor".

-Si nadie me acompaña, voy a ir solo, pero lo considero bastante importante como para que pase un solo dia mas.

(En realidad no quiero ir solo y espero en secreto que alguien se apunte)

Añado:
- Soy de la opinión de que el agua me gusta demasiado como para quedarme sin ella, si llega un barco y encuentra a un grupo de personas muertas por deshidratación y llenas de pulga no nos va a valer para nada. Yo trasladaría el campamento a las cuevas.

Virginia dijo...

- Yo voy contigo Grojniak. Se nos va a quedar el culo prieto de subir tanto al volcán, tío. Ya verás este verano cómo vamos a lucir cacha. - trato de que nos riamos un poco y de que se anime - ¿Buscamos a los demás y les proponemos otra sesión de Desafío Extremo?

Grojniak dijo...

El comentario de Virginia me hace sonreir , me alivia al saber que no voy a estar solo y para mi gana +10 de carisma.

-Genial Virginia! Hagamos una encuesta por la playa y a ver si alguien mas se apunta. Gracias por confiar en mi y no pensar que voy a matarte cuando estemos a solas (me rio dando a entender que es una broma pero acabo con una risa maligna. Luego dejo 2 segundos de incertidumbre y vuelvo a reirme en tono de coña)

Los presentes son puestos en situación y se les plantea la opción.

Vórtice Marxista dijo...

IMPORTANTE: Desde ahora, en la entrada original bajo la que estáis escribiendo, hay una encuesta acerca de la decisión de mudarse a las cuevas o no. Cuando se acabe el tiempo de la encuesta, que si no falla debe de ser mañana por la noche, la opción con más votos será automáticamente la decisión de la mayoría.
Eso no implica que cada uno, individualmente, no pueda, al margen de la encuesta decidir que se queda en la playa o que monta un campamento en alta mar, pero en ese caso, convendría declararlo aquí para evitar confusiones.

La flor que pidió Malevoski, la encontraste y se la diste, Virginia. Sólo había dos flores creciendo en la falda del volcán y ahora ya no queda ninguna.
El extraño, que está la mar de amigable, sonríe ante tus gestos. Parece divertirse.
En un momento determinado frunce el ceño como si estuviera haciendo un esfuerzo para pensar, se señala así mismo golpeándose el pecho y dice:

-Monto- y sonríe como un niño pequeño.

José Juan, el profesor de matemáticas se apunta a la nueva expedición. Andrés también. Yelena, la pelirroja historiadora, tiene mucho interés por ver esas pinturas rupestres, se apunta.

¿Alguien más?

L.L. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ludio dijo...

Le digo a Virginia que no se preocupe por el tema de la expedición de Javier y L.L, pues más peligroso es estrellarse en un avión. Y que además, deberíamos relajarnos un poco, que por culpa del miedo y la desconfianza hemos tenido a un hombre atado un día entero y casi estuvimos a punto de linchar al joven que hace esculturas de arte conceptual con restos de aviones.

Pregunto a los que vieron los aviones estrellados yel barco hundido si había algún cadaver entre los restos.

Termino proclamando, -Al volcán sigo negándome a escalar y a las cuevas sólo iré a dejar mis cosas. Ahora lo que me interesa es ir a donde se dice que han visto luces intermitentes.

L.L. dijo...

Bueno Javier, veamos que tan profundo es el agujero del conejo.

(Off Rol: ¿El volcan se encuentra mas o menos en el centro de la isla? lo digo por si nos sirve como punto de guia radiocentrico)

Veo el cielo he intento predecir el tiempo que tendremos en el transcurso de las proximas jornadas y busco los puntos cardinales con ayuda del sol, las rocas y los arboles.

Comento con Javier cual opina que seria la ruta mas adecuada mientras nos adentramos en la jungla. Le ofrezco una lanza.

L.L. dijo...

Mientras me alejo me despido de Virginia.

-"Adios, no te preocupes, volveremos con ayuda".- Le grito agitando mi brazo, realmente espero que encontremos ayuda, porque tengo la impresion de que nadie vendra a buscarnos.

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

*off topic:
Y la rubia? Amigos, no me fío de ella.

Mi herida escuece mientras Alma me la cura. Empiezo a coger cariño a este grupo de desconocidos aunque para mis afueras me sigo mostrando un poco desagradable siempre en el trato. No es que me crea mejor o peor a nadie. Si no completamente diferente a todos.

-Gracias, Alma, eres un cielo.
(le digo mientras pienso:
Hijaputaaa como escuece)
Alma

-Qué tal fue la expedición al volcán? (le pregunto a Virginia)
Tienes que venir a las cuevas. Aquello sería como irse a vivir de la playa al pueblo. Vida relajada, caza seguramente más cerca, hierbas y etc más cerca, amén de que un día de estos puede caer la de Dios y el campamento es susceptible de destrozarse, pero las cuevas no.
Además, si no vinieras tú yo tampoco iría. Tengo temas de conversación que me gustaría exponer a alguien con más de un dedo de frente. Además. Me gustaría que estuvieras cerca en mi próximo viaje, por si digo cosas que después no recuerde, o por si acabo reventado en cualquier lado. Esperaré a que nos instalemos en un lado o en otro. Pero esto sí lo tengo claro. Quiero que sea junto a la cruz. Espero poder contar contigo. Ya que esta gente está un poco mosqueada con mi actitud y además no parecen hacer mucho caso a lo que ví en el viaje. Tú al menos sabes escuchar. Los demás sólo piensan en su conveniencia. Tú te implicas y eso me gusta. Por eso me fijé en ti desde que en el avión socorriste a Bruno (*off que no es un perro). ReaLmente te admiro y eso es difícil en mi. Hace poco descreí para siempre de la humanidad.

(Le cuento cosas por encima y le digo que el día de mañana, si me envalentono, le contaré los motivos que me llevan a querer explorar los "mundos ocultos" sin temor a morir o perderme en el lado oscuro de la razón.

*off Por cierto, ella es la única que sabe mi rollo. Que yo sepa.

Tras esta larga charla con ella le cuento todo lo que pasó, le hablo de las tres cuevas, de los tatuajes de Ludio, de mi desconfianza hacia la rubia silenciosa, que no habló ni aportó nada. No se que coño hacía allí. Y le digo que cuente conmigo para lo que necesite. Conmigo y con mis pocas habilidades. Le comento que prefiero no subir al volcán de nuevo.

-Quién le dibujo al tipo raro este cosas en el suelo? Que lo vuelva a hacer porque fue la única vez que vi algo de "comprensión" en su rostro. Ahora que ha dicho "monto" me pregunto a qué se refiere. Le pregunto a los demás si les suena de algo esa palabra en una acepción que no sea un verbo o en otro idioma.

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

*off topic:
Y la rubia? Amigos, no me fío de ella.

Mi herida escuece mientras Alma me la cura. Empiezo a coger cariño a este grupo de desconocidos aunque para mis afueras me sigo mostrando un poco desagradable siempre en el trato. No es que me crea mejor o peor a nadie. Si no completamente diferente a todos.

-Gracias, Alma, eres un cielo.
(le digo mientras pienso:
Hijaputaaa como escuece)
Alma

-Qué tal fue la expedición al volcán? (le pregunto a Virginia)
Tienes que venir a las cuevas. Aquello sería como irse a vivir de la playa al pueblo. Vida relajada, caza seguramente más cerca, hierbas y etc más cerca, amén de que un día de estos puede caer la de Dios y el campamento es susceptible de destrozarse, pero las cuevas no.
Además, si no vinieras tú yo tampoco iría. Tengo temas de conversación que me gustaría exponer a alguien con más de un dedo de frente. Además. Me gustaría que estuvieras cerca en mi próximo viaje, por si digo cosas que después no recuerde, o por si acabo reventado en cualquier lado. Esperaré a que nos instalemos en un lado o en otro. Pero esto sí lo tengo claro. Quiero que sea junto a la cruz. Espero poder contar contigo. Ya que esta gente está un poco mosqueada con mi actitud y además no parecen hacer mucho caso a lo que ví en el viaje. Tú al menos sabes escuchar. Los demás sólo piensan en su conveniencia. Tú te implicas y eso me gusta. Por eso me fijé en ti desde que en el avión socorriste a Bruno (*off que no es un perro). ReaLmente te admiro y eso es difícil en mi. Hace poco descreí para siempre de la humanidad.

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

(Le cuento cosas por encima y le digo que el día de mañana, si me envalentono, le contaré los motivos que me llevan a querer explorar los "mundos ocultos" sin temor a morir o perderme en el lado oscuro de la razón.

*off Por cierto, ella es la única que sabe mi rollo. Que yo sepa.

Tras esta larga charla con ella le cuento todo lo que pasó, le hablo de las tres cuevas, de los tatuajes de Ludio, de mi desconfianza hacia la rubia silenciosa, que no habló ni aportó nada. No se que coño hacía allí. Y le digo que cuente conmigo para lo que necesite. Conmigo y con mis pocas habilidades. Le comento que prefiero no subir al volcán de nuevo.

-Quién le dibujo al tipo raro este cosas en el suelo? Que lo vuelva a hacer porque fue la única vez que vi algo de "comprensión" en su rostro. Ahora que ha dicho "monto" me pregunto a qué se refiere. Le pregunto a los demás si les suena de algo esa palabra en una acepción que no sea un verbo o en otro idioma.

Virginia dijo...

- Ivan... no tengo muy claro lo de las cuevas... más que nada porque me preocupa que vengan a buscarnos y que no estemos en un sitio visible. Sólo eso. Bueno, y también que aún no sabemos si nos estamos metiendo en la boca del lobo... la playa parece más segura, pero tal y como le he dicho a Grojniak, acataré la decisión de la mayoría. Además, escúchame: si no fuera, tampoco pasa nada... ¿te crees que me voy a ir muy lejos? Sería como ir a ver a los vecinos. Sabes que puedes contar conmigo, bueno.. tú y todos... a menos que me demostréis lo contrario jeje.

También yo tengo cosas que contar, porque a parte de lo obvio (profesión, país de procedencia) no he dicho mucho más sobre mí... quizás porque no quiero venirme abajo recordando todo lo bueno que ahora está a trece días de distancia.

Miro a L.L. alejándose por la playa. Se me encoje el corazón al verle partir, a él y a Javier. No puedo explicar por qué, pero ya los siento como parte de la familia. Casi como al resto ^^

- Ludio, tienes razón. Hay que calmarse un poco. Entiendo que no quieras subir al volcán, pero desde allí podemos descubrir cuál es el punto exacto desde el que se emiten las luces. Una vez lo tengamos claro, yo misma te acompañaré al meollo del asunto.

- Monto... Virginia... Virginia.. Monto... - y señalando el pescado, digo - peescaaado. Pescado.

Después me dan ganas de reír. Hasta en una isla desierta sigo con mis labores pedagógicas.

Claude dijo...

*OFF: yo me referia a la idea de dhyrxios. Lo de la radio y tal. ES mucho mejor que lo que tenía en mente.

Cuando alguien propone ir al volcan, decido unirme a la expedicion. Y mas cunado me entero de que hay un aparato metálico en la cima.
Sin embargo, añado que tendríamos que llevarnos la antena, aunque sea por piezas, si ellos creen que es posible trasladarla hasta alli.
Repito, la llevo con la radio.
La dinamo no estaria mal, pero se supone que tenemos baterias.
Cuando entiendo que grojnak sabe algo sobre electrónica, le pregunto a grojniak el aspecto aproximado de la caja. ¿Algun cable saliendo?
¿Era totalmente cerrada?
¿Dimensiones?

Virginia dijo...

- ¿Cuánto pesa la antena, Claude? ¿Cuánto peso extra tendríamos que llevar si fuéramos, por ejemplo, 5 personas?

Claude dijo...

Suponiendo que el fuselaje sea de una aleación de aluminio, lo mas común en el caso de los aviones comerciales, y supoiendo que son bastante finas, pesaría, solo el fuselaje, seía de unos 120 kilos ( no me lo he inventado ehh, he hecho los cálculos con las dimensiones y la densidad ). Mas la barra de hierro con los cables y la radio serían unos 150 kilos.
Que entre cinco personas serían unos 30 kilogramos.
si entre tres personas llevan el fuselaje, otro con la barra y otro con la radio, nos la podríamos apañar. Lo peor es que es un poco armatoste

Claude dijo...

Error. Serían unos 15 kilos menos. Fallo mio. Pero vaya que seguiríamos en las mismas casi

Vórtice Marxista dijo...

M.J., que ha estadi meditando mucho últimamente y apenas ha intervenido, de pronto, se pronuncia:

-Yo os acompaño. Soy MJ y este es mi perro, Bunbury. Lo del lago me parece una idea cojonuda, así saco a Bunbury de este sitio lleno de pulgas. Si es tan idílico como lo pintáis me apunto, sin falta. Tengo conocimientos del ejército y tengo unos aparejos de pesca magníficos. Y unos prismaticos de visión nocturna. Perdonad que no lo haya mencionado antes, pero estaba en shock. Y algo receloso, porque no conocía a nadie.

Un matrimonio de la tercera edad se acerca. Han estado muy al margen todo el tiempo, sólo contribuyeron a ordenar las pertenencias y las provisiones y han recolectado mucha fruta estos días. Casi siempre habéis desayunado lo que ellos han traído.
Apenas hablan español (son británicos):

-Me mujer y yo quiero ir cueva- dice el marido-. My nombre es Steven. Me mujer es llamada Laura.

-----------------------------------
Ludi, ni un sólo cadaver en el cementerio de aviones. En el barco hundido no tenéis idea, Andrés no se arriesgó tanto.

Claude, 150 kilos para subir a un volcán al que, para subir con el "equipo de escalada" que teneis, se han gastado casi dos jornadas. No sé, vosotros sabréis.

L.L... el volcán está, según el mapa de Alma a un tercio de la isla desde la playa. Playa que es el sur según lo que puedes comprobar. Andando hacia el norte el volcán, hacia el este el cementerio de aviones.

Grojniak dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Claude dijo...

Hombre la cosa no es subir hasta la punta del volcan.
Es llevar la antena lo mas alta posible sin que sea un trabajo extenuante.
Hasta donde podamos vaya.
En ese punto la dejamos y cuando volvamos para el campamento la recogemos

L.L. dijo...

¿Que dices Javier? ¿Ruta Noroeste?.

¿Flanqueamos el volcan dandole la vuelta a la isla, pasando primero por el cementerio de aviones.?

Virginia dijo...

- Claude, Grojniak... lo de subir la antena me parece una pasada, lo siento. Es demasiado peso y la ruta es tremendamente difícil. De todas formas, si de verdad pensáis que sería bueno transportarla lo más cerca posible del objetivo (cima) pos... yo que sé. Podemos sacrificarnos todos.

Grojniak dijo...

hablando con Claude:

La pendiente final era tan empinada que casi muero dos veces.
No se, yo creo que por trasladarlo, se podria trasladar... pero el ultimo tramo de 50 metros habria que subirlo por cuerdas...y un sistema de poleas. Deberiamos mirar en los restos a ver si encontramos o podremos fabricar una.

Ademas, creo que te falta algo esencial, software. Probemos con lo que te he escuchado hablar que te ha dicho dhyrxios, en el caso de que no funcione, te programo un receptor, me va a costar trabajo porque tendria que hacerlo en ensamblador (lenguaje maquina)... que tampoco tiene porque funcionar pero puede ser una opcion B.

Por lo que pude ver, Claude, lo que hay en la cima es una caja metalica cerrada y anclada al suelo... tengo varias opciones en mente pero no quiero asustar antes de que sea necesario. No vi ningun cable pero estoy convencido que tiene que haber algun terminal cerca. En principio, sabemos que electricidad hay, y mucha... y sonaba un zumbido que me pone nervioso. No estoy seguro que debamos abrirlo, quiza encontremos alguna pista en las luces que vi por la noche que nos indique si puede haber peligro o no.

Le agradezco lo que ha hecho y me acerco a Malevoski, es una persona que me transmite un poco de desconfianza, pero creo que solo hay que conocerle.
Le tiro un cigarro y me siento con el.
Le respondo lo que pregunta sobre el extraño personaje

- Sabiendo que por aqui se habla esperanto, y sabiendo que dijo "Monto",se señalo a si mismo, y que el esperanto es una mezcla de idiomas... Quiza queria decir "Montaña" refiriendose al volcan. Es posible que lo que nos quiere decir es que la cueva que descubrimos los de la expedicion al volcan sea su casa... Vaya una isla de cojones eh?

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

-Amigo esta es la mítica isla de los muertos, http://es.wikipedia.org/wiki/La_isla_de_los_muertos_(Rajm%C3%A1ninov) me imagino por aquí a Rachmaninov o Arnold Böcklin inspirándose para sus obras. Los que estamos aquí a diez días de que llegamos, bien podríamos ya ser cadáveres y estar viviendo un sueño colectivo. Si, si. Cada día nuevo que pasa lo tengo más claro. (Acepto el cigarro).

Fumo como un descosido pero estos días ni siquiera se me ha pasado por la cabeza el tabaco. Creo que voy a aprovechar para dejarlo. (digo esto mientras me guardo el cigarro)

*Off
Continúo soltándole paridas sobre la isla de los muertos y le pido que me deje sólo cuando descubro que tengo mucho que escribir en mi moleskine sobre este tema. Por supuesto el cigarro me lo guardo, como haré con todos los que consiga y me ofrezcan, para mezclarlo con la hierba en caso de que el master decidiera que cogí un poco de esa yerba y la guardé. (No recuerdo si lo dije como acto o como pensamiento) En caso de que tenga mi yerba seca en una semana larga, quiero decir, el día diecisiete, sacaré la artillería y por supuesto invitaré a Grojniak a fumar conmigo sin decirlo muy alto. A él, a Virginia y a Alma. Claude es muy joven pero a su edad yo me había fumado ya 300 canutos o más. Así que si se apunta, por mi, perfecto. Es un chico capaz y además me cae bien.
*On topic

AHORA SI: le tiro cosas al perro del nuevo

Vórtice Marxista dijo...

Bien, lo importante que necesito saber es ¿esa excursión al volcán a y a las cuevas (porque doy por sentado que se van a hacer a la vez) será hoy o mañana?

Grojniak dijo...

A voces con virginia mientras me fumo el cigarro con Malevoski.

Virginia, yo sinceramente no lo subiria aun. Es mas creo que lo mejor es dejarlo en la cueva del lago, pero el chaval ha hecho una locura de genio y no quiero quitarle ilusion al chaval. Quien sabe si cuando salgamos de esta maldita isla el chaval nos coje un trauma y no vuelve a fabricar nada mas. Los traumas infantiles son muy malos y este chaval se le ve que puede tener unas ideas increibles.

Me doy de cuenta de que estoy gritando y que el chaval me esta escuchando. Le guiño un ojo y le doy una calada al cigarro preguntandome por que mierda no tiene marihuana.

Claude dijo...

Hombre, teniendo un programador entre nuestras filas, la verdad es que su puede hacer casi cualquier cosa con la antena. La verdad es que no habia visto esa posibilidad. Respecto a la máquina, es imposible que transmita ninguna señal, a no ser que este conectada mediante cables o algo, ya que esta hecha de metal y las ondas electromagnéticas no pueden transmitirse en una caja metálica totalmente cerrada.
Lo de las poleas sería ya ir a un extremo. El objetivo es intentar colocarla lo mas alto posible, para que su rango de alcance sea mayor. En plan pararrayos

Grojniak dijo...

*OFF TOPICAZO:
Master, podrias decirnos a que hora amanece y anochece? intervalos de temperatura y humedad mas o menos?? La arena de la playa es de arenilla o de piedrecitas?

Vórtice Marxista dijo...

El "extraño" mira a Virginia y la llama:

-Pescado, Pescado.

Cuando ella se acerca, Monto le dice, señalándola:

-Pescaaaado- luego se señala a sí mismo y añade-. Montooo.

M.J., el matrimonio británico y todos los demás están esperando a saber si salís hoy hacia las cuevas y el volcán o mañana por la mañana.

Claude dijo...

Escucho a Grojniak y lo único que saco en claro de la situación es que... todos son iguales. Sin embargo, si os parece que deberiamos esperar, amen.

Grojniak dijo...

Me llevo a Claude a un lado y le digo que una de mis preocupaciones es precisamente eso, cableado subterraneo.

Virginia dijo...

- Tío, Groj... lo que tenemos que decidir es si vamos a subir a la cueva del volcán hoy o mañana. Yo creo que como ya es tarde deberíamos organizar a la peña en tres grupos (cueva del lago, volcán y campamento) y planear todo para mañana. ¿Tú qué dices, Iván? ¿A qué excursión te apuntas?

Controlo dónde está Monto. Compruebo que está bien. Después me acerco a la pareja de ancianos, me presento y les pido, en inglés, que me expliquen su historia y por qué quieren ir a la cueva (razones como que la mujer esté enferma, y cosas así).

Miro al horizonte por si L.L. y Javier han hecho una hoguera o algo. A ver si dan señales.

Virginia dijo...

No no no no no.

- Yo no pescado. Túuuu MONTO. Yooooo VIRGINIA. Esto (cojo el pescado y se lo pongo delante de las narices) PEEES CAAA DOO.

Repito la operación hasta que creo que lo entiende.

Vórtice Marxista dijo...

Grojniak, según tu reloj amanece exactamente a las 12:30 y anochece exactamente a las 12:30. También has averiguado que normalmente desayunáis a las 12:30 y cenáis a las 12:30. Y alguien dice la palabra "volcán" siempre a las 12:30 exactamente.

La arena de la playa es de arenilla. Arena blanca, limpia y virgen.

La humedad es alta, estáis en un sitio tropical. La sudoración es tremenda. Por las noches refresca un poquitín a eso de las 12:30 según tu reloj.

De cuando en cuando cae, de pronto, un chaparroncito, nada importante, aunque teméis que podría caer uno más gordo.

Claude dijo...

Escucho atentamente a Grojniak. En ese caso, lo único que podríamos hacer es... bastante poco.
Podríamos buscar el cable y seguirlo pero sería rematadamente dificil.
También podriamos puentearlo (tenemos cables de sobra) pero sería peligroso, por si notan algo quienquiera que sean los que estan al otro lado...
La verdad es que no se me ocurre nada mas...
Le pregunto el resto de hipotesis que tiene

Vórtice Marxista dijo...

OFF ROL. Sugiero que TODOS dejemos un par de minutos entre comentario y comentario y recarguemos la página antes de darle a publicar. De lo contrario los días más activos, como hoy, va a ser un auténtico caos. Ya sabéis, reglas para un correcto entendimiento.

ON ROL:
-Viyinia- dice Monto-. Pescaaado.

Vórtice Marxista dijo...

OFF ROL: He dicho 3 minutos, no 3 horas. xD

L.L. y Javier hicieron, como prometieron una hoguerita cuando llegaron al cementerio de aviones. La apagaron rápido, porque no quieren llamar mucho la atención.

Su primera escala ha sido esa. Estoy esperando a que digan qué hacen cuando llegan allí. Y esto vuelve a ser retroactivo, si deciden que no se detuvieron y siguieron adelante pues ahora estarán encendiendo otra hoguera más lejos.

Los prismáticos con visión nocturna que el dueño de Bunbury (que ahora juega animadamente con Henry, el otro perro) ha dicho tener pueden ser bastante útiles para divisar el humo de las hogueras o para incursiones nocturnas. Recordad que también ha dicho tener unos buenos aparejos de pesca.

-Viyinia- dice Monto, que se va al mar con su palo y otro palo afilado que ha dejado olvidado L.L. (que había estado haciendo cosas con su machete)-. ¿Pes Caaa Do?

Virginia dijo...

Me voy al mar a pescar PESCADO con Monto. Me alegra muchísimo estar haciendo progresos en cuanto a comunicación. Me propongo que cada vez que tenga tiempo, trataré de que aprendamos mutuamente palabras en nuestros idiomas.

- ¡Sí! ¡Pescado para cenar! ¡Muy bien, amigo! - bato palmas. Señalo su caña improvisada - CAAAAÑAAA CAAAÑA - Sigo así un rato.

También me reconforta mucho ver la hoguera de L.L. y Javier encendida. Pregunto a Groj, a Ludio o al que vea más cerca antes de irme con Monto a pescar si se han decidido ya los grupos para mañana.

La pareja de ancianos, qué pasa, que no hablan conmigo o qué?

dhyrxios dijo...

Vale,antes de irme con leo le ayudo ha Claude con mi idea espicandole punto por punto lo que tiene que hacer,como solbentar una averia en caso de que la tenga.Le explico que las baterias las tiene que conectar en paralelo de esa forma el gasto de las baterias es mas pequeño y seguro.Le explico como hacer el molinillo8si hace falta)El movimiento del viento hace que la elice se mueva este movimiento llega hasta una bobina y la bobina produce una electricidad ssuficiente para cargar las baterias.

Tambien le esplico la idea que tengo desde hace un par de dias.
-Si quieres tambien podrias hacer otra cosa.Un movil es en definitiva un receptor de ondas de radio y una radio es un transmisor y receptor de dicha onda creo que si se desbloquea el sistema de un movil este se podria combertir en un walwie.

Con todo lo que le he esplicado le hago un esquema tanto del sistema de la radio con sus baterias.como lo del movil.

Leo me parece estupendo cojo algunas de mis herramientas,comida y agua.Hacia el noroeste estupendo.Me hacerco ha Virginia le pongo la mano en el hombro y le digo:-Gracias,aunque te digas que no te preocupes por nosotros no creo que lo hagas.Estoy completamente seguro de que en esta isla no estamos solo y creo firmemente de que estamos mirando hacia el otro lado y que la solución esta mas cerca de lo que piensa.Por cierto:¿Sabes lo que es una oreja? 60 minutejo.

Leo en cuanto llegemos al cementerio de aviones,Hacemos la hogera ¿vale?

Pues nada lo dicho que entre las piernas tengo un chorizo.

Intento alegrar diciendo tonterias mientra partimos.

Vórtice Marxista dijo...

El matrimonio británico te explica en inglés (lo escribo directamente traducido porque no quiero exhibir mis grandes dotes algloescribientes) que en realidad están ya muy mayores para la humedad de la playa y sobre todo para andar lidiando con pulgas. Que dormir bajo techo, si se puede, es casi como vivir en casa. Que de cosas peores han salido (comentario que hace suspirar a ella) y que será como cuando eran más jóvenes y se iban de acampada.

Él era mecánico, ella era fotógrafa. Ella lamenta no haber encontrado su cámara de fotos en el accidente.

-----------------------------------

L.L. y Javier abandonan el cementerio de aviones tras una rápida inspección: nada de cadáveres, la radio sigue funcionando (lo cual quiere decir que sí que hay baterías) y puede que queden más cosas útiles en el resto de avionetas. Pero no es momento de cargar con cosas que retrasen más la marcha.

Cuando, cayendo la tarde llegan a la orilla en que hicieron noche cuando viajaron en el bote encienden otra hoguera.

-No creo que vayan a ver el humo si encendemos otra más adelante- dice L.L.-. Mejor no hacemos más, así estamos seguros de que no nos vean miradas indiscretas. Como mañana dicen que van a ir al volcán podemos encender otra, que puedan verla desde la cumbre.

-Se hace de noche... ¿continuamos un poco más o acampamos?- pregunta Javier.

Vórtice Marxista dijo...

-Can yaaa- grita Monto, eufórico mirando la caña-. Viyinia, Pes Caaa do, cha bal.

Cuando Virginia y Monto vuelven del agua traen siete pescados. Seis los ha pescado Monto, Virginia ha conseguido pescar uno. Es bastante complicado clavar un pez en pleno nado con un palo.

Ángela (la rubia silenciosa según Malevoski) se acerca a echarle un ojo a la herida de este.

-Soy enfermera. Deja que te vea eso. Es de un murciélago, ¿verdad?

Vórtice Marxista dijo...

La chica que traía la maleta llena de cuchillos saca un par de ellos para cocinar y cortar las piezas.

Un hombre con aspecto nórdico, bastante callado pero que ayudó a los heridos durante el shock inicial, se acerca al fuego y dice:

-Creo que ya han pasado diez días. Y no hay noticias del salvamento- su español tiene bastante acento-. Extraños primitivos, pinturas rupestres, luces que parpadean en mitad de la selva, máquinas en la cumbre de un volcán...pero hay un enigma aún más grande...

Todos callan alarmados. El tipo sonríe y añade, en broma:

-Que casi todo el pasaje sea español y que casi todo el mundo viajara solo.

Todo el mundo ríe, pero hay algo de inquietante en el comentario.

Virginia dijo...

Dios, ¿dónde está El último superviviente cuando se le necesita? No pensé que lo de pescar fuera tan difícil!!! Aunque claro, el método no es el más sencillo ^^ Me sube mucho la moral haber pescado algo con mis propias manos.

Le digo a la pareja inglesa que si finalmente decidimos trasladar el campamento a la cueva, les ayudaremos a moverse y que estaremos todos pendientes de ellos, que no se preocupen.

Quiero tratar de entender el lenguaje de Monto lo máximo que pueda. Pruebo, durante la cena, a señalar cosas y que me diga cómo se dicen en su idioma. Se las repito yo en castellano. Le señalo el volcán. Dibujo en la arena cosas como el pescado, para ver si pilla la idea y me lo va diciendo en su lengua. Quiero sacarle, más adelante, información sobre la isla.

Me quedo pensando en lo que ha dicho el alemán. Yo conozco las razones por las que viajaba sola, pero... ¿y el resto? ¿Y por qué no hay ni un sólo nativo de Bora Bora? ¿Casualidad? Indago entre los pasajeros, para que me cuenten sus motivos para hacer el viaje.

- Groj... ¿novedades sobre nuestra excursión?

Vórtice Marxista dijo...

Bien.

Cae la noche, L.L. y Javier deciden acampar (me lo han comunicado por mensaje privado pues no saben a qué hora se conectarán) en el mismo sitio donde acamparon la primera vez cuando viajaron con el bote.

Se turnan en hacer las guardias. Pero como están intranquilos, emocionados por la incipiente aventura, pasan la primera guardia juntos hablando y riendo. Sin bajar la guardia pero pasando una "noche de chicos" interesante.
La segunda guardia la pasan igual y es en esa cuando comienzan a ver de nuevo las luces parpadeantes.

Es evidente ahora que no es un parpadeo uniforme. Unas hacen una especie de señal, luego otras parecen responderle con una señal completamente distinta.

En el campamento de la playa la gente está pasando también una noche tranquila. Charlan, ríen y Monto, que se ha sentado también alrededor del fuego con el resto, no deja de decir "Viyinia", "pes caaaa do", "canyaaa" y cosas ininteligibles. Con los dibujos y las señas parece que se medio entiende las cosas que dice. Pero parece que solo hace referencia a que es feliz comiendo junto a todos en el fuego y que el pescado está rico.
Alguien está transcribiendo fonéticamente las cosas sueltas que dice. Quizá mañana tengáis un pequeño diccionario Monto-español, español-Monto.

Buenas noches, Isla.

_ALMA_ dijo...

Me levanto temprano con la intención de reunir lo que necesito, baño a Henry en la orilla mientras lo froto con plantas que se que harán que alivie el picor de las pulgas.
-Mmm, la gente está empezando a hacer preguntas, -le digo a Henry- pero tranquilo que no nos van a pillar.
(Pensando)Hay muy pocas posibilidades de que así fuera, pero esta gente no parece mala, creo que incluso podrían entenderlo.

Me acerco a Monto, y vuelvo con los dibujos en la arena, dibujo el avión y señalo en el mapa el campamento, le señalo a él y con señas intento que me señale en el mapa su hogar, dibujo un volcán para confirmar, tb dibujo trampas como las que nos atraparon y espero una reacción, dibujo personas, señalo la trampa, le doy el mapa para ver si sabe algo de ellos, de donde vienen, le paso el palo para que dibuje.

Despues me reuno con los demás y hablo con ellos sobre ir a donde estaban las luces que vio Grojniak, primero podríamos ir al volcán a seguir investigando la caja y las cuevas y después ir hacia allí, una excursión un poco más larga, pero que merece mucho la pena, les recalco que Grojniak contó SIETE luces como mínimo, y que la última se encontraba según mi mapa en el lago, así que podría ser la primera, nada más llegar. En cuanto a las cuevas o la playa, expongo que en la playa nos pueden ver si vienen a rescatarnos, si, pero también nos pueden ver "las voces", y que en las cuevas estaremos bajo techo cuando venga la época de lluvias, que vendrá y será como un diluvio, que no nos podemos permitir enfermar en estas condiciones.
-Imaginaos que alguien pilla Pulmonía...
Hablo hacia la historiadora.
-Algo me perturba y mucho, y creo que podrías arrojar algo de luz sobre el tema, desde que estamos aquí hemos encontrado pruebas de cristianismo(cruz en tumba, enterramientos), esperanto (la palabra Descansar en la tumba), un idioma extrañísimo(las voces), Monto y su "idioma" y pinturas rupestres, si se te viene algo a la cabeza estaría encantada de escucharlo.

Después me acerco a Iván a darle las gracias por su "cuaderno".
- Puedes contar conmigo para lo que quieras, quiero que lo sepas.
Me siento un rato con él, como me siento cómoda saco mi Guía Vegana de Islas tropicales y le enseño por encima el apartado de drogas psicoactivas, me rio un rato y luego me pongo seria.
- Sabes que en la religión rastafari llaman a la Marihuana "La Santa Yerba"? Yo sin duda prefiero venerar una planta antes que a un Dios.
Le inspecciono la herida.
- La próxima vez que te metas en una cueva llena de murciélagos te recomiendo que antes hagas un paquete con hojas de banano con algunos ajos en su interior, le prendas fuego y lo tires dentro, en pocos minutos saldrán todos sin excepción, el ajo tiene mucho azufre, y esto es realmente lo que los ahuyenta, nunca subestimes el poder de Gaia.
Le pongo una plasta en la herida.
-Si, huele fatal, pero ni siquiera te quedará marca en 2 dias.




Me acerco a Cloude y lo felicito por su obra, este chico es todo un genio, funcione o no, y me encargo de dejarselo claro a mi manera.
-Chaval, "ere el que va a queá".- Le sonrio abiertamente.

Busco a Bunbury y juego un rato con él y con Henry, a la espera de movimiento en el campamento.

Grojniak dijo...

Me despierto sobresaltado. Vaya sueño... piratas fantasmas zombies... los odio y me gustan a partes iguales. Voy a la orilla a lavarme la cara mientras silbo el tema principal de "The Secret of Monkey Island".

Me acerco a Alma, acaricio a Henry Y le digo (A Henry):

- Y tu que vas a hacer bonito?

Hablo con Alma:

- Vaya mañana mas tranquila, me gusta como huele hoy. Creo que va a ser un gran dia... Hoy estoy mas tranquilo que ayer, asi que me da igual el momento que salgamos y hacia donde vayamos primero...
Por cierto, te vi hablando con Monto, has conseguido entender algo mas de lo que sabiamos???

Rebusco y me enciendo un cigarro, le ofrezco uno a Alma. Le doy una calada y la echo. Pienso que, con estas vistas al mar, es la mejor sensación del mundo.
Hoy me he levantado sintiendome libre en esta isla en la que somos todos presos. Es una sensación extraña, ya que no podía casi vivir sin tecnología. No me lo explico, creo que hoy soy mas animal que persona.

_ALMA_ dijo...

Acepto el cigarro que me ofrece Grojniak, lo enciendo y fumo despacio, a caladas largas y pausadas, agradezco la compañía.

-Creo que hoy va a ser un dia importante, se nota en el aire...lo huelo.-Asiento- Sobre Monto...luego te cuento mejor.

(Off topic: A espera de que el Master me comunique mis avances)

Le toqueteo a Henry los mofletes y le doy agua de mi botella.

-Esa melodía que tarareabas...el bueno de Ron Gilbert-doy otra calada- la aventura gráfica es mi genero favorito, a veces he pensado que estábamos en una, es todo tan irreal...y no funciona eso de ir guardando en el inventario, lo he comprobado, el espacio se acaba!!-me descojono, hoy estoy de buen humor.

Grojniak dijo...

Me asombro al escuchar el nombre de Ron Gilbert en esta isla y que no salga de mi boca.

- (Me rio) El tema del inventario es un pendiente en la vida real. Por tu libro tan recurrido veo que eres vegana. No te preocupes si alguna vez hay que usar un pollo con polea en el centro lo haré yo por ti.
Me vuelvo a reir. Apago el cigarro. Sin decir nada salgo corriendo y gritando hacia el agua, con ropa y todo. Que fresquito.

_ALMA_ dijo...

Que comentario tan friki y a la vez amable, este tio está loco, pienso mientras lo veo gritando y chapoteando vestido, me gusta, lo incluyo en mi círculo de la confianza.

Virginia dijo...

- A ver, pareja friky, dejemos el Monkey Island a un lado ^^ ¿Qué vamos a hacer? ¿Nos vamos de escursión al volcán o no? - les doy un achuchón de buenos días a los dos y después de desayunar me siento con Alma para ver los avances de Monto.

_ALMA_ dijo...

-Yo como dije antes me apunto, sobretodo por las luces extrañas...

Me tiro hacia atrás en la arena.

-Hoy se va a liar.

Grojniak dijo...

Paso junto a ellas y sin pararme digo:

-Ya sabeis, yo estoy loco por ir a las luces.

Me siento a comerme un sandwich. Se me cae a la arena. Mierda. lo limpio y me lo como. Total...

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

Veo a todo el mundo super alegre. Se están "Institucionalizando", me acuerdo de Morgan Freeman con traje de preso. Alma se acerca y charlamos un rato. Me toca el tema de las drogas psicodélicas y yo me pongo esquivo. Si, si. Lo se. Pero es que si supiera esta gente...

-Alma, tú me dirás de dónde demonios saco yo hojas de banano, ajos y un mechero en mitad de una cueva en la ladera de un volcán.
Nos reimos juntos.

-Virginia! (Le digo). A pesar de estar un poco muy hecho polvo quiero subir arriba con vosotros. He pensado que podía venir el montadito con nosotros. A ver si le da por descubrirnos algo. (Virginia me mira como diciendo "Capullo, se llama Monto".

Busco a Claude y le propongo, Paralelamente, que dividamos la expedición al volcán en turnos y con las piezas desmontadas llevándolas una a una para luego ensamblarlas arriba, quedándonos a dormir (con víveres) si hace falta una noche o dos hasta que ese chismarraco funcione.

Me acerco a Ángela y le digo:
-Eh rubia. Por qué no me cuentas algo de tí.
Estoy cansado de escuchar sólo misterios, oir sobre pruebas, evidencias leves, intentos frustrados... Además ya que estamos aquí jodidos, rubia... Qué coño. Intimemos. Tienes perro? Se llama Loopie? Tu casa tiene puerta de madera o metálica? Alguna vez has comido caracoles? Vamos, rompe un poco el silencio.

Pienso en contarle a Alma algunas cosas de mi... Pero más tarde. Más tarde.

*Offffffffff Masteeerrr dos puntos.
http://www.ennoticias.com/wp-content/uploads/2009/07/marihuana.jpg Monacooooooorl.

Onnnnnn
Si con una gota de esencia de esa flor que me pasé por el ojo acabé a no se cuantos kilómetros de aquí, me queda bastante de esa planta.

Llamadme gilipollas.
No me puedo quitar las "coordenadas" que vi. Quiero que las busquemos, presiento que son coordenadas de un punto en la isla al que debo ir. Me siento como john locke detrás del bueno de ben. Me enfado y río a la vez.

-Eo gente. QUiero hacer un diccionario Montadito- Nosotros, Nosotros- Montadito.
Me ayudais?

*off
Masteeeer mándamelo que lo escriba en el moleskine.
On

Me voy al sitio donde pasé los primeros días sólo. Escribo un poema hermoso que no habla de nada.
(*off prometo mandároslo)

Vórtice Marxista dijo...

L.L. y Javier deciden partir del campamento de la playa, esta vez a pie, para ver hasta dónde pueden llegar andando, comprobar si es cierto eso de que hay vida en La Isla y tratar de traer ayuda. Hacen noche en la playa en la que ya acamparon cuando hicieron el viaje en bote. Mientras tanto, en el campamento, pasan un día bastante tranquilo, uno de los pocos desde que “aterrizaran” allí. La pregunta en el aire es si se mudarán o no a las cuevas todos juntos o si, por el contrario, cada uno acampará donde le venga en gana (cuevas o playa) sin tener que contar con el resto de supervivientes. Hay mucha gente a favor de mudarse al lago, a las cuevas, pero parece que el sentimiento popular se acerca más a “bueno, de momento las cuevas, pero no quiero que mi voto afecte a los demás, así que cada uno decida por sí mismo dónde le apetece estar. Siempre podemos cambiar de idea más adelante, mientras que una votación seria obligaría a más de uno a acatar lo que dice la mayoría”. Monto se relaciona muy bien con el grupo y parece que no tiene ni la más mínima intención de volver por donde ha venido.

Día 11

Amanece en la playa donde han acampado L.L. y Javier. Han pasado una noche bastante buena, la temperatura ha sido buena, los mosquitos no se han cebado mucho y las luces… bueno, estaban lejos.

Desayunan poco pero suficiente y se ponen en marcha con las primeras luces del alba. La pregunta es la siguiente:

-¿Continuar andando o investigar un poco antes la jungla por aquí?

Amanece en el campamento de playa original. La gente se levanta muy animada por el descanso del día anterior, sin expediciones, trampas ni locuras. Mientras desayunan bromean y hacen planes.

-¡Ey, tío! ¡Cuidado, detrás de ti! ¡Un mono con tres cabezas!- bromea Diego a Grojniak, que pasaba silbando despreocupado.

Alrededor del desayuno se plantean nuevas incógnitas:

1. La excursión al volcán. ¿Será hoy? ¿Llevaréis la antena?

2. La excursión a las cuevas. ¿Se hará junto con la primera? ¿Quién se va para mudarse y quien solo va a hacer una visita de reconocimiento?

3. L.L. y Javier. ¿Estarán bien? ¿Hay forma de saberlo?

4. La tecnología de La Isla. ¿Hay nuevas ideas sobre los dispositivos lumínicos y el zumbido de la maquina? ¿Se han creado nuevos… inventos?

Buenos días, Isla.

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
_ALMA_ dijo...

-Propongo que vayamos juntos hasta las cuevas, y una vez allí nos separemos en dos grupos; grupo luces y grupo antena, así podremos ayudarles en la ida, podríamos subir la antena sólo hasta la cueva que descubrimos antes habitada, y llevar el cable hasta arriba, luego los de las luces bajariamos, dejandoos allí con provisiones, a investigar la luz del lago.


OFF: Master, Monto ha dado alguna información más??

Grojniak dijo...

Miro a Alma, sonrio y mi boca se ve negra, tengo tierra repartida por todos los dientes.

-Sin lugar a dudas, la mejor opción. La apoyo.

Vórtice Marxista dijo...

Malevoski... OFF ROL: Vigila el tema de los comentarios. A veces salen cuatro comentarios idénticos tuyos. Sé cual es el probloma. El navegador te dice REQUEST URL MUY LARGA o algo así y crees que no se ha publicado (a mí me pasa lo mismo) pero si le das atrás en el navegador de internet cuando te aparece eso o recargas la página descubrirás que sí que se ha publicado, así que ya está. Hazme un favor, bórralos cuando veas que están repetidos.

ON ROL.
Alma, Virginia: Monto ha dicho varias cosas en su idioma cuando le habéis dibujado personas, el volcán y el mapa de la Isla.

Con el dibujo del volcán ha dicho Monto, luego se ha puesto a hacer mímica como si fuera un monstruo o algo así, con las manos encrispadas como garras, la boca muy abierta gruñendo. Luego ha señalado el volcán y ha negado con la cabeza de manera muy persistente.
Respecto al mapa y a las personas, señala un punto detrás de las montañas que visteis en el extremo norte de la isla, luego señala a las personas y repite la acción. Vuelve a señalar a las personas y mima como si portase una escopeta y hace !pum pum! con la boca. Luego coge un palo y dibuja en el suelo una especie de cruz con algo parecido a una flor en el medio.
Es un dibujo muy tosco, practicamente un garabato, pero identificable.

_ALMA_ dijo...

Se lo cuento a los demás apresuradamente con cara de flipada.

_ALMA_ dijo...

Vale, nosotros tenemos un problema, pero nuestros compañeros tienen un GRAN problema, se han ido de excursión hacia allí, y si siguen caminando al final se encontraran con ellos...

Grojniak dijo...

-Que buen rollo..... Asi que pum pum.... madre mia...asi que un monstruo con garras... nos van a matar a todos... vamos a tener que buscar algo mas para poder defendernos...

-Ha repetido lo de Monto, sigo pensando que no es su nombre sino donde vive (montaña en esperanto).

Voy a dibujar con el, le dibujo la entrada a la cueva con el palo con cañamo en la puerta y espero su reacción.

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

*Off Es como la flor que yo tengo la del dibujo?
Perdón por lo de los comentariosss.
:)

Vórtice Marxista dijo...

L.L. y Javier deciden continuar con su camino, bordeando la playa. Deciden ser más cuidadosos y sigilosos de aquí en adelante, porque nunca se sabe y esto ya es territorio desconocido.
Como a tres horas del lugar donde han acampado, a un lado, en la jungla, descubren algo interesante.

Clavado en una palmera con un clavo oxidado hay una especie de cartel de madera, mohoso y viejo, con el siguiente texto:

Mors stupebit et Natura
cum resurget creatura
iudicanti responsura

-Interesante. ¿Eso qué es, inglés?- rompe la tensión Javier.

Vórtice Marxista dijo...

Malevoski, no pasa nada, errores de Blogger. La flor podría ser cualquier flor. El tipo no es Da Vinci por lo que se ve. Es una flor alegórica. Un garabato que todos identificáis como una flor.

Grojniak, Monto, al señalarle la cueva en el volcán que has dibujado, niega rotundamente con la cabeza varias veces, se echa hacia atras, se pone muy nervioso y mima otra vez lo del monstruo y las garras.

Grojniak dijo...

A el grupo:

-Vale, 2 cosas:

1- Lo que ha dicho Alma es cierto, hay que hacer que vuelvan o puede que no volvamos a verlos nunca.

2- No pienso subir de nuevo a esa cueva. Al menos no como visita. Lo malo es que para llegar a la caja zumbante, tenemos que pasar por alli... A no ser que por detras del volcan hubiera algun camino attennativo.

_ALMA_ dijo...

La única opción es mandar a dos personas que corran como profesionales y sin cansarse para llegar a su altura sin parar en todo el dia, creo, CREO, que no hay nadie con tales caracterícticas, por lo que se vuelve imperativo subir al volcán para mandarles señales que identifiquen como peligro, se os ocurre algo??

Le doy un abrazo a "Monto", que parece muy asustado.

_ALMA_ dijo...

Y añado:

-Creo que Grojniak tiene razón y estamos llamando "Montaña" a nuestro amigo, pero es mejor que "prisionero", jejeje.

Virginia dijo...

Me apunto al plan de Alma: hay que buscar una manera de avisar a estos dos de que, parece ser, que pueden estar en grave peligro. Si hay alguien dispuesto a salir detrás de ellos corriendo, bien. Si no, tendremos que buscar otra opción.

Me pongo a empaquetar cosas en una mochila:

- Me voy a las cuevas. No me lo voy a pensar más. Me largo al volcán. Y voy a intentar llevar a Monto conmigo. En media hora me largo, ¿quién viene? Venga, no me miréis así, que no me he vuelto loca. Necesito respuestas. AAANSSWEEERS.

_ALMA_ dijo...

- Virginia, voy contigo, si alguien tiene una linterna podríamos intentar mandar un S.O.S, puede que Javier lo pille...
Te ayudo a convencer a Monto.

Claude dijo...

Pienso que lo principal ahora mismo son nusetros compañeros. No es 100 % seguro de que les vaya a ocurrir algo, pero es mejor prevenirlo.
-Por si acaso- digo.
La verdad es que ya me caen bien todos (¿todos?) los mayores. Parecen simpáticos.
La idea de Malevoski me ha parecido buena, la de ir turnandose.
Eso, claro esta, si decidimos llevar la antena.
Aunque primero deberiamos mandar a un grupo de dos a por los otros. En eso coincido con alma.

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

-Hoy me mudo a las cuevas si a nadie le parece mal...
quizá desde allí podamos hacer una cadena para subir esa antena desmontada y ver si funciona el invento. No quiero irme solo, así que si la rubia o alguien se quiere venir conmigo que lo diga ahora. Y os repito lo de acampar una noche o dos arriba, bien equipados y preparados.

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

Lo siento. Soy un cobarde confeso. (Digo). Cada cual es responsable de sus actos y si ellos quieren irse lejos sin protección, sin seguridad alguna, es decisión suya, y son libres de acatarla. De verás...

Bueno. Y qué me dices, camino de las cuevas de hacer una partida de caza?
Podemos construir algunas trampas.
Hace días que no como verdadera comida.

_ALMA_ dijo...

-Iván, nosotros vamos a ir hacia allí, os ayudaremos el camino y a subirla, una vez arriba intentaremos comunicarnos con Javier, de todas las formas que conocemos.
Ahora, como favor personal te pido, que dejeis las trampas por esta vez, pues no quiero verme vinculada a causar daño sin necesidad, y al ir con vosotros estaria colaborando en algo que va en contra de lo que soy, espero sepais perdonarme...

Espero mientras pienso para mi: "Comida de verdad??" Luego entiendo que no ha tenido mala intención y añado:

- A cambio y por las molestias me comprometo a haceros una buena tortilla de patatas, pero tendrás que esperar unos dias a que construya mi cocina solar, jajaja.

Vórtice Marxista dijo...

Virginia, Ludio, Malevoski, Grojniak, Alma, Claude, Diego, Andrés, Malevoski, el tipo con pinta de nórdico, Ángela, M.J., José Juan, el matrimonio británico, Yelena, Henry y Bunbury (si se me olvida alguien recordadmelo) emprenden la expedición hacia el volcán.

Allí se separarán, unos hacia las cuevas (que están justo al lado) y los otros hacia la cima, de nuevo, para probar la antena fabricada por Claude desde arriba y, de paso, tratar de mandar señales a Javier y L.L. avisándoles del supuesto peligro que entrañan los supuestos pobladores de La Isla.

Todo esto ha ocurrido esta mañana, bastante temprano, así que ahora mismo ha comenzado la cadena humana para subir la antena (por trozos) hasta el primer tramo de la escalada del volcán. Luego tendrán que cargarla entre los que han decidido subir.

Los que suban que lo digan en un comentario, junto con la declaración de sus acciones. Igual con el resto que, imagino, ya está bajando a las cuevas del lago.

Claude, ¿cuál es EXACTAMENTE el proyecto final con la antena? Componentes finales y supuesto funcionamiento.

_ALMA_ dijo...

Yo primero voy a subir, a la bajada iré a investigar las luces.

Claude dijo...

Con la radio (que se supone que tiene bateria) y la antena, conectada al a radio, intentaremos captar de donde proviene la señal dirigiendo la antena hacia divsersos puntos de la isla. De esta manera, cuando la intensidad de la señal sea mayor, sabremos que es la direccion desde la que se está transmitiendo la misma.
Componentes finales:
-El fuselaje
-La barra con el cable enrrollado
-La radio
-El cable de la radio
Y creo que yasta

Grojniak dijo...

-Yo no se vosotros... pero la idea de mudarme a las cuevas estando tan cerca la cueva de aquel quien el señor montaña dice que tiene garras ya no me parece tan buena.

-Aun asi confirmo mi presencia en la expedición.

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

-Bueno, me apunto a ayudar con la antena. Cuando antes me saquen de aqui antes podré cumplir mi sueño.
Quiero ver a donde llegamos con esa antena.

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

Off
-Alma, cuando dije lo de comida de verdad lo dije mirándote y haciéndote un guiño. De hecho pensé ayyy que me va a decir algo... y mira. Era una broma del personaje que es un poco impertinente.

Grojniak dijo...

Mi prioridad sigue siendo el "supuesto repetidor". Yo tambien voy a subir al volcan y luego bajo a ver que encontramos alli. Ahora, como cuando estemos subiendo escuche gruñidos provenientes de la cueva, podeis estar seguros que de la pecha de correr que me meto llego corriendo hasta L.L y Javier y les aviso que se den la vuelta.

Vórtice Marxista dijo...

Presencia confirmada, Grojniak, ahora: ¿vas a subir al volcán o te vas a las cuevas directamente?
Malevoski, he entendido que subes y luego ya te vas a las cuevas o que solo ayudas a subirla un poco?

Grojniak dijo...

*off hemos escrito a la vez lo tienes justo arriba :D

_ALMA_ dijo...

OFF: Iván, que ya lo sabiiaaaaa!! Si digo, mira este, que me esta picando, si?? Pues a comer tortilla sin huevos, hombre ya!! xDDD

-Antes de salir, repito, alguien tiene una linterna para hacer señales al anochecer??

Vórtice Marxista dijo...

-Esto puede ser una advertencia- dice L.L. leyendo el cartel en latín.
-O el menú de un restaurante- dice Andrés.

Entre ambos deciden, por si acaso, andar con ojo a partir de esta línea. A estas alturas de la tarde, como ambos llevan un buen ritmo (sin pararse a investigar ni a vaguear) han avanzado casi la misma distancia que recorrieron ayer, y aún queda bastante para la noche.

-¿Qué es eso?

En la maleza, alrededor de unos árboles enormes de raíces externas (grandes como árboles en sí mismas), bajo ellos, hay una cabaña de madera.

Parece estar podrida y abandonada. No tiene cristales y la vegetación ya ha comenzado a colarse por las grietas, ensancharse y romper la madera por todas partes. Además, mucha vegetación ha decidido instalarse sobre la casa, dándole un aspecto de casa de duende y casa de camuflaje a la vez.

-Joder.

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

-Cuando hayamos subido las cosas, si terminamos hoy, -le digo a claude- me vuelvo al campamento, pero si hace falta acampar arriba me gustaría quedarme. (quiero probar un poco más de la flor donde la cruz).

-Alguien sabe colocar coordenadas en un mapa? Podemos cotejar la isla y hacer algo? Necesito encontrar un lugar.

Vórtice Marxista dijo...

Lleváis tres linternas con vosotros.

-A ver cuánto duran las pilas- dice M.J.
-No te preocuoes, el tiempo que tarde el chaval en construír una central eléctrica con dos cocoteros.

A la subida al volcán se han apuntado Alma, Claude, Virginia, Andrés, Diego y M.J. Otros, como Malevoski, aún no tienen claro si llegarán hasta arriba, pero ayudarán a subir la antena por turnos un rato. Cadena humana.

De hecho el resto de supervivientes (los que se van a las cuevas) también ayudan en este primer proceso: Ludios, Yelena, Ángela, el tipo con pinta de nórdico, Bruno y cinco personas más con las que aún no habéis tenido tiempo de intimar.

Ludio dijo...

(OFF: Mi pobre conexión no me ha dejado participar y ahora cuando entré he tenido que ponerme al día,...)

Yo voy a las cuevas a instalarme, después me apunto a lo de las luces.

Le pido a Kate, si aún la veo entre nosotros, que me preste uno de sus cuchillos, por si cayéramos en alguna trampa poder liberarnos.

_ALMA_ dijo...

OFF:Master, has apuntado a Grojniak a la subida y posterior busqueda de las luces si es que no huye antes??

Vórtice Marxista dijo...

Sí, disculpa, Grojniak también iniciará el ascenso. También he olvidado a Kate, que se muda a las cuevas también. Con sus cuchillos, a disposición de quien quiera usarlos siempre que no sea para hacer el cafre.

Claude dijo...

OFF
Yo ahora me voy y no vuelvo hasta la noche.
Lo digo porque después me encuentro con que un grupo de persnoas me persiguen por la selva...
XD
vortice dejo mi personaje en tus manos

dhyrxios dijo...

-Leo ese parece un buen sitio para pasar la noche.

Pienso que deveriamos buscar algo de alimento y podriamos enceder un fuego dentro de la cabaña habria que limpiarla,hacerle un agujero en el tejado y tal.He leido en algun lado que con las fibras de las platanaras se puede hacer cuerdas entrelazando sus fibras.

Me dirijo hacia la cabaña todo lo sigilosamente que pueda arrastrando los pies para no hacer ruido al caminar.

Vórtice Marxista dijo...

Abajo del volcán, Monto, que os había acompañado a regañadientes, se niega en rotundo a subir con vosotros. No obstante, cuando ve que comenzáis sin él se interpone delante de vosotros y trata de convenceros de que no subáis. Por señas.

-Viyinia- dice, como implorando, y señala al volcán negando con la cabeza.

Si decidís que igualmente habéis subido, aquí va el siguiente texto. Si no,podéis borrarlo de vuestra memoria.

Como hoy habéis salido muy temprano, y seguramente espoleados por la preocupación por los dos comañeros que se fueron a explorar, habéis ascendido (cargados con la antena desmontada y la radio y batería de uno de los aviones siniestrados) en tiempo record. Finalmente Monto corrió a escalar detrás vuestra cuando vio que no le hacíais caso. Le veis muy asustado, pero aytuda a cargar cuando le toca y parece desenvolverse muy bien.
Ya estáis en la cueva de arriba. En la puerta. Monto se esconde detrás de una roca.

¿Ascendéis más?

Vórtice Marxista dijo...

Javir y L.L. se acercan sigilosamente a la cabaña. No quitan ojo de la selva, la cabaña y el suelo en busca de posibles trampas. Viendo que parece limpio se aproximan más. Armados con un palo cada uno se asoman primero a las ventanas. La casa tiene dos y solo una de ellas tiene cristales. La otra tiene cristales, debajo de siete capas de suciedad de años. La puerta está desvencijada. La madera en las bisagras se pudrió hace mucho y el peso de la puerta hizo que se reventara por esa parte, separándose de la madera. Ahora la puerta está colocada contra el marco.

Separándola un poco, lo primero es el olor a cerrado, que os da una bofetada casi literal. Aún hay algo de sol, así que podéis ver el interior.

Una sola habitación con el siguiente mobiliario:

-Una mesa, en el centro. De madera, bastante rústica. Sobre ella hay polvo acumulado en cantidades industriales sobre una pipa artesanal (de fumar) y unas gafas de vista con montura de concha.
-Una alfombra hecha con piel de animal. No sabéis identificar el animal porque noe stá muy bien conservada. Parece que no es una alfombra comprada, sino hecha por una mano inexperta.
-Dos sillas.
-Un armario. O algo parecido. Un conjunto de maderas y trozos de árboles clavados formando estanterías. En las estanterías:
Botellas de licores varias. Alrededor de cien botellas. Algunas de ellas vacías. De diversas marcas y algunas de ellas muy caras. Todas cubiertas de polvo y desvahídas sus etiquetas por el sol y la humedad.
Una vieja máquina de escribir. Un montón de papeles amarillentos. Una bolsa de cuero que contiene: atacador de pipa, cerillas y varas limpia pipas.
Estuchito de cuero con una baraja de póker en su interior.
Un juguete de peluche con aspecto de gorila boxeador.
Un marco con una foto de familia muy antigua, en blanco y negro, padre, madre embarazada e hijo pequeño.
Una maleta de viaje antigua, de tela. Vacía.
Otra maleta de viaje. Llena de piedras.

Un baúl de roble macizo, con remaches en oro. Su interior está lleno de cosas. Sobre todo libros y papeles escritos a mano. También hay algunos mecanografiados.
A primera vista os llama la atención una pistola, un bombín y un traje de novia.

La casa está tranquila.

Virginia dijo...

Abrazo a Monto y trato de tranquilizarle hablándole en un tono dulce y pausado. Trato de decirle que no va a pasar nada, que somos muchos y que nos protegeremos entre todos. Sé que aunque no entienda el significado de esto, capta la intención.

Me está costando bastante la ascensión al volcán, chicos. Hoy estoy más debilucha mentalmente que otros días... me he envalentonado mucho con esto, y ahora parece que me supera. Lo único que me mantiene es la idea de encontrar respuestas y poder avisar a los compañeros.

Por cierto, deberíamos pensar en cómo lo vamos a hacer: ¿con algún tipo de señal de humo? si hacemos morse, es probable que, sabiendo lo de las luces, consideren que es el "enemigo".

Me acerco a Iván, Alma, Groj:

- Damas y caballeros, niños y niñas... es un honor estar subiendo éste volcán con todos ustedes. No sé qué nos vamos a encontrar por ahí arriba, pero, como diría Peter Pan... seguro que es una gran aventura - el resto del camino me quedo cerca del grupo para sentirme arropada.

Ludio dijo...

Yo supongo que estaré en las cuevas y doy por hecho que Kate me ha dejado el cuchillo. Como no sé cuánto van a tardar los alpinistas, me pongo a buscar entre los que han venido y las cosas rescatadas, algo de alcohol. Necesito un trago joder, y seguro que se ha salvado alguna de esas botellitas de licores varios,... con suerte puede que hasta me emborrache y todo.

Vórtice Marxista dijo...

Desde la cima del volcán la noche es más negra.
Hasta que aparecen las luces, de nuevo. Una de ellas está claramente sobre el campamento del lago, arriba, en algún punto indeterminado.
Ludio y los demás en las cuevas estaban preparados para el espectáculo, así que suben a averiguar de dónde proviene la luz.
En la cima se monta e instala el aparato de marras (al que habría que poner un nombre) y se conecta la radio.
El zumbido de la caja metálica parece intensificarse. De la radio sólo llega ruido estático. Si alguien tiene encendido el móvil descubre que emite un sonido parecido al de la radio. Ruido estático. Muy alto.
De pronto se apagan todas las luces, la caja metálica deja de zumbar unos instantes. Los móviles continúan con su ruido, pero la radio parece emitir una señal,un golpe seco, como si se activara la comunicación y en voz clara y pausada alguien al otro lado dice las siguientes palabras:

Sekuriga zono. Vivanta.

Ahora permanece callada. Grojniak coge el micrófono de la radio, direcciona la antena hacia el noroeste, pulsa el botón de hablar y dice:

-Este mensaje no es para los capullos que hablan en esperanto. Es para los dos colegas caminantes. Si oís esto, volved. Monto dice que pum pum en las montañas, repito, peligro de bang bang en las montañas. Volved, nos tenéis preocupados.

La caja, que durante este tiempo había pasado de la luz verde intermitente a una luz roja continua, vuelve a comenzar a zumbar y a parpadear en verde.

Además usáis otros métodos. Se encienden tres linternas enviando un mensaje en morse: volved al campamento, en la montaña hay pulgas de metal.

Se hace una hoguera en la cima y se usa otra vez el morse, cada cinco minutos más o menos, tapando y destapando el fuego con un trozo de madera.

-Algunos deberíamos acampar aquí arriba para continuar con esto toda la noche. Tenemos que estar seguros de que lo ven desde allí. Pueden llevarnos ya una ventaja insalvable.
-También podríamos usar el bote de nuevo, si hay buena corriente llegaríamos a alcanzarlos antes de llegar a las montañas.
-¿Y si deciden dejar de bordear la costa porque, yo que sé, ven a un monstruo con garras y gruñendo?

Los de abajo encuentran la luz. Está colocada en la parte más alta de un enorme árbol. Muy bien camuflada. Perfectamente camuflada. No se ven cables alrededor del árbol.

Buenas noches, Isla.

Vórtice Marxista dijo...

Día 12

Amanece.
La noche en las cuevas ha sido la mejor noche que han pasado desde que llegaron a La Isla la mayoría de los supervivientes. Ni pulgas ni lloviznas intermitentes ni mosquitos. El fuego, encendido a la entrada de la cueva, ha paliado las temperaturas algo más bajas de la madrugada y ha dado una sensación de seguridad indescriptible. “El hombre conectando con sus raíces”, dijo Yelena, la historiadora, que estaba bastante emocionada después de haber visto las pinturas.

En la cima del volcán la cosa tampoco ha ido mal. La hoguera usada para hacer señales ha ardido toda la noche y, aunque era pequeñita (por la falta de leña) ha dado calor suficiente como para convertir la cima del volcán en una apacible excursión al campo… si no fuera por el zumbido constante. Algunos no han pegado ojo por culpa de eso. Otros están de los nervios. Algo antes de amanecer, viendo que ya no les va a servir de nada lo de hacer señales, comienzan el descenso. La idea es desayunar en las cuevas y ver qué han averiguado de lo de las luces. Uno de los de la cima ha hecho un dibujo (una especie de mapa) orientativo de dónde podrían estar situadas el resto de luces cercanas en relación al lago y el volcán.

La hora del desayuno está llena de conversaciones agitadas. Ludio dice haber encontrado una de las luces en la parte más alta de un árbol gigante que ha señalado con una X con el cuchillo de Kate. Asegura que no había cables alrededor del tronco ni en el suelo.

Yelena habla de las pinturas. Parecen antiguas, dice, pero no prehistóricas. Aún así pueden tener cientos de años. La figura central, el astronauta… no es infrecuente encontrar a estos personajes en representaciones pictóricas primitivas, así que no os asustéis. Hay una teoría que dice que las cabezas de Pascua son, de hecho, representaciones de “los que vinieron de las estrellas”. A veces es imaginación, a veces interpretación posterior (los seres humanos modernos vemos un astronauta donde habían dibujado, a lo mejor, a un tipo gordo con una armadura).

Los de la cima cuentan todo lo de la radio, el zumbido, la extraña frase de la radio: “Sekuriga zono. Vivanta.” Todos parecen preocupados por L.L. y Javier. No saben si vieron las señales u oyeron el mensaje enviado por radio (no tienen radio y ni siquiera sabe nadie si tienen móvil). Lo único que saben es que más o menos al comienzo de la noche encendieron un fuego. Lo malo es que duró bien poco, suponéis que porque quieren ser discretos. Lo malo es que se habían alejado de la playa, el fuego estaba ya en la jungla.

Monto ha entrado con cierto recelo en las cuevas del lago pero una vez que ha mirado al interior y ha comprobado que estaban vacías se le ve aliviado. Lo único es que parece estar melancólico, triste, abatido todo el tiempo. Cualquiera diría que estar en las cuevas del lago le provoca una pena insondable.

Desayunando os ponéis al día y planeáis el día de hoy.

Vórtice Marxista dijo...

Amanece en la jungla, campamento de Javier y L.L.

Habéis hecho noche en la cabaña de la jungla. Al principio, antes de instalaros, buscasteis con la mirada el volcán en a lejanía para comprobar si desde la cima verían el fuego que prometisteis hacer para avisar de que estabais. No solo se verá estupendamente sino que, además, vuestros compañeros ya están arriba. Han encendido un fuego para que podáis verlos.
Encendéis el vuestro y lo dejáis encendido el tiempo que creéis necesario para que lo vean y luego lo tapáis rápidamente.

-Ey- dice L.L.-, están como haciendo señales con el fuego. Y con otra luz, creo.
-Sí- responde Javier-. Creo que es una linterna. Pero no tengo ni idea de qué cojones están diciendo. Quizá nos digan que volvamos, que volvamos. Ya sabes que estaban preocupados por nosotros.
-Sí. Oye, ¿estarán probando la radio?
-Seguramente el chaval los ha convencido para cargar con ese armatoste ahí arriba para captar mejor la señal. Virginia habló de que recibía la señal de radio en el móvil el primer día, ¿no?
-Sí… eso parece. Es un poco raro, pero parece que así fue, luego ya dejaron de emitir. O usaron otra frecuencia. Pero podemos usar mi móvil a ver si captamos algo aquí, que estamos más lejos del volcán.
Encendéis el móvil y captáis tan solo un ruido estático muy fuerte. Cuando ya casi estáis aburridos de esperar y vais a apagarlo para ahorrar batería, el ruido desaparece de pronto y una voz al otro lado dice, alto y claro: Sekuriga zono. Vivanta. Luego la voz de uno de los supervivientes, creéis que la del tal Grojniak, dice:

-Este mensaje no es para los capullos que hablan en esperanto. Es para los dos colegas caminantes. Si oís esto, volved. Monto dice que pum pum en las montañas, repito, peligro de bang bang en las montañas. Volved, nos tenéis preocupados.

Desayunáis y os planteáis qué hacer a partir de ahora.

Vórtice Marxista dijo...

Extenuados por todas las emociones de ayer y fisicamente echos polvo por la subida al volcán, pasáis la mayor parte de la mañana charlando y elucubrando nuevos planes de acción.

-Oye- dice M.J.- ¿Alguien ha visto a Monto?

De hecho no. Nadie lo ha visto en toda la mañana. Salís al exterior, al lago y gritáis su nombre. Pasáis un par de horas llamándolo hasta que, de pronto, su silueta se recorta arriba. Viene cargando con un bulto.

Le ayudáis a bajarlo.

Es un jabalí recién cazado.

-Pes caaaa do- dice, con una sonrisa de oreja a oreja mostrándoos el ejemplar.

Ivan Federico Sergei Malevoski dijo...

*off
Buenísimo lo de que Montadito crea que "pescado" significa "comida".

Oye sigo intrigao con lo de la yerba, está secando? si? no? qué incertidumbre., hahaha

Master, su e dejao mi número en er buzón de su futura santa esposa. Llamarme.

Bueno, si estoy en la cima, que dije que de acampar me quedaba, no hago nada. Pero si estoy en el campamento hago esto:


On.

Me despierto tocándome la herida de la cabeza. Siento que está mejor pero me sigue doliendo si la aprieto.

Me retiro a un lugar apartado, escondido entre el matojo de marihuana, un pequeño claro, y saco mi flor y un bote de champú de hotel o algo así
(off un paquete de toallita de avión cualquier cosa que pudiera haber a la mano, pero prefiero un botecito tipo gel de hotel)

on y extraigo con cuidado usando ramitas de marihuana como instrumentos, la esencia de la planta, ahora tengo una y la que cogí en la primera expedición. El bote no se llena ni la mitad, pero con eso tendré para varios viajes.

Vuelvo al lago mientras

Vórtice Marxista dijo...

Tras la subida al volcán y todas las emociones encontradas, los supervivientes pasan un día tranquilo en las cuevas. ¿Todos? No. En el campamento de la playa se quedaron muchos de vosotros, que viven prácticamente igual que desde que llegásteis. Pescan a duras penas, comen fruta y pescado y son acribillados por las pulgas. Las provisiones se repartieron en dos partes, una parte para los de las cuevas y otra parte, más generosa, para los que se quedaron en la playa que, por cierto, están bastante fresquitas y protegidas en la "alhacena" que construyó Javier. Javier y L.L., por cierto, continúan su caminata. Tras dormir en la cabaña que encontraron en la jungla (cabaña en la que parecía haber vivido alguien durante mucho tiempo), y haber recibido el mensaje de radio de los supervivientes advirtiéndoles del peligro que hay en las montañas, deciden continuar su expedición pero evitando por completo las montañas. Estarán más alertas a partir de ahora. Los de las cuevas deciden pasar un día sin "aventuras" comiendo jabalí (cazado por Monto) y festejando con botellitas de avión (encontradas por Ludio).

Día 13

Amanece en las cuevas.
Monto hatraído varios peces y algo de fruta para desayunar. Se le ve especialmente contento de estar integrado en el grupo y ha asumido perfectamente el papel de abastecedor de alimentos. Diego, el ex militar cocinero, ha preparado un excelente desayuno y, alrededor de él, discutís, como cada día, lo que hacer hoy.

-¿Creéis que estos dos habrán recibido nuestra alerta?
-No los conozco mucho, pero no tienen pinta de ser tontos. Seguro que han recibido el mensaje y están volviendo al campamento. O, al menos, tratarán de estar más alertas si deciden aproximarse a las montañas.
-Seguro que todo estará bien.
-Oye, está muy bien esto de los días de vacaciones que nos tomamos de cuando en cuando. Muy relajante, pero quizá deberíamos empezar a pensar que llevamos aquí dos semanas y no hemos hecho casi nada por acelerar nuestro rescate. ¿Qué opináis? ¿Y qué opináis de la luz que encontró Ludio? ¿Sin cables?

Amanece en medio de la jungla.

Leo y Javier partieron muy temprano por la mañana el día anterior y continuaron el trazado de la costa pero, esta vez, desde la jungla, sin perder la vista el mar. "Si haygente armada en la isla, mejor evitar ser visibles en la costa".
Al anochecer acampan en un claro de la jungla y deciden no hacer fuego, por si acaso. Esa noche vn las luces muy a lo lejos, a la altura del volcán y ua, mucho más lejos, en el norte, quizá cerca de las montañas.
Por la mañana vuelven a emprender la marcha y a media jornada:


-Hoy comemos jabalí- dice Leo señalando el cuerpo de un jabalí muerto en medio de la jungla.

Cuando se aproximan descubren que, en un radio como de cien metros, no sólo hay un jabalí muerto, sino decenas de pájaros muertos, roedores y todo tipo de animales de la selva, muerto sin ninguna señal de violencia.
Parece como si se tratara de un círculo de animales muertos, dentro del radio del cual no quda nada vivo. Incluso la vegetación está marchita. En el centro del círculo hay un poste metálico. En el extremo del mismo tiene una especie de "turbina" que emite un molesto zumbido. En su base hay una especie de caja, como las cajas de luces, cerrada con llave. Sobre la misma hay dibujada una calavera cruzada con dos tibias.

Leo, Javier... ¿qué hacéis?

dhyrxios dijo...

bueno Leo antes de abandonar la cabaña deberíamos cojer la pistola y asegurarnos de que funciona, después de lo que hemos visto. La caja parece ser un cuadro de luces y la bobina que ves es un aislador,para que me entiendas es alta tensión así que ten cuidado con lo que tocas o pisas. Quizás pueda hacer algo con la caja pero puede ser de que tenía alguna especie de alarma.Ahora sí que es seguro de que no estamos sólo.

Grojniak dijo...

Bueno, ya hemos reunido fuerzas. Vaya dos dias tan buenos de tocamiento masivo de cojones. Una buena jornada, pero ya voy necesitando moverme un poco.

-Ok, la luz esta encima de un arbol. Ok, el arbol no tiene cables. Tengo que subirme a ese arbol y mirar esa luz... De alguna manera tiene que encenderse y ALGO tiene que hacer.... yo estoy rallado.

Mientras espero respuesta del grupo, voy donde Monto e intento enseñarle algunas palabras: "Peligro", "Correr", "Agua", "Miedo", "Bestia", "Arbol", "Baño" y "Mancuerna".

Tambien le pregunto que si quiere que lo afeite, esas barbas le tienen que estar dejando la cara sequisima, y seguro que le escuece.

Grojniak dijo...

Lo del afeitado se lo pregunto por gestos.

«El más antiguo ‹Más antiguo   1 – 200 de 202   Más reciente› El más reciente»