viernes, 9 de noviembre de 2007

palabras más, palabras menos

Llego a casa, he cerrado el bar medio temprano hoy y no hay gota de alcohol en mi cuerpo, en huelga de bebercio tras la enorme ingesta de la noche anterior, y me encuentro una nota en el tablón de anuncios de mi edificio que reza lo siguiente:

LA PUERTA DE LA AZOTEA ESTÁ DESTROZADA A PATADAS

SE ARREGLARÁ LO ANTES POSIBLE

GRACIAS

No puedo con estas cosas, lo siento, así que saco un bolígrafo y escribo algo sobre la nota, dejándola tal que así:


LA PUERTA DE LA AZOTEA ESTÁ DESTROZADA A PATADAS
¿¿¿CÓMO SABEN QUE HA SIDO A PATADAS???
SE ARREGLARÁ LO ANTES POSIBLE

GRACIAS


2 comentarios:

Swi dijo...

Yo tampoco veo la tele, pero igual sabes de oídas como yo que los tipos esos de CSI lo averiguan todo.

Ahora te digo, si la parte rota de la puerta es arriba, a unos dos metros de alto, a saber quén le ha dado las patadas ahí.

A. J. (desde la azotea de un bar de striptease) dijo...

Eh, que cosas más raras se han visto. Por ejemplo, la huella de un zapato del número 46 (según valoración general) estampada en un techo a casi tres metros del suelo.


Tal y como se lo cuento, oiga.