lunes, 14 de marzo de 2011

La Isla 2.0 - 1x10 - Despierto (EDITADO 20/03/11)


Esta entrada corresponde a un juego, La Isla 2.0; una especie de simbionte entre aquellos míticos libros de "elige tu propia aventura", un juego de rol y una comunidad interactiva. Si es la primera vez que juegas, por favor, rellena el siguiente formulario: Y recuerda que la historia está pensada para que alguien nuevo pueda incorporarse a la acción en cualquier momento. Sólo debe indicar qué estaba haciendo su personaje todo este tiempo. Las reglas, algo importante que debería leerse, aquí. IMPORTANTE: Todos los misterios planteados en esta experiencia tienen una solución, aunque de tus decisiones como jugador depende enteramente que todo llegue a buen puerto... o todo lo contrario.
 

Tamer, Ludio, Damián y los Niños Perdidos están en una especie de pequeño búnker regentado por dos simpáticos alemanes que responden a los nombres de Ralph y Hans. Parece que debía tratarse de un lugar usado por algún tipo de unidad de mantenimiento (como aquella que apareció para arreglar la farola cuando Javier decidió liarse a pedradas con ella) abandonado ahora. En el refugio de Steve, el resto de supervivientes sigue a oscuras en un apagón que esta vez ya está durando demasiado tiempo. Tienen en su haber la caja negra del avión en que se estrellaron aunque no les vale de mucho ya que necesitarían un instrumental del que carecen para leer sus datos. Eliseo ha despertado y tras un minuto de lucidez (más o menos)  ha vuelto a caer dormido. Pero ya no está en coma. Fuera del búnker, con la neurotoxina supuestamente liberada, Swi, Raúl, Diego y Abel, aterrorizados, se preguntan cuánto más durará la protección de sus trajes si la neurotoxina es lo suficiente potente o si los años pasados no han deteriorado el material de los aislantes.

Día 62


-Estamos viendo un jabalí- dice la voz de Swi al otro lado del walkie, oída por ambos refugios a la vez-. Y parece bastante sano. ¿Es posible que la toxina sólo afecte a los humanos?

Eliseo despierta a primera hora de la mañana y ya nadie puede pegar ojo.

-Me duele horrores la cabeza, maldita sea. ¿Qué manera es esta de tratar a un tullido? ¿Y dónde demonios me habéis metido? Aún seguimos en La Isla, ¿verdad? Supongo que ahora sé de dónde sacasteis las armas. ¿Qué tal está Fernando?

La luz sigue sin reaparecer y Steve manifiesta sus preocupaciones:

-No sé si el generador, o lo que sea que nos suministra el aire y la ventilación va a durar eternamente. Ni siquiera estoy seguro de cómo funciona. Como habéis podido comprobar aquí no tenemos ni un triste contador de la luz o un mísero cuadro de plomos- todo esto dicho en un tono de voz inaudible para Eliseo, en un aparte en el salón.

-Secretitos en la oreja, cosa de viejas- grita divertido Eliseo-. ¿Tenéis también aspirinas? La convención de Ginebra tendría algo que decir sobre el trato que me estáis dando. Aquí atado a esta vaquilla. No tenéis ni idea de con quién estáis hablando.

Hay mucha gente a la que se le está acabando la paciencia con la molesta cantinela de Eliseo. Alguien le grita que cierre el pico, a lo que él contesta:

-No podéis callarme, sólo yo puedo daros las raquetas que necesitáis. A menos que queráis quedaros para siempre en este antro oscuro y húmero.

-¿Soy yo o el tipo este no está muy en sus cabales?- dice Andrés.

Buenos días, Isla.

EDITADO (15/03/11)


Mientras Eliseo pide hablar con los hombres de negro para negociar su puesta en libertad, Javier busca la manera de abrir la escotilla que había oculta bajo el suelo del dormitorio de Steve. Tamer adiestra a los alemanes y a los Niños Perdidos en el uso y mantenimiento de armas (con la ayuda de Ludio) y Swi (junto con el resto que se quedó fuera) ven pasar los días, embutidos en trajes de seguridad, sin poder comer, beber, etc…

Día 63

En el refugio de Steve apenas puede nadie pegar ojo. Eliseo debe haber decidido que de aquí a que lo liberen va a molestar tanto como pueda y aprovecha las noches para gritar y aullar, pedir agua o despertar a todo el mundo pidiendo socorro para finalmente pedir que le rasquen la espalda.

Por la mañana, Miguel se acerca a la puerta del refugio y comienza a estudiarla detenidamente. “Siendo una puerta eléctrica como es, debe tener un motor alimentado con electricidad. Pero también debe tener un modo de apertura manual. Nadie crea un bunker del que sea tan difícil salir como entrar. Supongo que habrá que abrir la caja del interruptor que la abre, seguir los cables, desmontar la parte de la puerta donde va el motor, desactivar el motor para que la puerta no tenga que moverse a través suyo y… creo que moverla entre todos después”.

Grojniak y Claude no pueden hacer mucho sin corriente eléctrica. Lo que está claro es que se trata de un ordenador del año de la polka. Un Depp Blue isleño.

Durante el desayuno, otra vez como por arte de magia, vuelve la luz en la isla.

Buenos días, Isla. 

EDITADO (16/03/11)

Las cosas siguen en calma. Eliseo dando la brasa, Fernando haciendo tapones de cera (no me pregunten si está usando excreciones de su propio cuerpo, porque no lo sé), Tamer, Ludio y Damián charlando amigablemente con los alemanes y los Niños Perdidos. Javier y Alma tratando de abrir la escotilla...

Día 64

Y la escotilla cede. Ya habéis conseguido desmontar una de las bisagras y al descolocarla, la escotilla emite un pequeño bufido. El búnker ya no es estanco.  

Eliseo consiente en quedarse quieto y calladito y en que le ayuden con su pequeño caso de afasia. Pero insiste en decirle a su segundo de abordo, vía frigorifico, que está bien y que no hagan nada de momento. Dice que es importante. Quiere saber cuánto tiempo lleva dormido, para calcular si sus hombres ya están llevando a cabo el plan de emergencia. Si es así la cosa se va a poner fea para todos, añade, por encima de todo está la seguridad de La Isla.
Buenos Días, Isla.


EDITADO (17/03/11)


Virginia comienza a intentar ayudar a Eliseo con su problema de afasia. Alma y Javier consiguen abrir la escotilla que había bajo el dormitorio del búnker y, pertrechados con trajes de seguridad, cuerda y linternas, se disponen a bajar al interior de la misma. Tamer, Ludio y Damián creen que no existe ninguna neurotoxina y quieren volver de inmediato al refugio de Steve, con la compañía de los Niños Perdidos si estos acceden.

Día 65

Amanece en La Isla.

Muy temprano, sin apenas probar su desayuno, como los niños nerviosos antes de una excursión, Alma y Javier se embuten en sus trajes (ellos y todo el que, estando en el refugio, decida acompañarlos), se preparan con una cuerda muy larga para ir dejando atrás un rastro por el que retornar, un pequeño kit médico, linternas y provisiones. Y antes de que a nadie pueda ocurrírsele decirles que es una locura bajar ahí, ambos comienzan a descender por la escalera metálica que hay en la pared, junto a la entrada de la escotilla.

Todo el mundo se ha refugiado en la sala dormitorio, junto con los enfermos y heridos, y han sellado de la manera que han podido, todas las posibles ranuras por las que pudiese entrar la malvada toxina. Eliseo, viendo el espectáculo, no puede menos que sorprenderse:

-Me vais a perdonar, pero… ¿se puede saber qué quelonios estáis haciendo? Si peligra mi integridad física más os vale que vayáis decantando. Si me ocurre algo…

Los Niños Perdidos no han oído hablar jamás de la neurotoxinas, pero les parece que la situación es francamente grave si eso, que parece (según las explicaciones de Tamer) un resfriado muy fuerte, muy contagioso, que se cuela por cualquier rendija, transportado por el aire y que hace que se te caiga la piel y los ojos, es capaz de entrar en Nuncajamás. Ralph y Hans deciden declinar la oferta, ellos dicen que estarán bien en su propio búnker. Es más íntimo.

Swi, y el desfallecido grupo que quedó en el exterior, llegan después del desayuno al bunker de Steve. Y necesitan comer, beber y dormir.

El ordenador pita:

>AHORA SÍ QUE LOS HABÉIS CABREADO. HABÉIS JODIDO EL SISTEMA DE EXPULSIÓN DE L NEUROTOXINA. PERO, POR FAVOR, OS LO RECOMIENDO, DEJAD DE JUGAR CON LA LUZ. PUEDE SER PELIGROSO.

Javier y Alma, como en una novela de Julio Verne, se adentran verticalmente hacia lo desconocido y lo primero que observan, atónitos, es que no se ve el suelo en el túnel cilíndrico a través del cual están descendiendo.

Buenos Días, Isla. 

EDITADO (18/03/11)


Alma y Javier se han adentrado en las profundidades bajo el refugio de Steve. La escalera por la que están bajando, la que comunica, escotilla mediante, con el refugio, parece no tener fin. Tamer, Ludio y Damián han recogido a Swi y los demás y están de camino al refugio. Eliseo está siendo ayudado con los problemas derivados de su coma.

Día 66

Ludio y los demás llegan al refugio de Steve a la hora de desayunar y son informados de todas las novedades. Entre otras cosas, son puestos al día del estado de Eliseo, de la “aventura” de Javier y Alma a las profundidades y de que el “amigo” del ordenador dice que los ninjas creen que son ellos (los supervivientes) los que están haciendo que se vaya la luz; que el último corte de luz, de algún modo, ha arruinado el lanzamiento de la neurotoxina, que nunca llegó a ser expelida.

Cuando Eliseo ve a Tamer se le cambia la cara.

-Eh… abrigo, antes de que digas nalgas he de recordarte que fueron los tuyos los que pidieron tu cadáver.

Grojniak y Claude reemprenden la tarea de desentrañar los secretos del ordenador ahora que ha vuelto la luz y Miguel pregunta si sería o no una buena idea poner la puerta del refugio en modo manual para evitar encerronas cada vez que se vaya la corriente.

-Increíble- musita Steve-, sesenta años aquí y no ha habido nunca un problema con la luz y llegáis vosotros y hay dos señores apagones en toda la isla.

Javier y Alma llegan al final de la escalera. Han descendido hasta una especie de sala circular, de paredes metálicas, con una puerta blindada con ojo de buey y cerradura de combinación. No parece poder abrirse manualmente. Al menos a simple vista. Al otro lado del ojo de buey tan solo hay oscuridad.

Buenos Días, Isla.

EDITADO (19/03/11)


Alma y Javier se han topado con una puerta con combinación de seguridad en las profundidades. Calculan que han descendido unos cien metros en vertical. Javier decide probar a cortocircuitar el sistema para ver si la puerta se abre. Mientras, en el refugio de Steve, Ludio y Tamer buscan un lugar “íntimo” donde Tamer pueda interrogar a Eliseo.

Día 67

-Podéis usar la habitación del fondo. Si el par de tortolitos ha terminado de rewolswaguen- dice Eliseo refiriéndose al dormitorio de Steve donde Alma y Javier entraron hace muchas horas y del que aún no han salido-. De todos mocos sé que no harán falta todas esas herramientas. La única duda que me queda es si realmente quieres saber las cosas que vas a preguntar.

Ludio venda los ojos a Eliseo y es conducido a la despensa, a una pequeña cámara frigorífica cuya única apertura es desde el exterior. Como medida de seguridad comprueban antes que el sistema tiene una apertura manual, no fuera a ser que hubiese otro apagón y se quedarán los dos a lo Walt Disney.

Tras muchos intentos, Javier, bajo el refugio, consigue abrir el panel de la puerta y cortocircuitar el sistema. Alma y él se quedan rígidos, esperando que ocurra lo inevitable: una alarma de intrusos o un sistema de seguridad activándose. Pero no ocurre nada. Y la puerta se abre, deslizándose hacia un lateral.

Al otro lado de la puerta hay una sala de monitores. Debe haber unos doscientos monitores y cada uno de ellos representa una cámara en La Isla. Incluso tienen acceso a algunas escenas del interior del refugio de Steve, como el dormitorio, la sala principal y la puerta de la cámara frigorífica, y escenas del campamento ninja: literas, salas de entrenamiento, etc…

Al otro extremo de la habitación vuelve a haber una puerta de combinación.

Sobre una de las mesas de trabajo, frente a un monitor que muestra la entrada por la que acaban de pasar, hay una taza de café aún humeante y a medias.

Buenos Días, Isla.

EDITADO (20/03/11)

Tamer se ha encerrado con Eliseo dentro de la cámara frigorífica, con Ludio y Virginia en la puerta pendientes de lo que pueda suceder. Fernando charla amigablemente con los Niños Perdidos mientras, en las profundidades, Javier y Alma han descubierto un cuarto de vigilancia en el que han dejado una taza de café a medio beber y aún humeante. 

Día 68

La charla de Tamer dentro de la cámara frigorífica se está llevando a cabo en un tono bastante bajo y apenas llegan ruidos del interior. Esperabais gritos de dolor y cosas así, pero parece que la cosa se está llevando con relativa tranquilidad.

Se os pasa fugazmente por la cabeza la insinuación de Eliseo de que al explicarse quizá Tamer se hiciese de los suyos.

Alma descubre un pequeño frigorífico que había pasado desapercibido en la primera inspección. En él hay cervezas y un sandwich de atún a medio comer, además de varios yogurts sin marca y un bote de ketchup.

No hay rastro de vida en la habitación.

67 comentarios:

Donser dijo...

(TAMER)
Bueno, en cuanto a la neurotoxina, a menos que sea un corrosivo tipo sarín deberíamos estar a salvo con que nuestros trajes sean de nivel 1. Me asombraría (y aterrorizaría) que se usara algún agente de grado dos o superior, porque son extremadamente incontrolables. He tenido algunas experiencias con eso, y, aunque no son agradables, se puede sobrevivir. Normalmente. Es raro que los trajes se degraden. Lo único que debe preocuparnos es que estén en buenas condiciones. Las máscaras harán el resto.

Por lo demás, observo el lugar, el aislamiento y la conducta de los niños perdidos. y de los dos alemanes mientras busco algo con lo que curar mis heridas...

Vórtice Marxista dijo...

Ralph te ha curado con su pequeño botiquín, Tamer. Ahora que ya saben que sois inofensivos se portan de manera amigable. Parece que llevan en la isla doce años. Que venían en el avión cuyos pasajeros están enterrados en la playa del oeste. Su accidente fue bastante catastrófico. Sólo sobrevivieron seis personas. Las otras cuatro que no eran ellos dos murieron a las pocas semans a consecuencia de sus heridas. Más adelante, cuando ya sólo quedaban ellos dos, vieron a los ninjas, se asustaron con "el monstruo", sufrieron persecución. Pero siempre se mantuvieron al márgen. Dieron por sentado que la isla no era un sitio convencional y que nunca saldrían de ella, así que se resignaron a vivir lo mejor posible ocultándose de los ninjas y de los nativos. Se les ve medianamente felices. Incluso podría sospecharse que les une un tipo de relación por encima de la meramente amistosa. Fue su encuentro con los niños perdidos lo que les cambió la vida. Ellos les explicaron (como pudieron) dónde estaban las cámaras y así aprendieron, ahora sí, a ser invisibles del Todo. También respetaron la decisión de Wendy de permanecer solos hasta que apareciese su Peter Pan.

El búnker parece perfectamente blindado y estanco. Todo es muy viejo y casi nada funciona. Pero es hermético.

Ludio dijo...

OFF: Hago un copia y pega de lo último que dije en la otra entrada, qe lo mismo no tiene relevancia, pero de la misma forma lo hago.

Hubo un momento en que le contaba a Tarmer una cosa en secreto:
ON:Entre Tamer y yo. -He tenido mis dudas de Eliseo desde que cayó Luís y él era el único testigo, lo demás ya lo sabes y tu experiencia con él ha sido esencial. Lo que quería decirte es que le he dicho al grupo que lo prefiero vivo para negociar, pero en realidad, y esto quiero que quede entre tú y yo, es que lo quiero vivo para sacarle información y debido "al cariño que le tienes", creo que tú sabrás cómo hacerlo. Ya está bien que estemos en esta situación de precariedad, nos merecemos esa ventaja. Si estás de acuerdo conmigo, tampoco es necesario que lo sepan los demás, así que cuando llegue el momento ya nos inventaremos algo.-

Ludio dijo...

OFF: Y después a los niños les contaba lo siguiente.

ON: A los niños -De donde vengo no está muy visto, pero supongo que aquí rigen otras reglas. Veo que vuestras armas están bastante ajadas y hace poco recibí un curso intensivo de cómo tener un arma a punto, así que podría enseñaros. Os debemos mucho, así que cualquier cosa que necesiteis no dudeis en pedirlo. Tamer nos dijo que respetáramos vuestra intimidad y so prometo que así será.-

Vórtice Marxista dijo...

Las únicas armas que los niños poseen que pudieran recibir ese tipo de cuidados son una pistola de descargas y un fusil que pertenecieron una vez a los hombres de negro, luego a Tamer y, finalmente a ellos. Lo demás son tirachinas, arcos y flechas y cosas así. No así con los dos alemanes, que llevan unas armas de fuego que tienen toda la pinta de no disparar. Y de hacerlo, probablemente, explotarles en las manos.

Dhyrxios dijo...

(Javier)
-Estoy seguro que debajo de la escotilla esta el generedor o lo que sea que se encuentre ahy abajo.Ahora que no tenemos luz seria lo suyo ya que si por casualidad esto tiene algun tipo de seguridad ahora estara desconoctada.Empiezo ha investigar como puedo abrir la escotilla

Virginia dijo...

Me acerco a Eliseo en plan conciliador:

- Eliseo, lo primordial es que nos digas cómo te encuentras. Entre todos te hemos estado cuidando estos días, pero ha sido Ángela la que ha estado más pendiente de ti, así que por favor dile cómo estás, qué te duele y todo eso para que pueda seguir ayudándote. - mi tono de voz es amable pero firme - por otra parte, llevamos sin luz bastantes horas. No creo que sepas dónde estamos, y ahora mismo - miento - creo que nosotros tampoco lo tenemos muy claro. Si tienes alguna idea de cómo solucionar esto, me gustaría escucharla. Al fin y al cabo estamos todos encerrados aquí dentro. Deberíamos colaborar.

Miro de reojo a Fernando y al resto. Vayamos con cuidado. Cuando recuperemos la electricidad y tengamos información sobre la escotilla, y el estado de los que han salido, nos encargaremos de juzgar a este capullo.

Dlobo dijo...

(FERNANDO)
Desde que nuestro querido enfermito despertó, me mantengo callado y escucho lo que dice y lo que el resto de habitantes del bunquer dicen.
Se ha ido la luz, pero la iluminación de emergencia sigue funcionando?

Virginia dijo...

Me acerco a Fernando:

- Por favor, tú tranquilo. Cuanto menos sepa de ti y de tu estado, mejor. Si no siente amenazas estará menos a la defensiva, así que quédate quieto y callado. - le susurro - Javier está intentando abrir la escotilla, vamos a tratar de solucionar lo de la luz. No podemos depender únicamente de las luces de emergencia.

Dlobo dijo...

(FERNANDO)
Susurro muyyyy bajito -Virginia, esa era mi intención, pero gracias por estár deacuerdo conmigo.- Le giño un ojo -Cuidado con las armas, no sea que haya otro infiltrado y aproveche ahora.- y poniendo cara de penita, digo -¿Me puedes pasar mi neceser?.

Virginia dijo...

- Lo de las armas me preocupa, pero creo que el resto del grupo lo tiene controlado, y que Ludio lo dejó todo atado antes de irse con el grupo - le acerco el neceser disimuladamente - voy a ver si hay más noticias de Swi y los otros. Si conseguimos abrir la puerta tendremos que preocuparnos también de lo de la neurotoxina, y es mejor tener toda la información que podamos ahora. De hecho, voy a preparar algunos trajes y provisiones de los que han quedado y los voy a poner junto a la puerta, por si hay que salir pitando a buscar a alguien o algo así. O por si vuelve la luz un momento y podemos hacer algo.

Dlobo dijo...

(FERNANDO)
Susurrando - En cuanto funcionen las cámarás, mirad si ha animales fuera.-

Donser dijo...

(TAMER)
En cuanto al mantenimiento de armas, acorde a los conocimientos de mi personaje, trato de convencer a los animales para que me dejen enseñarles. Otra vez enseñando a mercenarios. Si es que no aprendo.
Las escopetas es importante enseñarles a mantener limpios los cañones, y repasarles los mecanismos, además de la munición.
Más cuidado con los rifles automáticos. Despejarles y desatascar las rampas de expulsión, mecanismos de disparo y carga y limpieza de los cañones.
Todo lo que esté en mi mano para echarles una mano.

Vórtice Marxista dijo...

Mientras Tamer da clases de mantenimiento de armas a los ¿animales? (supongo que si están vivos ahí afuera se les podría enseñar algún truco), los ALEMANES le miran atónitos.

Fernando, sigue el alumbrado de emergencia.

Javier, es una escotilla de seguridad. Aunque tiene bisagras hacia ambos lados (sí, seguro que se puede) el auténtico mecanismo de apertura está del otro lado. Debe de ser consecuencia de que quién la puso ahí quiso a) que el búnker siguiese siendo estanco y b)que los que estaban en el bunker no supieran de la trampilla.

Eliseo:

-La verdad, lo que me duele a rabiar es la cabeza. Si me acercáis un frigorífico para que pueda comunicarme con mis hombres podré decirles que sigo vivo y negociar mi puesta en libertad.

Virginia dijo...

- Parece que tienes una leve afasia. Te traeré una aspirina, a ver si te calma el dolor. Lo del frigorífico lo dejaremos para más adelante, para cuando haya plátanos o pepinos. Te será más facil hablar a través de ellos.

Vórtice Marxista dijo...

-¿Te estás quedando conmigo, nena? ¿Qué manera es esta de tratar a un amigo?- se ríe y tose-Me vendrá bien esa aspirina. Y os advierto... traedme un frigorifico de inmediato. Mis hombres esperan mis órdenes. Dejaos de idioteces.

Ludio dijo...

-Oye chicos, cuando estuve preso por los ninjas alguien me liberó, reduciendo al vigilante y abriéndome la celda. ¿Sabeis algo de eso o debo pensar que aún tenmos más aliados?-

OFF: Master ¿nosotros sabemos que no hay luz?

Vórtice Marxista dijo...

Ludio, estás en comunicación vía walkie con los que se han quedado fuera (Swi y compañía) y con el refugio de Steve así que sabes tanto que no hay luz allí (igual que no la hay aquí), que afuera hay un jabalí intacto según Swi y que Tamer está enseñando a los animales (igual vía walkie también) a mantener las armas a punto y las nociones básicas de disparo. Piensas que igual ha perdido mucha sangre y se ha quedao pallá.

Eliseo sufre una especie de convulsión. Dura muy poco y cuando acaba comienza a gritar:

-¡Desatadme ahora mismo! Exijo ser desatado. Puedo daros irrigaciones sobre vuestras dudas. No sabéis lo que estáis haciendo, de verdad. Estáis bailando con lobos.

_ALMA_ dijo...

OFF: Yo el voto de los findes era por apoyar al Master porque pensaba que quería descansar, osea, que me da igual, a mi tb me gusta rolear en fin de semana.

Paso de ELiseo de momento, tiene información, y es el momento de sacársela, pero no yo, no soy la persona idónea.

Me reúno con los demás a espaldas de Eliseo, y susurrando:
- No hay ninguna neurotoxina, los animales están bien según cuenta Swi, no se puede elegir con una neurotoxina para que ataque a unos organismos y otros no...no son nanobots jeje
Creo... que seré la primera que baje en cuanto consigamos abrir la trampilla, y bueno, comprobaré si el aire es respirable, allí abajo, y si puedo llegar fuera, pues fuera también... ya , lo sé, pero creo que está claro... Ángela?

Dlobo dijo...

(FERNANDO)
En cuanto vea a cualquiera de los compañeros cerca, le hablo muy bajito, susurrando.
- No sabemos cuanto vamos a estar sin luz, hay que buscar la forma de abrir la puerta. Y si me puedes traer una venda, que tengo la muñeca derecha que me duele, gracias.-

Ludio dijo...

Viendo que Tamer ni puto caso, los niños ni puto caso, voy a probar suerte con el walkie,...
-Swi, Raúl, Diego, Abel ¿Me reciben?Decidme cual es vuestra situación. Empiezo a pensar que lo de la toxina es un farol, aún así no os quiteis los trajes. Por cierto ¿Alguna novedad?-

Donser dijo...

(TAMER)
Bueno, acabado el cursillo con los animales, paso a los alemanes. :P
Lo que da una confusión de letras al master para el cachondeo ¬¬

Lo dicho.
-Ludio, no podemos fiarnos, de todas maneras. Puede que el gas no se haya bombeado al exterior debido al corte de luz. Quizás los ninjas no hayan pagado la factura.
>>No es conveniente salir si no podemos entrar de vuelta al búnker. Tendrían que encontrar la apertura manual del sistema de puertas. Tiene que haberla en alguna parte.
Dicho esto, repito el cursillo de armamento de cara a los ALEMANES y los niños perdidos.

Vórtice Marxista dijo...

Mientras Eliseo pide hablar con los hombres de negro para negociar su puesta en libertad, Javier busca la manera de abrir la escotilla que había oculta bajo el suelo del dormitorio de Steve. Tamer adiestra a los alemanes y a los Niños Perdidos en el uso y mantenimiento de armas (con la ayuda de Ludio) y Swi (junto con el resto que se quedó fuera) ven pasar los días, embutidos en trajes de seguridad, sin poder comer, beber, etc…

Día 63

En el refugio de Steve apenas puede nadie pegar ojo. Eliseo debe haber decidido que de aquí a que lo liberen va a molestar tanto como pueda y aprovecha las noches para gritar y aullar, pedir agua o despertar a todo el mundo pidiendo socorro para finalmente pedir que le rasquen la espalda.

Por la mañana, Miguel se acerca a la puerta del refugio y comienza a estudiarla detenidamente. “Siendo una puerta eléctrica como es, debe tener un motor alimentado con electricidad. Pero también debe tener un modo de apertura manual. Nadie crea un bunker del que sea tan difícil salir como entrar. Supongo que habrá que abrir la caja del interruptor que la abre, seguir los cables, desmontar la parte de la puerta donde va el motor, desactivar el motor para que la puerta no tenga que moverse a través suyo y… creo que moverla entre todos después”.

Grojniak y Claude no pueden hacer mucho sin corriente eléctrica. Lo que está claro es que se trata de un ordenador del año de la polka. Un Depp Blue isleño.

Durante el desayuno, otra vez como por arte de magia, vuelve la luz en la isla.

Buenos días, Isla.

Dlobo dijo...

(FERNANDO)
(OFF: con los conocimientos que se supone que tenemos, Angela y yo al menos, podemos encontrar algo que deje afónico a Eliseo?? XDD)
Ahora que hay luz que aprovechen para mirar lo del ordenador, la caja negra, el "motor" de apertura del bunquer y la trampilla.
A los que no puedan dormir, intento hacer unos tapones con cera y algodón o similar, así no me aburro en la cama.
(tengo la venda para mi muñeca?)

Dhyrxios dijo...

(Javier)
-Miguel tienes razón y de hecho la caja deberia estar en el lado donde se dirige la puerta cuando se abre,es decir,si la puerta se abre a la derecha la caja deberia estar en la derecha.Una vez descubierta esa caja dentro te encontrara a parte del circuito impreso un botón que normalmente es amarillo y junto a el una palanquilla como la de un juguete(on y off)la desplaza y de esta manera desbloquea el freno de la puerta.
-vuelvo a la escotilla e intento quitar las bisagras (siempre y cuando pueda)si aun así no consigo abrir la escotilla utilizo el lema "dame un punto de apollo y moveré el mundo"

Ludio dijo...

-Bueno, sinceramente no creo que haya peligro, así que deberíamos plantearnos el volver, ya que estoy un poco preocupado por los mios.- Esto lo digo así en general, pero a me dirijo a los niños más en concreto para preguntarles -Esto del gas, la neurotoxina o lo que leches sea ¿Lo habíais visto antes?-

Vórtice Marxista dijo...

Fernando, tienes la venda, Javier, la escotilla parece llevar muuuuucho tiempo cerrada, con lo que es más dificil quitar las bisagras, pero con paciencia y fatiga... Ludio, los niños no saben nada de neurotoxinas. Para ellos todo eso es nuevo.

Virginia dijo...

Cuando vuelve la luz examino las cámaras: compruebo cuál es el estado en el exterior y si hay noticias del grupo de rescate de Ludio y Tamer.

Me vuelvo a Eliseo:

- Eliseo: parece ser que debido a las heridas, los golpes y el tiempo que has pasado en coma, sufres una ligera afasia... una especie de fallo en el lenguaje: tu cabeza quiere decir una cosa, pero tu boca dice otra. Creo que puedo ayudarte a mejorar, pero tendremos que hacer algunos ejercicios. Cuando estés mejor, hablaremos todos tranquilamente de tu situación actual y de lo que está ocurriendo fuera. ¿Hay trato?

Dlobo dijo...

(FERNANDO)
Cuando nadie me vea, vendo mi muñeca derecha y escondo dentro la daga/cuchillo de material sintético que llevaba al principio de la aventura escondida en mi neceser. con cuidado de que no se me caiga o me moleste demasiado.

_ALMA_ dijo...

Ayudo a Javier con la trampilla, pido a Steve algún líquido engrasante, y otro para el óxido, si no tiene le llevo a Javier limones, aceite de cocina y mantequilla/margarina/grasuza. Sigo ayudando a Javier.

Dlobo dijo...

(FERNANDO)
Si alma o javier se me acercan, susurro para que no se entere Eliseo
- Probad también con las vibraciones, a parte de las sustancias grasas. Puede ayudar a que se suelte mejor el óxido y la suciedad.-

Virginia dijo...

Miro de reojo a Fernando, como diciéndole: "no tientes la suerte, que te va a oir". O mejor, me acerco a él y se lo susurro al oído.

Mientras espero respuesta de Eliseo (retroactivamente) miro a ver si alguien necesita ayuda, atiendo a los nuevos, le echo un vistazo a Oscar y me pregunto dónde cuyons estará el tal Ryder ^^

Vórtice Marxista dijo...

Ryder está ocupado inspeccionando una mancha de humedad en la pared. Puede que se pregunte si es una pareidolia o simplemente una mancha.

Fernando, hecho.

Virginia, en los monitores no se ve nada raro. El exterior sigue ahí, con sus pajaritos, sus animalitos, Swi y los demás con bastante mala cara medio desfallecidos.

Alma, Javier, hay engrasantes. Usándolos avanzáis már rápido. Seguid así y pronto lo habréis logrado.

Grojniak se ha puesto a jugar al buscaminas.

En el otro refugio los niños siguen sin saber cuál es la pregunta de Ludio exactamente (ya que ya se ha aclarado que llevan tirachinas y cosas así).

Donser dijo...

(TAMER)
EN un lenguaje que puedan entender explico a los niños lo que es una neurotoxina (lo cual puede ser grotesco y podría traumatizarles, pero lo veo como parte del cumplimiento de mi promesa: para protegerles deben tener información). Y si después de eso me siguen hablando, les pregunto si se quieren quedar con los alemanes o si se vienen, dado que Nuncajamás no me parece seguro, aunque una vez que eliminemos/arreglemos el asunto de la neurotoxina podrán volver, por supuesto.
Dicho lo cual me pongo de acuerdo con Ludio sobre el asunto de volver al búnker.

Ludio dijo...

OFF:
En su momento pregunté si alguno tuvo algo que ver en mi liberación. Les pregunté eso para saber si fueron ellos o hay alguien más en contra de los ninjas lo que de momento parece ser de nuestro lado (14 de marzo de 2011 19:01)

También le susurré a Tamer sobre el asunto de Eliseo (14 de marzo de 2011 13:14) y por último pregunté por el walkie a los que se quedaron a fuera a medio camino (14 de marzo de 2011 23:53)

ON:
Vuelvo a coger el walkie y les digo a mis compis que hemos encontrado a MJ y describo su situación. También les pregunto si creen que será peligroso salir, pues mi intención es llevarmelo a nuestra base.

Supngo que ya me he enterado que Eliseo está despierto. Hablo con Virginia por el walkie -Dile que no se preocupe, que a nosotros, a los que capturaron, por menos recibíamos una descarga. Que somos gente pacífica y que lo que queremos es dialogar, pero esta vez sin mentiras.-

Dlobo dijo...

(FERNANDO)
Mientras que no haya novedades, sigo haciendo los tapones, los ejercicios de reavilitación y cualquier otra cosa que pueda hacer tumbado en la cama.

Vórtice Marxista dijo...

Las cosas siguen en calma. Eliseo dando la brasa, Fernando haciendo tapones de cera (no me pregunten si está usando excreciones de su propio cuerpo, porque no lo sé), Tamer, Ludio y Damián charlando amigablemente con los alemanes y los Niños Perdidos. Javier y Alma tratando de abrir la escotilla...



Día 64



Y la escotilla cede. Ya habéis conseguido desmontar una de las bisagras y al descolocarla, la escotilla emite un pequeño bufido. El búnker ya no es estanco.



Eliseo consiente en quedarse quieto y calladito y en que le ayuden con su pequeño caso de afasia. Pero insiste en decirle a su segundo de abordo, vía frigorifico, que está bien y que no hagan nada de momento. Dice que es importante. Quiere saber cuánto tiempo lleva dormido, para calcular si sus hombres ya están llevando a cabo el plan de emergencia. Si es así la cosa se va a poner fea para todos, añade, por encima de todo está la seguridad de La Isla.


Buenos Días, Isla.

Vórtice Marxista dijo...

OFF ROL. Disculpad la demora en la actualización de hoy, pero estoy en La Isla (San Fernando) comprándome mi traje de novio. :)

ON ROL:

Ludio, disculpa, los niños afirman no haber estado nunca en el campamento ninja. Aunque Wendy parece no querer hablar mucho de ese lugar. En cuanto a lo que le has dicho a Tamer... quizá no lo oyó porque estaba adiestrando animales. Pero le toca a él contestar.

_ALMA_ dijo...

OFF: Os vais a casar por la iglesia? Sois ateos no?? Curiosidad xDD

On: Les propongo a los demás que se encierren en la sala de los heridos, en la despensa, en otras habitaciones y tapen ranuras, que voy a bajar, con un traje de los que sobraron, a ver si el aire es respirable, a ver donde lleva el conducto y que me llevo un walkie.
Me pongo el traje, llevo mochila con el kit "de todo un poco", el walkie, y el machete. Espero junto a la trampilla a que todos estén a salvo y me preparo para bajar.

Virginia dijo...

Me pongo a hablar con Eliseo, haciendo ejercicios para tratar la afasia: le señalo objetos y le pido que me diga cómo se llaman; si se equivoca le corrijo en un tono amable pero no condescendiente. Trabajo con el una media hora y le dejo descansar. Le digo que no sé exactamente cuánto tiempo lleva inconsciente, que de eso se encarga Ángela (sí, qué pasa, estoy escurriendo el bulto).

Me asomo a la escotilla y le pregunto a Alma si necesita ayuda, o si quiere compañía en las profundidades del bunker ^^

Virginia dijo...

OFF: nos casamos por lo civil, nena ;) Que si me llevo a Vórtice a una Iglesia, seguro que sufre un caso de combustión espontánea ^^

_ALMA_ dijo...

OFF: Ya decía yo xDD

On: Pues nada, aquí esperando a ver si bajo o no bajo xD
- Virginia, prefiero que te quedes aquí, por si acaso, no vaya a ser que si haya toxinas y ya serían dos bajas, además, creo que tu trabajo con Eliseo es clave.-digo mientras me acerco a la trampilla - vete con los demás y sellad con toallas húmedas las ranuras de las puertas, te mantendré informada con el walkie.

Me pongo a atar cuerdas entre si para hacer una muy larga, me servirá para marcar el camino de vuelta e indicar el camino que he seguido si necesito ayuda, cuando todos están a salvo abro la trampilla, entro y cierro rápidamente.

Off: Buenas noches! A ver que me depara el futuro mañana!

Donser dijo...

(TAMER)
-Nos ocuparemos de Eliseo, Ludio, en cuanto lleguemos.
Añado en tono ominoso.
Será mejor que nos pongamos manos a la obra y volvamos al búnker.

Las heridas me duelen y eso no mejora mi humor. Espero la respuesta de los niños perdidos para seguir el plan y ponernos en marcha.

Vórtice Marxista dijo...

Virginia comienza a intentar ayudar a Eliseo con su problema de afasia. Alma y Javier consiguen abrir la escotilla que había bajo el dormitorio del búnker y, pertrechados con trajes de seguridad, cuerda y linternas, se disponen a bajar al interior de la misma. Tamer, Ludio y Damián creen que no existe ninguna neurotoxina y quieren volver de inmediato al refugio de Steve, con la compañía de los Niños Perdidos si estos acceden.

Día 65

Amanece en La Isla.

Muy temprano, sin apenas probar su desayuno, como los niños nerviosos antes de una excursión, Alma y Javier se embuten en sus trajes (ellos y todo el que, estando en el refugio, decida acompañarlos), se preparan con una cuerda muy larga para ir dejando atrás un rastro por el que retornar, un pequeño kit médico, linternas y provisiones. Y antes de que a nadie pueda ocurrírsele decirles que es una locura bajar ahí, ambos comienzan a descender por la escalera metálica que hay en la pared, junto a la entrada de la escotilla.

Todo el mundo se ha refugiado en la sala dormitorio, junto con los enfermos y heridos, y han sellado de la manera que han podido, todas las posibles ranuras por las que pudiese entrar la malvada toxina. Eliseo, viendo el espectáculo, no puede menos que sorprenderse:

-Me vais a perdonar, pero… ¿se puede saber qué quelonios estáis haciendo? Si peligra mi integridad física más os vale que vayáis decantando. Si me ocurre algo…

Los Niños Perdidos no han oído hablar jamás de la neurotoxinas, pero les parece que la situación es francamente grave si eso, que parece (según las explicaciones de Tamer) un resfriado muy fuerte, muy contagioso, que se cuela por cualquier rendija, transportado por el aire y que hace que se te caiga la piel y los ojos, es capaz de entrar en Nuncajamás. Ralph y Hans deciden declinar la oferta, ellos dicen que estarán bien en su propio búnker. Es más íntimo.

Swi, y el desfallecido grupo que quedó en el exterior, llegan después del desayuno al bunker de Steve. Y necesitan comer, beber y dormir.

El ordenador pita:

>AHORA SÍ QUE LOS HABÉIS CABREADO. HABÉIS JODIDO EL SISTEMA DE EXPULSIÓN DE L NEUROTOXINA. PERO, POR FAVOR, OS LO RECOMIENDO, DEJAD DE JUGAR CON LA LUZ. PUEDE SER PELIGROSO.

Javier y Alma, como en una novela de Julio Verne, se adentran verticalmente hacia lo desconocido y lo primero que observan, atónitos, es que no se ve el suelo en el túnel cilíndrico a través del cual están descendiendo.

Buenos Días, Isla.

Donser dijo...

(TAMER)
Pues en marcha. Camino para el bunker al trotecillo cochinero. Observo si se escucha al coñazo de los pájaros tropicales, si hay rastros recientes de animales etc. Para determinar el alcance de la neurotoxina si ha sido liberada o no, de manera concreta.
Esta vez un poco más relajados en el paso, pero atentos con las armas al perímetro, creando sectores de vigilancia.

Ludio dijo...

OFF: ME volvió la conexión, YUJU!!!.

ON: -Vayamos pues- Estoy como loco por llegar, aver qué tal están los demás y sobretodo a ver qué nos puede contar Eliseo.

Vórtice Marxista dijo...

Tamer, Ludio, Damián, los pajarillos cantan, los pequeñor roedores roen, los animales del bosque practican el tiro... todo parece NORMAL.

Dlobo dijo...

(FERNANDO)
No no uso nada que sea de mi origen orgánico XDDD. Los hago con los materiales que tengamos a mano.

(OFF: no creo que nadie salga ardiendo por entrar en una iglesia ^^, pero os acompañaremos allá donde vayais ^^)

_ALMA_ dijo...

- Javier, esto es muuuy largo... enciende la linterna y procura no caerte...- enciendo la mía con cuidado, voy bajando probando el peso en el siguiente "escalón" antes de avanzar, por si cediera - quizá debíamos habernos atado el uno al otro, podría salvarnos o matarnos a los dos, ten mucho cuidado al bajar, estos "escalones" son viejos, y nuestros trajes voluminosos.

- Aquí Alma - digo al walkie - estamos bajando, parece que no termina nunca, y está muy oscuro. Cómo estais Virginia? Swi? Alguna novedad? Nosotros nos estamos adentrando en las tripas de Steve... - por si nos escuchan.
Espero respuestas y después cambio un momento a los otros canales para ver si escuchamos algo.

A continuación, seguimos bajando.

Vórtice Marxista dijo...

Alma y Javier se han adentrado en las profundidades bajo el refugio de Steve. La escalera por la que están bajando, la que comunica, escotilla mediante, con el refugio, parece no tener fin. Tamer, Ludio y Damián han recogido a Swi y los demás y están de camino al refugio. Eliseo está siendo ayudado con los problemas derivados de su coma.

Día 66

Ludio y los demás llegan al refugio de Steve a la hora de desayunar y son informados de todas las novedades. Entre otras cosas, son puestos al día del estado de Eliseo, de la “aventura” de Javier y Alma a las profundidades y de que el “amigo” del ordenador dice que los ninjas creen que son ellos (los supervivientes) los que están haciendo que se vaya la luz; que el último corte de luz, de algún modo, ha arruinado el lanzamiento de la neurotoxina, que nunca llegó a ser expelida.

Cuando Eliseo ve a Tamer se le cambia la cara.

-Eh… abrigo, antes de que digas nalgas he de recordarte que fueron los tuyos los que pidieron tu cadáver.

Grojniak y Claude reemprenden la tarea de desentrañar los secretos del ordenador ahora que ha vuelto la luz y Miguel pregunta si sería o no una buena idea poner la puerta del refugio en modo manual para evitar encerronas cada vez que se vaya la corriente.

-Increíble- musita Steve-, sesenta años aquí y no ha habido nunca un problema con la luz y llegáis vosotros y hay dos señores apagones en toda la isla.

Javier y Alma llegan al final de la escalera. Han descendido hasta una especie de sala circular, de paredes metálicas, con una puerta blindada con ojo de buey y cerradura de combinación. No parece poder abrirse manualmente. Al menos a simple vista. Al otro lado del ojo de buey tan solo hay oscuridad.

Buenos Días, Isla.

Dhyrxios dijo...

(Javier)
-Bien Alma,me haría falta de que me alumbres con la linterna.Abrir esto es relativamente sencillo,el sistema este de apertura es de seguridad y es hay donde anda su punto débil por que esta puerta también se abre cuando hay un fallo eléctrico o por si ocurre un incendio dentro del bunker.Así que se abre el teclado buscamos el cable de corriente y creamos un corto con el neutro.

Mientras se lo explico ha Alma lo voy haciendo.

-Hay que estar atentos no sabemos lo que hay detrás y seguramente también habrá detectores de movimiento.

Donser dijo...

(TAMER)
Me acerco, cerniéndome ominosamente, destilando violencia, a Eliseo. Me siento cerca de él.
-Da igual. No te preocupes. Vas a morir, asúmelo. La muerte llega, traidor. ¿Has soñado con tu mujer muerta, Eliseo? ¡Ludio! Preparame una batería o un acceso a la electricidad y dos pinzas. O agujas. Voy a tener una charla íntima con él. llévaos a los niños, no estaría bonito que vieran esto...
Quizás lo torture, quizás no. No estoy para bromas.
-Eliseo, dime, por qué? ¿Qué queréis de nosotros? ¿Qué escondéis? ¿Por qué ha muerto tu mujer? Y más te vale ser coherente. mi paciencia no me permite escuchar sandeces...

Vórtice Marxista dijo...

-Todas las preguntas tienen una remesa, Tamer, pero no quieras saberlo todo. Hay cosas que es mejor que sigan siendo un misterio si no se está preparado para conocerlas. Mi mujer murió porque alguno de tus fontaneros le disparó, y eso estuvo mal. Pero, ¿sabes? No me da miedo la muerte y tampoco la tortura. Deberías saberlo antes de convertirte en el Doctor Merengue. Sobre todo porque así lo único que vas a conseguir es que la niñita vegetariana y alguno que otro más se nos espante, se ponga en tu contra y te llame monstruo. Porque por mi parte no va a funcionarte. Estoy adiezmado para estas situaciones. Igual que tú- y te guiña un ojo-. Si realmente quieres saber cosas, desátame y vayamos a un sitio donde tengamos intimidad. Aún tenemos una cereza pendiente. ¿Qué crees que voy a hacer? ¿Matarte con mi afasia?

Donser dijo...

(TAMER)
-en mann skal ikke så mye som det kunne lære hans skjebne -recuerdo. Son palabras antiguas-. Déjate de exigencias Eliseo, y responde ¿por y para qué estáis aquí? Y en cuanto a lo que opinen de los demás, me da igual. Si se ponen contra mi, me iré o ya veré que hago. -y le susurro con el mismo tono dedicado a los chetniks antes de matarlos-. Por suerte no saben quién soy ni lo que he hecho. Y tú tampoco, pero créeme, no quieres saberlo. No soy un buen hombre. Sólo un Einrenjhar que aun no ha muerto... No me des motivos. Dame respuestas.

Dlobo dijo...

(FERNANDO)
No digo nada pero intento no perder nada de la conversación entre Eliseo y Tamer.

Ludio dijo...

Busco una habitación a ser posible que esté insonorizada para que Tamer y Eliseo puedan tener más intimidad. Después me acerco a ellos. -Somos gente civilizada, al menos lo que se puede llegar a ser en este mundo. Es posible que Tamer te tenga un poco de rencor, así que me parece buen momento para que te reconcilies mediante una charla- Y tú Tamer, no olvides que hay gente que le importa un carajo lo que está pasando aquí y que su prioridad es poder salir de este sito. Otra cosa, llévate un walkie y a ver si puedes hacer que le diga a su gente que no somos los responsables de los apagones, que no tenemos ni idea, ya que nunca han tratado de comunicarse con nosotros, sólo hemos recibido hostilidades por su parte. Y que la presión nunca es buena para la resolución de problemas.-

Después de esto me acerco a Grojniak y a Claude -A ver si podeis comunicaros con quien sea que esté detrás del ordenador,... O averiguar su localización mediante la IP, jejeje- Bromeo para quitarle tensión al asunto. Les recuerdo además que pueden usar mi portatil que es algo más moderno que el que tienen en frente.

Donser dijo...

(TAMER)
-Me parece de lo más acertado -le digo a Ludio con una sonrisa lobuna. Me giro a Eliseo-. MIra, nos quieren dar una suite a tí y a mi. Así te podré poner los pavos a la sombra sin molestar a nadie. Juas.
Dicho lo cual, dejo a Eliseo, busco unas cuantas herramientas con mal aspecto(llaves de fontanero, taladros, martillos, un puñado de clavos, esas cosas, y las echo en una bolsa, macuto, pedazo de tela).

Vórtice Marxista dijo...

La despensa puede ser un buen sitio. Todas las habitaciones están insonorizadas. Ya depende de qué queráis que Eliseo vea del refugio de Steve.

Vórtice Marxista dijo...

Alma y Javier se han topado con una puerta con combinación de seguridad en las profundidades. Calculan que han descendido unos cien metros en vertical. Javier decide probar a cortocircuitar el sistema para ver si la puerta se abre. Mientras, en el refugio de Steve, Ludio y Tamer buscan un lugar “íntimo” donde Tamer pueda interrogar a Eliseo.

Día 67

-Podéis usar la habitación del fondo. Si el par de tortolitos ha terminado de rewolswaguen- dice Eliseo refiriéndose al dormitorio de Steve donde Alma y Javier entraron hace muchas horas y del que aún no han salido-. De todos mocos sé que no harán falta todas esas herramientas. La única duda que me queda es si realmente quieres saber las cosas que vas a preguntar.

Ludio venda los ojos a Eliseo y es conducido a la despensa, a una pequeña cámara frigorífica cuya única apertura es desde el exterior. Como medida de seguridad comprueban antes que el sistema tiene una apertura manual, no fuera a ser que hubiese otro apagón y se quedarán los dos a lo Walt Disney.

Tras muchos intentos, Javier, bajo el refugio, consigue abrir el panel de la puerta y cortocircuitar el sistema. Alma y él se quedan rígidos, esperando que ocurra lo inevitable: una alarma de intrusos o un sistema de seguridad activándose. Pero no ocurre nada. Y la puerta se abre, deslizándose hacia un lateral.

Al otro lado de la puerta hay una sala de monitores. Debe haber unos doscientos monitores y cada uno de ellos representa una cámara en La Isla. Incluso tienen acceso a algunas escenas del interior del refugio de Steve, como el dormitorio, la sala principal y la puerta de la cámara frigorífica, y escenas del campamento ninja: literas, salas de entrenamiento, etc…

Al otro extremo de la habitación vuelve a haber una puerta de combinación.

Sobre una de las mesas de trabajo, frente a un monitor que muestra la entrada por la que acaban de pasar, hay una taza de café aún humeante y a medias.

Buenos Días, Isla.

Virginia dijo...

Cojo a los niños perdidos y me los llevo aparte.

- Voy a acompañar a Ludio y a Tamer. Tenemos que hablar con un tipo. Por favor, os pido que os quedéis aquí, y que no toquéis nada. Vendré cada diez minutos a ver cómo estáis, ¿ok? Y si necesitais algo, por supuesto.- me acerco a Tarzán - podéis confiar en nosotros, de verdad. Sólo queremos que todos estén bien.

_ALMA_ dijo...

- Hola? Venimos en son de paz! Somos los vecinos de arriba, no te escondas, hemos visto tu café, aún está calentito... Eres nuestro amigo online? Hola?? - me pongo espalda con espalda con Javier para recorrer el sitio - me voy a quitar el traje, no se puede tomar cafelito si las neurotoxinas te están matando... - me lo quito, ayudo a Javier con el suyo, los plegamos y guardamos en la mochila de cada uno - un poco mejor, ya estamos presentables, puedes salir?? - miro a Javier - o está escondido o se fue por esa puerta, aunque creo que sigue aquí... - busco señales de vida reciente aparte del café, miro las cámaras para ver si me entero de algo nuevo, busco un PC con el simbolito parpadeante que espera que alguien escriba.

Dlobo dijo...

(FERNANDO)
Ahora que tame y Eliseo están "ocupados" intento charlar con algunos de los niños, sobre todo de los arcos y las flechas que he hecho, de como han sobrevivido, de las habilidades que me pueden enseñar (para que vean que los tratamos con respeto)

Vórtice Marxista dijo...

Tamer se ha encerrado con Eliseo dentro de la cámara frigorífica, con Ludio y Virginia en la puerta pendientes de lo que pueda suceder. Fernando charla amigablemente con los Niños Perdidos mientras, en las profundidades, Javier y Alma han descubierto un cuarto de vigilancia en el que han dejado una taza de café a medio beber y aún humeante.

Día 68

La charla de Tamer dentro de la cámara frigorífica se está llevando a cabo en un tono bastante bajo y apenas llegan ruidos del interior. Esperabais gritos de dolor y cosas así, pero parece que la cosa se está llevando con relativa tranquilidad.

Se os pasa fugazmente por la cabeza la insinuación de Eliseo de que al explicarse quizá Tamer se hiciese de los suyos.

Alma descubre un pequeño frigorífico que había pasado desapercibido en la primera inspección. En él hay cervezas y un sandwich de atún a medio comer, además de varios yogurts sin marca y un bote de ketchup.

No hay rastro de vida en la habitación.

Virginia dijo...

- Estoy preocupada. Lleva ahí un buen rato... - le digo a Ludio - quizás deberíamos llamar a la puerta y preguntar cómo va todo. Por si necesita suturas o algo así. Digo yo.

Ludio dijo...

-Voy a coger algo de comer y entramos como si fuéramos un servicio de habitaciones, por ejemplo,...- Le sugiero a Virginia.

_ALMA_ dijo...

Miro las cámaras para ver si me entero de algo nuevo, busco un PC con el simbolito parpadeante que espera que alguien escriba. Busco documentos, cintas, libros, informes, una libreta o bloc a la que le doy con un lápiz para ver si había algo escrito en la página anterior.
Luego apunto los puntos exactos donde están las cámaras en el mapa que hemos ido completando.
- Se te ocurre algo más que hacer aquí antes de intentar abrir tb la siguiente puerta? - le pregunto a Javier - yo voy a informar lo que tenemos por ahora.

Pillo el walkie:

- Estamos bien, se está agustito dentro de Steve, mucha tecnología, un café humeante, pero nada de parásitos, parece que han salido corriendo, aquí no hay infección. Os vemos. Que está pasando en la nevera?

Miro atentamente las cámaras de los ninjas mientras espero respuesta de Virginia y Ludio y de Javier.

Dlobo dijo...

(FERNANDO)
Buenas tardes isla XD

-No os lo he dicho antes, pero me llamo Fernando, mucho gusto en conoceros. Supongo que después de las presentaciones tendreis muchas preguntas. Intentaré responder algunas.- y me quedo esperando a ver que dicen los niños.